Se encuentra usted aquí

“Penchy” Castro: vallenato con todo el sabor hecho en Bogotá.

Hablamos con Penchy Castro
Penchy Castro
Penchy Castro
Por
Jenny Cifuentes

En 2010 la radio tropical bogotana rotaba el vallenato Las Mariposas. El responsable del hit era “Penchy” Castro, quien al lado de su acordeonero Luis Carlos Farfán presentaba en ese entonces su disco El Vallenato de Moda. Castro, cantante oriundo de Valledupar había debutado con el álbum Vine a conquistar (2001) al lado del acordeonero Rey Vallenato Álvaro Meza, con quien también grabó el disco Siempre contigo (2003).  Por este tiempo el artista ofrece su nueva canción: Traviesa. Hablamos con él.

Por: Jenny Cifuentes // @jenny_cifu

...

Usted ha desarrollado su carrera en Bogotá, capturando mucho público al interior del país, más que en el Caribe

Sí, como vivo en Bogotá, uno tiene que fortalecerse donde habita, y me he concentrado en eso. Creo que en la capital hay una posibilidad más grande de trabajo. Allí están los medios masivos nacionales, y es más fácil para nosotros los artistas  mostrar nuestras canciones, por transporte, por difusión.  En Bogotá hay variedad de culturas y uno le puede llegar a mucha gente de diferentes regiones. Soy un artista vallenato hecho por la gente de Bogotá, por la audiencia del interior y siempre he vivido agradecido por su respaldo.

¿Qué figuras lo motivaron a ser cantante?

Mi maestro siempre fue Jorge Oñate, lo admiraba mucho y fue la persona a la que siempre quise seguir. El estilo a seguir en esta carrera, me lo dieron Oñate, Diomedes, Poncho.  Son de los que yo me agarro para seguir luchando por la música vallenata. Incluso, he versionado clásicos que interpretaron esos artistas insignes que me dieron el norte, grabé Simulación, éxito de Diomedes Díaz y Por jugar al amor que grabaron Los Betos en los ochenta. 

Háblenos sobre Traviesa

La canción la compuso Iván Calderón (director de la agrupación Los Gigantes, donde canta su hijo Daniel Calderón), quien ha sido mi productor durante años. Un día me la mostró y me quedó sonando tanto que me soñé con ella. Se me pegó muchísimo el coro y decidí grabarla. Hicimos el video acorde con el tema, por eso rodamos en Barranquilla en el hotel El Prado.  El colorido y las locaciones se prestaron bastante para recrear lo que dice la canción.

¿Traviesa va a ser parte de un nuevo disco?

Como el mercado musical ha cambiado bastante, y hoy se publican más que todo canciones, voy a continuar con esa dinámica. Quizá empiece a hacer un álbum en marzo o abril del otro año.

 

Algunos artistas vallenatos apelan a saludos pagos en sus canciones ¿usted lo hace?

No, yo saludo puros amigos.  Nunca saludo por plata. Saludo por cariño, y soy enemigo de meter muchos saludos en las canciones.  Me gusta que el público escuche la canción sin saturarla de menciones.

 

¿Cómo percibe el estado del vallenato hoy?

Pienso que el vallenato cumple ciclos normales. Hay tiempos en los que suena muchísimo en la radio, otros que baja un poco, pero siempre los artistas están trabajando, produciendo material.  No hay que desconocer que hay géneros entrando fuerte,  pero los músicos vallenatos siempre seguimos ahí. Llenando plazas y sonando. Es un género muy arraigado a la gente. El vallenato como dice Carlos Vives en su canción: “está tan anclado como el sombrero de Alejo”.  

¿Cómo ve la nueva generación del vallenato? Esos jóvenes que vienen después de gente como Silvestre Dangond o Peter Manjarrés

Hay artistas jóvenes muy buenos que vienen creciendo, por ejemplo Karen Lizarazo. Pienso que ella puede hacer algo bien interesante con la música en un futuro. Los artistas jóvenes tienen que ser persistentes, porque no solamente somos nosotros los que grabamos vallenato, hay miles que quieren llegar a la capital a Cali, Medellín, Barranquilla y la competencia cada día se cierra más.

Una premisa en la que creo y que me parece básica para que un artista joven triunfe es que uno debe ser artista vallenato porque le guste el género, no porque le guste la plata. A mí me gusta la música, y después viene lo demás.

Hace poco hubo una polémica que desencadenó Jorge Oñate cuando dijo: “si un reggaetonero me llama pa´ cantar vallenato con reggaetón, le pego en la frente una trompada y lo privo”. En el Festival Vallenato, Carlos Vives preguntaba al público si no sería interesante juntar a J Balvin con Jorge Oñate.  ¿Qué piensa sobre esas uniones de vallenato con reggaetón que suenan?

Yo no estoy contra las fusiones, creo que la música es universal, y cada quien puede armar su estilo. Pero mi sueño en ese aspecto es que por ejemplo un artista de reggaetón te cante un vallenato. Que la invitación sea a que interpreten vallenato, a que se le midan a esas canciones que tienen nuestras raíces como El Amor Amor, por citar alguna.  Es más, estoy buscando uno de esos artistas nuevos para que cante conmigo Traviesa. Ya yo ponerme a cantar reggaetón, pues…hasta lo haría, pero no sé si lo haría bien o mal.

¿Usted cree que el vallenato necesita ser transformado y ser grabado aliado con otros géneros para poder figurar fuera del país?

No, no creo. Hace muchos años Rafael Orozco e Israel Romero con El Binomio de Oro tocaron en el Madison Square Garden de Nueva York. Rafa además, era un ídolo en Venezuela. Alfredo Gutiérrez fue de los precursores llevando el vallenato a otros países. Y era vallenato. En estos momentos un caso para exaltar es Jorge Celedón, llenando conciertos en toda Centroamérica, en ciudades de Estados Unidos y Europa. Y él canta su vallenato.

¿Recuerda cómo fue su primer concierto?

El primer show que di fue en Bogotá, en 2001,  con el salsero Rey Ruiz (el de Mi media mitad, No me acostumbro). Me acompañaba el acordeón de Álvaro Meza, Rey Vallenato de ese año.   Nunca se me olvida porque ese día cometí la novatada de ponerme a pelear con el sonido, y Rey Ruiz - ya muy versado y reconocido- me dijo: “no compadre, eso baile o haga otra cosa, pero nunca haga mala cara en tarima”. 

Nivel de parranda

Muy bajo. Casi no soy de alcohol ni de estar emparrandado.  Soy muy casero, pero cuando  me emparrando me gusta mucho escuchar Jorge Oñate, Diomedes Díaz, Poncho Zuleta, Iván Villazón.

Próximos conciertos

El 12 de mayo en Cúcuta. El 13 en Bogotá en la tarde y en la noche en Villeta en un show junto a Los Tigres del Norte.

 

4 canciones para emparrandarse con Penchy Castro

Las Mariposas

Es mi canción más reconocida.  Se metió en los corazones de la gente sobre todo en Bogotá. Es la infaltable en los conciertos, el público no me perdonaría si no la canto. Fue compuesta por Iván Calderón.

La Antojada

Un tema jocoso, para bailar,  que compusimos Nelson Carlos Vicente y yo, que se lanzó a fines del año anterior, con video dirigido por William Gahona.  Como su carácter es humorístico, y se hizo para que la gente se ría y se la goce,  invitamos a participar comediantes como La Gorda Fabiola, Polilla, Boyaco Man, Eunice Cucalón y Luchito. La idea fue hacer algo diferente a lo que usualmente grabo, casi siempre se le canta al amor o al despecho y esa propuesta divertida funcionó.

Por un beso de tu boca

Un clásico que para mí tiene mucho sentimiento.

Con ganas

Una canción de amor que sonó mucho, que dice: “ se van a quedar con ganas los que quieren que tu y yo no estemos juntos, si tú solo luces conmigo y yo solo luzco contigo”.

 

Publicidad