Se encuentra usted aquí

El merengue no ha muerto

El cantante dominicano Gabriel está haciendo una cruzada por el mundo para demostrar que el merengue no ha muerto.
Por
Alfred Lord

El nuevo álbum del cantautor dominicano Gabriel se llama Contracorriente. Sus sonidos son frescos y combinan el género tropical y urbano. Uno podría pensar que con el ascenso del reggaetón, el merengue quedó sepultado, pero él es la renovación de lo que hizo en los 90 una banda como Proyecto Uno.

La placa que está estrenando contiene trece canciones, compuestas por el mismo Gabriel en colaboraciones especiales con otros merengueros clásicos como los Ilegales y unos capos de la fiesta centroamericana como Mozart La Para. Fue grabado en Santo Domingo, RD, Nueva York, Miami y Los Ángeles.

Su primer sencillo Pa’ Nosotros Dos alcanzó el primer lugar de popularidad en la radio en República Dominicana y ya se escucha en Colombia.

En plena gira promocional por Latinoamérica aterrizó en Colombia y le preguntamos si se avecina una resurrección del merengue.

Por Alfred Lord // @AlfredLord

Fotos: Daniel Álvarez // @daniel.alvarez9

¿Cómo trabajó en el proceso creativo del álbum?

Contracorriente fue todo un proceso. El concepto musical de lo que sería Gabriel ya estaba decidido, mi carta de presentación para mostrarle al mundo fuera de República Dominicana, me tomó un periodo de transición. En el 2014 me encontré en una búsqueda interna y dije ‘esto es lo que quiero representar y salir de la isla con una técnica fresca’, algo totalmente distinto a lo que ha salido.

Hice esta combinación de base merengue fusionado con detalles anglo y urbano, un sonido tropical fusión; es un álbum que tiene un balance, es súper bailable, fresco; música con concepto y contenido. Cada canción marca una historia o una etapa totalmente diferente en mi vida, tiene cosas clásicas fusionadas con algo moderno que es lo que crea el nuevo sonido.

_dea9198.jpg

¿Cuál es la línea que divide el merengue del género urbano?

Yo creo que eso depende del contexto en el que se defina lo urbano, porque el género abarca demasiado. No es solamente reggaetón, dembow o trap lo que se consume urbanamente, hoy se ha querido cerrar la definición en uno solo y es la combinación de muchas cosas. Cuando se decían música urbana hace 20 años, era la música que se tocaba en barrios bajos con tambores, con soca, pero al final son ramas distintas. Yo tomo elementos de lo que la generación de hoy conoce como música urbana y lo fusiono con música tropical.  De esta forma lo que añado a esta técnica te hace sentir que estas escuchando algo nuevo.

¿En qué lugar se encuentra el merengue en este momento en el mundo?

Yo considero que está en un periodo de recesión, no por falta del merengue en sí, sino por la falta de nuevas caras, de nuevos exponentes, nuevas generaciones. La música urbana en general todos los días a lanza un artista nuevo y esa constancia de nuevos talentos es la que tiene ese género vigente y le quita protagonismo a la música tropical, que un día tuvo su periodo de gloria.

Yo vengo contra la corriente del mercado a tratar de, literalmente, abrir a mi generación espacio con la música tropical; a querer demostrar con hechos que la música tropical no ha muerto y el merengue está falto de propuestas y de caras nuevas. Todo el mundo tiene sus momentos para escuchar música, que al final lo haces dependiendo de cómo te sientas, donde estés, cuál sea el motivo por el que estás celebrando o quizá no, la música es universal no importa el género o el estilo, siempre y cuando tenga contenido y logre tocar y conectar con la gente.

_dea9181_0.jpg

¿Cuál es la ventaja de ir en contracorriente?

Tiene un pro: tengo la carretera vacía. No hay absolutamente nadie fijándose hacia donde estoy disparando yo, tengo fe de que el mercado es transitorio. Todo es un ciclo y todo depende de cómo nos podamos mantener, la ventaja es que tengo todo el terreno por conquistar en Latinoamérica.

Lo más difícil es convencer a las personas que manejan el mercado que sí funciona y la mejor forma es demostrarlo es con hechos, cuando la música sola mueve masas se le encuentra el sentido.

Yo estoy cien por ciento decidido a lograr mi meta, a llevar el género tropical al mundo cueste lo que me cueste, al final me sentiría satisfecho de escuchar decir que soy el isleño loco que un día dijo que iba llevar el merengue al mundo.

Pa´ nosotros dos es el sencillo que está promocionando en Latinoamérica ¿Cuál cree que es el éxito de esta canción?

Pa nosotros dos es una canción que ya ha sido probada en diferentes mercados, ha logrado top ten en Billboard y número 1 por 27 semanas en República Dominicana, en Ecuador, Venezuela… ha pasado la prueba de fuego.  Ha sido clave para mí tener un equipo de trabajo que está dispuesto a hacer lo que sea, y lograr que todo se alinee con la música.

No hay duda que es un trabajo arduo ¿Cuál es la estrategia que tiene para lograr que el merengue esté en los ojos del mundo?

Pienso que hay que ser agresivo, no soltar los mercados, es más una búsqueda constante para poder colarme en esta batalla de la industria musical.

En los últimos 20 años no ha nacido en República Dominicana una nueva figura del merengue, todos son urbanos de hecho, todos son colegas míos, pero el único que estaba apostando al merengue soy yo. Hace tres años me decían que estaba loco que el merengue había muerto que debería hacer reggaetón.

No ha sido fácil porque me he encontrado con muchos bloqueos, puertas cerradas, pero cuando realmente hay pasión y un propósito claro todo en la música se puede lograr.