Se encuentra usted aquí

La Selección Colombia del 98 se volvió una tienda de barrio

Por
Chucky García

Por: @chuckygarcia. “El Pibe” ahora es una gaseosa tamaño familiar y con sabor a piña (ver comercial). Faryd Mondragón, con una barriga incipiente vende Kola Granulada (ver comercial), y Oscar Córdoba (ver comercial), entre otros, promociona Buscapina y  Arden for Men. Al mejor estilo de un tendero de barrio pero con menos carisma que el que tienen los que se dedican a este oficio, muchos de los emblemáticos jugadores que formaron parte de la Selección Colombia que participó en la Copa Mundial de Fútbol de 1998 hoy venden productos que lo ponen a uno a pensar si después de tanta gloria lo que sigue en sus carreras es anunciar pastillas para impedir que “un dolor de estómago tipo cólico o retorcijón te anote un gol”.

Córdoba, Valderrama y Mondragón hicieron parte de esa selección, pero también Faustino Asprilla, empresario de los condones Tino (ver nota) y quien acaba de recibir amenazas contra su vida, lo que no resulta chistoso, pero sí demuestra que en este país ni vendiendo preservativos se encuentra uno a salvo.

Sí, en ese Mundial que se realizó en Francia la encopetada Selección Colombia de aquel entonces no la “hundió”, como dicen los futboleros y ni siquiera le alcanzó para llegar a la segunda ronda; y lo peor fue que a partir de ahí el país entró en un ayuno mundialista de 15 años. Por eso, que el combinado nacional del 98 hoy se venda en pantalla como si fuera una tienda de barrio incluso parece algo consecuente, ya que esa fue una época en que el futbol colombiano no supo a piña, le faltó el poder del Tarrito Rojo, le hizo doler el estómago a los hinchas y a sus técnicos los hizo sudar más de la cuenta.

No hay que olvidar que unos años antes y unos años después de protagonizar esa debacle del 98 otros memorables de esa Selección Colombia como Mauricio “El Chicho” Serna salieron en televisión vendiendo chocolate; y que si llegado el caso a uno el chocolate le sentaba mal pues en el otro canal de televisión salía el gran Leonel Álvarez –pieza clave de ese mismo equipo– ofreciendo Sal de Frutas Phillips.

Sí, dirán una vez más que todo esto sencillamente obedece a una lógica del mercado y del fútbol mismo, y sí, eso es tan cierto como decir que Radamel “El Tigre” Falcao fue la imagen de DirecTV en la Copa Mundial de este año y que como Alf, también imagen de este servicio de televisión digital, no jugó ni un solo partido. Pero de los calzoncillos de James Rodríguez a la Big Cola de “El Pibe” hay una distancia y no representan lo mismo, al primero le ha levantado su imagen y al segundo la está dejando por el piso.

Temas relacionados: