Se encuentra usted aquí

16 datos curiosos sobre el cubo de Rubik en sus 40 años

Por
Redacción Shock

Por: Pilar Rendón - @MariaMarchita

El 19 de mayo de 1974 el escultor y profesor húngaro Ernő Rubik lanzó al mercado un "rompecabezas" tridimensional que fue llamado en sus primeros años de vida "cubo mágico". Un juguete que se llevó el premio alemán a 'Mejor Juego del Año' en 1980 y que ha vendido hasta la fecha más de 300 millones de unidades.

A lo largo de los años han sido muchas las versiones que se han dado a conocer de este juguete. Personalmente, recuerdo que a finales de los años 90 tuve una versión mini del cubo de Rubik con las caras de las Sailor Moon. Hoy, 40 años después de su creación, el invento de este húngaro sigue dando de qué hablar y cuenta con torneos a nivel internacional en los que sus competidores luchan por ser los más veloces en resolver aquel "desorden" de colores. 

Pero ¿qué curiosidades hacen parte del universo de este rompecabezas que pocos pueden resolver? A continuación les presentamos 16 datos que usted no conocía del cubo de Rubik:    

1. Ernő Rubik, tardó más de un mes en resolver el cubo que él mismo inventó

2. El cubo Rubik tiene exactamente 43.252.003.274.489.856.000 combinaciones posibles

3. El cubo de Rubik tiene el record mundial en ventas al haber vendido hasta la fecha más de 300 millones de cubos.

4. En 2008 se lanzaron al mercado dos versiones luminosas del cubo de Rubik. Los jugadores debían mover luces - y no cuadros de colores - alrededor del rompecabezas con una pantalla táctil.

5. El cubo de Rubik más grande del mundo está en Knoxville (EE.UU.), tiene 3 metros de alto y pesa 500 kilos.

6. El primer torneo mundial se llevó a cabo en Múnich (Alemania) y fue realizado por la organizacion de Record Guiness en 1981.

7. La "goma" por este juguete hizo que fundaran una organización voluntaria de 'Cubahólicos Anónimos', para ayudar a la personas con su adicción al cubo.

8. Actualmente existen varios rompecabezas que ya no cuentan con la tradicional forma cúbica ¿más interesante aún, no?