Se encuentra usted aquí

Juan Luis Guerra, el Rey del Merengue, en palabras de Vicente García

“Trabajar y girar por el mundo con Juan Luis me cambió la manera de hacer música”
Por
Redacción Shock

Para mi Juan Luis Guerra ha sido mi mayor influencia en la música y el que me lleva a hacer la música que hago sobre todo porque busca enaltecer la música de mi país, de la República Dominicana. Siento que hace música por vocación, porque lo siente así y porque tiene algo por decir.

Por: Vicente García
Foto principal: Tomada en Santo Domingo en 1990. Hace parte del archivo personal de Vicente García

En ese sentido mi carrera la he visto desde la misma forma que él y me siento feliz de poder estar al lado de él de cierta manera. Yo creo que la música de Juan Luis toca una fibra importante en el latino porque trata de fusionar la música que nos pertenece, pero también trata historias con las que uno se puede identificar. Varias generaciones pueden decir que las canciones de Juan Luis es el soundtrack de sus cumpleaños y sus celebraciones. Es un recuerdo que está atado a algo muy bonito; a amigos cercanos, la familia, el barrio y el país.

Yo realmente he visto en vivo a Juan Luis más de 60 o 70 veces y nunca deja de causarme una sensación bonita de sentirme parte de algo como músico y dominicano. La puesta en escena de Juan Luis es muy fuerte y tiene que ver con la parte de los arreglos, del estudio, de la composición hasta los músicos porque son más de 15 en tarima. Siento que la gente se identifica mucho con él porque el sonido del en vivo es muy fiel al que suena en los discos compactos.

Siempre quería grabar alguna canción con Juan Luis, pero precisamente el hecho de tenerlo tan cerca, de que la gente dice que es mi padrino musical o que apoya mi carrera hizo que esta colaboración se tardara. Yo quería encontrar el momento perfecto y que no se sintiera como si existiera una rosca ahí. En mi nuevo disco decidí trabajar con merengue como parte de una evolución natural que traigo desde Melodrama, luego A La Mar y ahora este tercer disco sentía que lo natural era hacer merengue, porque ya había hecho todo lo que identifica la música dominicana, sin embargo, no había hecho el ritmo más importante de nuestro país. Con eso en mente encontré la excusa perfecta para que él grabara la canción Loma de Cayenas y afortunadamente me dijo que sí.

A pesar de que no había grabado una canción con él, Juan Luis siempre ha estado en mis procesos de grabación y mezcla y ya conoce más o menos nuestra forma de trabajar. Realmente es muy pocas las veces que no estamos no en desacuerdo, sino que nos gustan dos cosas distintas. Todas las ideas que él trae a mí me encantan, me acuerdo bien que cuando grabó las guitarras de Loma de Cayenas el sonido empezó a llevarme a toques de mis discos favoritos de él. Lo más impactante para mí fue escuchar a Juan Luis grabar las voces, porque justo en ese momento se vino a mi mente todos los recuerdos de la infancia que tuve con la música de él.

El primer aprendizaje que tuve de Juan Luis fue ver cómo el lleva su vida de artista y de cantante. Ver la humildad con la que abraza a las personas de su equipo, ver cómo lleva el mundo del espectáculo y cómo no se deja nublar la mente por ciertas cosas. El segundo fue empezar a amar la cultura de la República Dominicana y a partir de eso enamorarme de todos los sonidos de América Latina. La tercera cosa que le aprendí fue investigar la música, ver dónde nació la música caribeña y de nuestro continente, eso se ve muy reflejado ahora en mi música, sobre todo en el disco pasado A La Mar.

Invito a los lectores de Shock a escuchar Loma de Cayenas mi nueva canción junto a Juan Luis Guerra, es un merengue tradicional con toques de música africana y espero que la disfruten mucho.

Vea también: Shock Sessions presenta: Mi Balcón - Vicente García & Macaco

 

 

Temas relacionados: