Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

"Ser persona no binaria en Colombia es una apuesta política": Emma Tangarife

Emma es la segunda persona en Colombia en tener el componente NB de no binario en su documento de identificación. Hablamos con elle para conocer los procesos personales y sociales que conlleva el reconocerse como no binarie en nuestro país.

Emma Tangarife nació y vive en Medellín, tiene 24 años, es profesional en Ciencias Políticas, actualmente estudia Sociología y lleva un trayecto de aproximadamente cinco años en el activismo político por los derechos sexuales y reproductivos, las disidencias sexuales y de género y la lucha LGBTIQ+. Hace poco se convirtió en la segunda persona en tener el complemento 'NB' de persona no binaria en su cédula de identificación.

Su historia se viralizó en Twitter luego de compartir con su audiencia digital que luego de varios meses había recibido su nuevo documento de identificación, con su nuevo nombre y el NB en la casilla de sexo. La publicación se viralizó y empezó a tener miles de notificaciones en todas sus cuentas de redes sociales.

Publicidad

La recepción de su nuevo documento de identidad se da en el marco del Orgullo LGBTIQ, días después de participar en la marcha y un poco antes de que se realizara en Colombia los encuentros 'Yo Marcho Trans, un grito por la vida'. Una de las miles de notificaciones que recibió Emma fue la mía, concretamos una entrevista por Zoom y hablamos sobre su experiencia como persona no binaria en Colombia.

Lean también: Registraduría debe incluir el género no binario en la cédula de ciudadanía: Corte Constitucional

  • Gracias por el espacio para educarnos sobre las identidades no binarias. Cuéntenos qué es para Emma Tangarife el ser una persona no binaria.

Para mí ser no binarie es una apuesta política, una apuesta política de incomodar y de visibilizarnos porque nunca hemos estado en los datos, nunca hemos estado en las conversaciones, nunca hemos estado para la sociedad. Es una invisibilización institucional por parte de los Estados y por parte de las personas y de las universidades, de los centros de salud, de los colegios, de las familias, Es una forma de reivindicar estas otras identidades disidentes y estas otras formas de habitar nuestros cuerpos y el mundo.

  • ¿Cómo fue el proceso personal de identificarse como no binarix en esta sociedad?

Siempre había sido una incomodidad el identificarme como hombre, pues con el sexo asignado al nacer que es masculino. Desde ahí, cuando salí del closet como marica, donde dije que me gustaban los hombres, en una sociedad tradicional, seguía con la misma pregunta de ¿qué soy? ¿hay algo más allá?¿existen otras posibilidades de habitar este cuerpo?. Eso más o menos fue hace dos años, también de la mano con todo lo que ha aprendido y me ha podido abrir la mente la universidad que considero ha sido un espacio incalculablemente valioso para mi. Me di cuenta que ya no me llamaba Emmanuel, sino que me llamaba Emma. No era hombre, pero tampoco quería o no era mujer. ¿Cuál era la respuesta a eso?. No, ninguna de las anteriores. Que el sistema cisgénero y binario pues se jodiera y decidí no encasillarme y mirar otras posibilidades.

Publicidad

  • ¿Cuéntenos cómo son los pronombres que utiliza una persona no binaria y cuál es el proceso para que no sea irrespetuoso el contacto con alguien no binarie?

Así les incomode el amigues, el todes, a mí me gusta más cuando se usa el lenguaje de una manera reivindicativa. De igual forma hay otras formas de utilización y ampliación del lenguaje: ciudadanos y ciudadanas, se podría usar la ciudadanía. Ese tipo de matices del lenguaje en donde se puede recoger de una manera más amplia a la población diversa y en donde no se tiene que masculinizar o feminizar alguna de las dos. Yo creo que los pronombres para cada persona binaria y no binaria primero se debería preguntar y segundo entender que es particular cada experiencia y cada cuerpo. Prefiero el elle, el neutro, después el ella y poco, pero lo aceptó el él.

  • ¿Cómo es el proceso en Colombia para tener en la cédula de ciudadanía el componente no binario?

Según el proceso que yo hice se tenía que modificar los componentes notariales y de ahí esperar la respuesta, la cual nunca nos dieron. Lo siguiente fue realizar una acción de tutela. Yo creo que hay diferentes tipos de barreras al momento de hacer el procedimiento.

Publicidad

  • ¿Cuáles fueron los obstáculos para obtener el cambio en la cédula? ¿Tiene algún costo?

Creo que una de las barreras es la económica. Menos mal en mi caso no, pues yo tenía la posibilidad de subsanar ese egreso que significa el cambio de nueva cédula. Pero mira que también hay barreras de tiempo porque son procesos muy sencillos en realidad, son procesos que se pueden sacar en un día, en una semana dependiendo de lo congestionado que esté el sistema, pero que las mismas instituciones complejizan. A mí me hicieron esperar dos meses para no me darme respuesta y luego poder hacer la acción de tutela.

En la acción de tutela el juez de primera instancia le dio la razón a la Registraduría, aún cuando ya existe una jurisprudencia de la Corte Constitucional en donde se le obliga a la Registraduría a reconocer este componente NB. Nos tocó esperar y apelar en segunda instancia donde el Tribunal Superior de Antioquia nos da efectivamente la razón con toda la línea jurisprudencial que ya venía trayendo la Corte Constitucional. Es un proceso que empecé a tomar hace ya un año cuando pudo haber tardado una semana o un mes.

¿A qué cree que se deba esa lentitud en los procesos de la Registraduria?
Son cosas que complejizan las mismas instituciones innecesariamente solo por no tener la voluntad política para reconocer lo que se sale del sistema binario. Después de ocho meses el poder tener la cédula física es algo más bien protocolario porque ya yo me identificaba como Emma hace mucho rato, como una persona no binaria. Pero al final la cédula es lo que vale muchas instancias. Entonces creo que es un instrumento viable para mí, para poder demostrar. En el trabajo ya me reconocían también solo como Emma, pero ahora sí aparezco así en los sistemas. Ahora aparece así en el sistema de Seguridad Social. Ya se oficializa, entonces creo que era una alegría muy grande el poderme identificar como me identificaba y que la sociedad y las instituciones me identificaran como yo así lo quería. A la final es eso; es una cédula de identidad, entonces ¿por qué habría que tener identidades que no corresponden a las que cada persona desea.

¿Qué representa para Emma ser referente en los niños, niñas y niñez diversxs?
Nos hemos ido reconociendo de a poco. Yo creo que es una conversación mucho más amplia en donde es una luz en medio de la juntanza maricona, en medio de la juntanza travesti, en medio de la juntanza no binaria. Hemos querido siempre hacer pedagogía con respecto a estos temas que son tan silenciados, discriminados. La niñez trans y la niñez que aún no tiene ese tipo de libertades para explorar esos cuerpos, donde seguimos creciendo bajo estereotipos patriarcales y de género machistas, ya tendrán por lo menos la noticia de que sí se puede, de que hay personas así. Es una apuesta política de visibilización. Visibilización en los colegios, en las universidades, en las calles, en diferentes instancias donde se preguntan como "Uy y eso qué es, ¿esta persona qué?. Pero es bueno que nos empecemos a preguntar por eso. Lo que no se nombra no existe y pues existimos y resistimos.

Publicidad

¡El lado S de la diversidad!

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.