Se encuentra usted aquí

.

Escuelas en paz: la estrategia para transformar realidades en zonas de violencia

La estrategia de UNICEF genera oportunidades para el aprendizaje y la práctica de la paz en escuelas que han sido afectadas por la violencia y el conflicto
Por
Redacción Shock

En Colombia, los niños, niñas y adolescentes están expuestos a múltiples formas de violencia que afectan de modo particular su bienestar físico y emocional, el ejercicio de sus derechos y las oportunidades para el desarrollo de sus capacidades. El nuestro es uno de los países de Latinoamérica que tiene los más altos índices de violencia en las escuelas y estudios recientes señalan que el problema influye directamente en el desempeño académico de los estudiantes.  

Por eso UNICEF hace presencia en los territorios con Escuelas en paz, una estrategia que, a través de la formación, el acompañamiento y el diseño de iniciativas escolares de paz desarrolla conocimientos, habilidades y actitudes en estudiantes, profesores y familias para la participación, resolución pacífica de conflictos y transformación de prácticas discriminatorias en la escuela.  

foto_unicef_23.png

Una de las premisas fundamentales de Escuelas de paz es mejorar la convivencia escolar en las zonas donde los niños, niñas, adolescentes jóvenes y niños están más expuestos a la violencia. Para ello se priorizan las zonas más afectadas por la violencia, se planea una estrategia y se actúa para empezar a generar cambio. En Tumaco, municipio del departamento de Nariño, por ejemplo, las acciones de la estrategia privilegian la participación y las ideas de los estudiantes que ayudan a mejorar la convivencia y reducir la violencia en la escuela; para concretar las ideas en acciones y que estudiantes ayuden a construir, con el acompañamiento de los docentes, iniciativas escolares para transformar las problemáticas identificadas.  

Las instituciones educativas de Tumaco han puesto en marcha planes para fortalecer la convivencia escolar y familiar. Algunas de ellas por medio de proyectos interactivos como las emisoras escolares, el teatro y la literatura infantil y juvenil que tienen el fin de reconocer, junto a los niños y sus familias, problemáticas que eran invisibles o que se habían normalizado. Así funciona la iniciativa escolar Emisora Voces de la paz liderada por estudiantes de 8 a 17 años, allí logran desarrollar competencias comunicativas, cognitivas y emocionales para identificar y gestionar conflictos en la escuela por medio de la realización de programas de radio.  

foto_unicef_28.jpg

Para Claudia Camacho, oficial de educación de UNICEF, “las voces de los niños y niñas se expresan a través de la construcción de propuestas lúdicas y creativas de paz que transforman las condiciones de violencia de los colegios que los afectan. Los niños, niñas y adolescentes son el motor que vincula a las familias y a la comunidad en general a estas transformaciones; a cambiar el entorno y construir relaciones sanas, democráticas que promueven la paz. 

El cantante y bailarín Bomby participó de uno de esos encuentros con cerca de 400 niños del Instituto Técnico Agropecuario ITA Candelilla de Tumaco donde les contó su experiencia como agente de cambio de la Comuna 13 de Medellín y sobre cómo fue apoyado por la corporación artística Son Batá para cumplir sus sueños en el mundo de la música. “Una de las cosas más importantes es que para nosotros un chico como Bomby puede mostrarles a los niños que logró desarrollar sus capacidades de la mano de su comunidad a pesar de la vulnerabilidad de la zona en que creció”, asegura Claudia Camacho. El día de su visita el artista conversó, frente a frente, con los niños de Tumaco y dejó sembrada una semilla en la comunidad para entender que todos y cada una de las personas están llamadas a participar y tomar decisiones para el beneficio personal y colectivo. Y la participación comienza desde el colegio 

foto_unicef_29.jpg

Escuelas en paz ha arrojado resultados clave en las zonas donde ha intervenido. Ha creado iniciativas escolares de paz para prevenir la violencia en sus familias, reducir el acoso escolar en las instituciones educativas y transformar roles o estereotipos de género a través desarrollo de habilidades socioemocionales. La comunidad entera, desde los más pequeños hasta los más grandes, se han convertido en agentes de cambio.   

foto_unicef_30.png

#LaMúsicaNosUne

 

Más contenido sobre: