Se encuentra usted aquí

Reseñamos 10 discos latinoamericanos indispensables del 2018

Reseñamos diez discos obligados para encender su orgullo latino
Alex Anwandter, Alemán, Trending Tropics, Ozuna, Perras on the beach
Alex Anwandter, Alemán, Trending Tropics, Ozuna, Perras on the beach
Por
Redacción Shock

Visto desde la generalidad, América Latina parece estar despedazándose. Brasil parece atrapado por la ultraderecha, Venezuela y Guatemala arden, la inflación de Argentina sube, en Colombia no terminan los ecos de la violencia y la migración por la pobreza es cada vez más intensa. En un continente cuya producción artística ha estado tan marcada por la política, hay que poner a sonar más duro los altavoces. Y está pasando. Desde que Trump es presidente de Estados Unidos y quiso construir un muro, se solidificó el orgullo continental. Con eso confluyó que el reggaetón se volvió uno de nuestros productos de exportación más fuertes, pero el espectro musical del continente es mucho más amplio. Va desde la narración vertiginosa de México según Alemán, pasa por el comentario tropical del mundo digital de Trending Tropics, la poética del chileno Alex Anwandter, el frescor experimental de Perras on the beach, la reafirmación de lo indígena de Novalima y, por supuesto, vuelve a la pista de baile con Ozuna.  

Estos diez nombres son (o deberían ser) obligados en su biblioteca musical.

Los que reseñan: Jenny Cifuentes (@Jenny_Cifu), Fabián Páez López (@davidchaka), Alejandro Araujo, Muchacho Berraco y Johana Arroyave (@JohanaArroyave).

1. Alemán – Eclipse

El mexicano Erick Raúl Alemán Ramírez, mejor conocido como Alemán, es un mc que rapea con violencia. Sus dos primeros discos, Pase de abordar (2014) y Rolemos otro (2016) fueron joyas del rap en español que, por lo menos en este lado del continente, no recibieron el ruido que merecían. Con el lanzamiento de Eclipse, un disco de 21 canciones dividido en tres partes, Alemán destapa toda su versatilidad como narrador y se desliza sobre beats traídos de distintas vertientes del hip hop, desde clásicos gansteriles a lo west coast hasta lo más fiestero de la nueva ola del trap latino. También frasea sin miedo en terrenos densos de la narrativa y se consolida apologista del narco, de la marihuana y de la noche. Además, está rodeado por una sustancial lista de invitados, C. Tangana, Muelas de Gallo de la Banda Bastón, Akapellah y Fntxy son algunos. // (Por Fabián Páez López)

2. Trending TropicsTrending Tropics

Trending Tropics, el álbum homónimo del recién estrenado proyecto de José Cabra (Visitante de Calle 13) y Vicente García, es el Black Mirror de la música tropical latinoamericana. Un experimento de producción y composición tan bailable como sintético que llama la atención, sobre todo, por la pregunta que le dio forma y concepto al proyecto: ¿cómo nos estamos relacionando con la internet? O mejor, traducido al puertorriqueño, elintelné. Es un álbum reflexivo que lo conduce a uno a la paradoja en muchos ritmos. Habla de “lo trending”, del uso del celular, del cyber lunes, de vivir solo entre pixeles. Vicente y José son los que pilotean la nave, los vocales de los 13 tracks del disco estuvieron a cargo de Vetusta Morla, Li Saumet, Ziggy Marley, Ana Tijoux y una lista de colaboradores más extensa. Y la paradoja se extiende a los shows en vivo, cuando se encuentran las pantallas, pues el frontman de la banda será un robot cuyo rostro es una pantalla un poco más grande que la de un celular. // (Por Fabián Páez López)

3. Onda vaga - Nuestras canciones

Onda vaga es una banda argentina que mantiene el formato de canción latinoamericana vivo. Su música tiene la facilidad de adaptarse a muchos formatos instrumentales porque está hecha con una base armónica simple y la voz tiene un tinte de himno, pero no marcial, sino de esos himnos que institucionalizaron Litto Nebbia, Charly García y Luis Alberto Spinetta por los 70 e incluso Mercedes Sosa y Atahualpa Yupanqui desde antes. Coros al unísono, la idea hippie de cantar todos juntos, un poco de religioso tiene esta idea también. Son melodías sencillas y fáciles de memorizar. Letras que se aprenden con unas pocas escuchadas, letras cotidianas, letras de unión y esperanza.

Sobre esto, la producción musical instrumental tiene tintes de música española, de reggae y estilos antillanos, pero también el folklore muy presente. El Curruco junto a las chicas de Perotá Chingò, es un canto responsorial de esos que están regados por toda américa latina. Nuestras canciones, como dice el título, es un disco de canciones que se sienten propias, sinceras y que dan la sensación haber crecido escuchándolas toda la vida. // (Por Alejandro Araujo).

4. Novalima - Ch’usay

 “Ch’usay”, una palabra quechua que significa “viaje interior”, da título al nuevo trabajo de la banda que se estrenó a mitad de septiembre bajo el sello neoyorkino Wonderwheel Recordings. En él, Novalima explora diversos sonidos peruanos, ya no solo los afro, y excava en lo andino, en la música del Amazonas, de la selva y acude a instrumentos ancestrales. Es un poco lo que dicta el nombre: una travesía musical al interior. No solo está marcado por una lista de invitados de lujo, sino también por la utilización de instrumentos ancestrales como conchas o flautas usadas hace 300 o 400 años. Tiene sonidos que nunca se habían escuchado en álbumes anteriores y además canciones en quechua.

Ch’usay es el tema que abre el álbum y el que lo titula. Exhibe las voces de Sylvia Falcon y de Liberato Kani, quien rapea en quechua. Según la banda, es el artista pionero en llevar el rap a este idioma. // (Jenny Cifuentes)

 

El regalo es el segundo adelanto de la nueva producción. Con “versos que no son de azar, que no se cantan por cantar”, y para una fiesta interminable.

5.  Dread Mar I - Caminarás Caminos

Dread Mar I regresó con su séptimo álbum de estudio cargado de un reggae roots al que le imprimió tintes melancólicos de sonoridad noventera al mejor estilo de UB40. Siendo uno de los “papás” de este género en Argentina, la banda también se arriesgó a experimentar con lo que han llamado género urbano: usando beats que vienen desde el Trap hasta el reggaetón.  Los temas con sonoridad clásica nos muestran baterías con la síncopa jamaiquina bien marcada y con coros femeninos al mejor estilo de Bob Marley en Is This Love. Este disco es un viaje entre lo moderno y lo clásico que está muy bien distribuido en 15 tracks que muestran una cultura completa más allá de un género musical. Este disco podría compartir espacio en una playlist antes de Cultura Profética y después de UB40. Track recomendado: Se tuvo que ir. // (Por Muchacho Berraco).

6. Zoé – Aztlán

Tonalidades suaves, letras dicientes y la psicodelia representativa de Zoé son el detonante de este álbum. Aunque los sonidos se mueven en la línea que siempre han manejado, esta vez sus composiciones trascendieron en canciones sobre el cosmos, el existencialismo y se metieron con la crítica social y política. Aztlán es el sexto álbum de esta banda que ya proclaman desde México como uno de los grupos de rock alternativo más exitosos de América Latina. // (Por Johana Arroyave)

7. Ozuna – Aura

En 2012 apareció en la escena musical “el negrito de ojos claro”, un man de voz aguda y bastante dulce por el que nadie apostaba un peso. Pero ahí donde lo ven logró meterse en los oídos del mundo y pegar canciones como chicles. Fue de los primeros que le metieron al reggaetón balada, romance y disfrazaron el pedirlo (sexo por si no sabe de qué hablamos) por letras más chill. Hoy tenemos que aplaudir a Aura, el segundo álbum de Ozuna y que está debutando en el puesto número uno del ranking Top Latin Albums. Son 20 canciones que invitan a una sola cosa: bailar. Eso sí, antes de darle play asegúrese de tener a su crush bien cerquita pues las letras arrecho-afectivas lo van a querer llevar a otro nivel. Los tracks fueron producidos por Chris Jeday y Gaby Music que se fueron lanzando por separado y dos de ellos completan más de dos millones de reproducciones: Vaina Loca con Manuel Turizo y La Modelo con Cardi B. Pero no se queda solo ahí, hay muchas más colaboraciones: Wisin y Yandel, R.K.M & Ken-Y, Anuel AA, Cardi B, Nicky Jam, Akon, J Balvin, Natti Natasha, Romeo Santos y un sinfín de personalidades. Parece que alguien le está quitando el trono a Pitbull en los “ft” // (Por Johana Arroyave)

 

8. Javiera Mena – Espejo

 

Adentrándose aún más en las melodías del pop, esta cantante chilena refleja en este disco todas sus influencias de los 80 y 90 complementándolas con capas un poco más complejas de percusiones y teclados brillantes que envuelven sus letras, positivas y fantasiosas. El resultando: una propuesta que, en general, raya con lo cursi.

La artista muestra su faceta más empalagosa, acude a una nostalgia actualizada, que en esta ocasión no se logra hilar muy bien a través del disco. Es un camino más “light”, que abre la posibilidad a que varios de los tracks que componen el álbum, lleguen usarse como banda sonora de la siguiente película de Disney. Track recomendado: Espejo // (Por Muchacho Berraco)

9. Perras on the beach – Flow de Cuyo

Desde la lejanía cuesta imaginarse una escena de rock argentino sin mencionar a tipos como Fito, Cerati, Melero o Charly García. Pero existe. Subrepticiamente y con una frescura experimental destacable. La banda de la capital de la provincia de Mendoza Perras on the beach es la muestra de ello. Flow de Cuyo es su segundo álbum, el sucesor de Chupalapija (2016), y transcurre en 10 canciones con un espíritu punk despreocupado y melancólico; con eructos, pesadillas y psicodelia. Son 10 canciones diseñadas con los altibajos anímicos de un adolescente que redundan sobrecogimiento. // (Por Fabián Páez López)

10. Alex Anwandter – Latinoamericana

Latinoamericana es pop fino y combativo. El cuarto álbum de estudio del multifacético artista chileno Alex Anwandter, compuesto y producido por él mismo, es una mezcla de elegancia y protesta puesta bajo un filtro de funk y soul sintético. Es un esfuerzo poético por entender de dónde venimos, nuestra herencia indígena y el colonialismo silencioso en el que seguimos viviendo, cada vez más sutil. Lejos del cliché de la canción protesta del tipo rueda hippie, saco de lana y cantante barbudo, Anwandter construyó una propuesta poética y luminosa bien parada en la tierra. // (Por Fabián Páez López)