Se encuentra usted aquí

Masters of Sex: La manía de venirse

Por
Álvaro Corzo

Por: Álvaro Corzo // @Corzo360. Venirse en la cama, venirse cantando, venirse sonriendo, más nunca adentro de un frio hospital. Cincuenta años más tarde no hay mito que aguante más esta mentira. Para venirse no hay que solo estar caliente. El responsable de averiguarlo fue William Masters, un ginecólogo nacido en Missouri, Estados Unidos quien a finales de los años 50 le dio por realizar el primer estudio clínico de la historia en personas teniendo sexo libre y carnal. Todo por supuesto en nombre de la ciencia. 

Masters of Sex, la fascinante historia detrás de Human Sexual Response, la investigación que partió en dos la sexualidad de occidente, vuelve a la pantalla en su tercera temporada este fin de semana en Estados unidos y en toda Latinoamérica el 17 de julio por HBO. Para hablar del que sigue siendo el gran laberinto de nuestra moralidad y de sexo por supuesto, pasamos unos minutos en la ciudad de Los Ángeles con Lizzy Caplan, la guapa actriz estadounidense nominada a los premios EMMY el año pasado por su papel de Victoria Johnson. Mujer que en la vida real fue la asistente, amante y musa de Masters y a quien hoy en día se le debe más allá que el punto G.

-¿Qué es lo más miedoso de estar en una serie donde tienes que estar en cueros la mayoría del tiempo?
R/Es muy intenso, no solo por ser tan vulnerable, pero tengo que pasar de hacer una escena de sexo muy fuerte a algo emocional donde debo partirme en lágrimas así no más. Días de 16 horas seguidas, sin dormir. Haz esto por cuatro meses seguidos y te vuelves loca, estar desnuda se vuelve irrelevante. Sin embargo la idea de que el cuerpo no tiene nada que ocultar es fascinante.

¿Se podría considerar una exhibicionista?
R/Es irónico porque a pesar que tengo que estar desnuda soy una chica bien tímida que no me gusta casi ponerme vestido de baño. Estar desnuda en un cuarto lleno de gente es más fácil. Es parte de mi trabajo, de cualquier actriz. Estás en cueros desde que llegas a maquillaje, vestuario, todo el tiempo. 

-¿Hay algo más depresivo que el mal sexo?
R/No lo hay. Mentira lo acabo de recordar. Por supuesto que sí, un mal trabajo.

-Las escenas de sexo dentro del show son increíbles.  ¿Qué tan milimétricas son?
R/Por más que intentes no te puedes preparar para una escena de sexo, estas ahí, sin ropa, es bizarro. Tienes que verlo como hacer una coreografía previamente acordada. No deja de ser una forma muy extraña de pasar un día en el trabajo. En el show tratamos de hablar antes lo que se quiere en cada escena, por nunca hay tiempo para ensayar.

-Virginia es una mujer muy avanzada para su época, empoderada de su sexualidad, de la igualdad de género. Ya han pasado casi 50 años desde entonces ¿Qué tantas mujeres como Virginia Johnson se pueden ver hoy en día?
R/Sería muy fácil pensar que hemos logrado todo, pero la verdad es otra. Seguimos con los mismos conflictos y dilemas que hace cincuenta años.  Aún hoy en televisión ver a una mujer desnuda es como apreciar un pedazo de comida, así y todavía la gente se  alarma como pasaba en los años cincuenta, cuando las mujeres no negaban, ni reprimían su sexualidad de la misma forma como se estigmatiza a una mujer que escoge el trabajo sobre su familia. Seguimos en la misma sociedad machista. De pronto soy muy pesimista pero nos falta mucho por alcanzar.

-¿Cuál es el rol del sexo en todo esto?
R/Empoderarse de la sexualidad es uno de esos pasos para la mujeres que viven sometidas culturalmente. Entender que no debe haber culpa por sentir ni tener deseos. 

-¿Podría llegar a ser un arma de doble filo?
R/Es un arma de doble filo, porque también se puede terminar perpetuando la idea de que las mujeres tienen que usar su sexualidad para alcanzar el poder o para subir en el mundo laboral. De hacerlo se estaría haciendo todo lo contrario, fortaleciendo esta sociedad de machos donde la mujer solo vale por su sexo. Ahí sí grave. Mientras las mujeres sigamos siendo tratadas por lo ropa que llevamos puestas, el perfume o qué tan bellas estemos, no habrá chance.

Para terminar ¿Por qué cree que el show ha sido tan popular?
R/Bueno además de que es una historia de amor increíble, es una cachetada a una sociedad beata y moralista, donde el sexo es un tabú más allá del exclusivo acceso al  placer que tienen los hombres.  Es un show increíble que habla de mujeres.  Además porque enseña sobre sexo. Antes de comenzar esta serie, tres años atrás no sabía nada sobre anatomía sexual, ahora lo sé todo (risas).

Temas relacionados: