Se encuentra usted aquí

En Europa siempre ganan los mismos ¿Aburrido?

Por
Héctor Cañón

El top 10 es selecto y ahí estarán los podios de las ligas y copas y también el de la Champions League. Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Chelsea, Manchester City y United, Juventus, Roma, Borussia Dortmund y Bayern Munich son los candidatos fuertes a arrasar una vez más con los títulos y a celebrar en calzoncillos al final de la temporada. Falcao, James, Ibarbo, Jackson, Cuadrado y Ramos son la cuota criolla en la élite del fútbol mundial.

Por: Héctor Cañón Imagen
Fotos: AFP

Señores, este año no habrá sorpresas en Europa. Es posible que algún colero agarre mal parado o enguayabado de gloria a un líder y le arrebate tres puntos en una jornada épica que lucirá por los siglos de los siglos en la vitrina de aquellos que no tienen acceso a las copas, a las vueltas olímpicas, a los cánticos en calzoncillos de los campeones.

Así es. Levante, sin figuras ni plata, le puede ganar en casa al Real Madrid de Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y James Rodríguez. Aston Villa podría arañar un empate en Old Trafford o Stamford Bridge, a pesar de las sofisticadas y triunfadoras tácticas de Louis Van Gaal o José Mourinho. Verona puede cruzarse en el camino de la Juve en alguno de los dos encuentros.

Sin embargo, cuando la temporada finalice, Levante, Aston Villa, Verona y otras decenas de clubes europeos estarán en el fondo y a mitad de tabla, lejos, a 20, 30 y hasta 40 puntos de los campeones. Por ejemplo, en 38 fechas de calcio de la temporada pasada, Juventus cabalgó la liga y al final se sacó 17 puntos de ventaja a su inmediato seguidor Roma y 68 (hágame el favor el abismo entre uno y otro) al desgraciado Parma.
La lista es obvia y de ahí saldrán los campeones de los torneos locales y también el nuevo rey de la Champions League. Tal vez en las copas, a diferencia de la ligas, los débiles tengan más opción de arrebatarles gloria a los galácticos, a los “dream teams”, a los mismos de siempre. 

Vale la pena recordar que en la temporada pasada, el Arsenal de David Ospina (que a pesar de ser grande lleva 13 años de ayuno en la Premier mientras ha visto a los Manchester y al Chelsea relamerse de títulos) se quedó con la FA Cup en Inglaterra. Por su parte, el Wolfsburgo se le atravesó al Bayern Munich de Pep Guardiola en su camino al doblete.

Chelsea, Manchester City y Manchester United pegan duro en Inglaterra; Real Madrid y Barcelona –incomodados por el Atlético del Cholo Simeone– volverán a su mano a mano semanal en España; Juventus cabalgará en Italia (con Cuadrado como su fichaje estrella) mientras la Roma espera recortar distancias para no habituarse al rol de flamante subcampeón. En Alemania, el Bayern y el Borussia esperan reeditar la pugna en la que llevan toda la década. 

Esos son los 10 equipos que van a ganar este año, los que van a golear y a gustar, los que seguirán vendiendo millones de camisetas y amasando hinchadas fieles y atrapando nuevos incautos en su mercado multimillonario.

Las cuentas son claras. Mientras que en las principales ligas suramericanas aparecen en el podio clubes con nombres que los desprevenidos nunca han oído, en Europa unos pocos se alternan la gloria como si se tratara de los partidos políticos de una “banana republic”. 

En Argentina, en los últimos cinco campeonatos, ha habido 5 campeones diferentes. Vélez Sarfield, Newell’s Old Boys, San Lorenzo, River Plate y Racing. ¿Los grandes de siempre? Sí, pero turnaditos. Acá, Nacional hizo tripleta entre el Apertura de 2013 y el del año siguiente. Después Santa Fe y Cali dieron la vuelta olímpica. Tres campeones en cinco torneos, pero también otros  cuatro equipos (Junior, DIM, Santa Fe y Deportivo Cali) rozando la gloria demuestran que en el continente, a pesar de las escandalosas diferencias entre el billete y los jugadores de los clubes grandes y los chicos, el pastel se reparte un poco más.

Eso sí, tenemos que tener en cuenta que ellos tienen un torneo anual mientras que el nuestro es semestral y eso, obviamente, favorece la regularidad de sus clubes y permite que después de una carrera de fondo los más fuertes lleguen primero a la meta. 

En Inglaterra, en las últimas cinco temporadas, Chelsea, Manchester City y Manchester United se han alternando en el título y el subtítulo. Solo Liverpool, en 2013-2014, logró arañar el segundo puesto. En Alemania, Bayern Munich se alzó con las tres últimas ligas y Borussia Dortmund con las dos anteriores. Wolfsburgo y Bayern Lekerkusen lograron colarse en el segundo lugar en esta década. En España, en esos mismos años, Barcelona se ha impuesto tres veces; Real Madrid, una y Atlético (rompiendo la hegemonía de los dos grandes) se metió en la colada en la temporada antepasada. Juventus, en Italia, es rey hace cuatro ediciones mientras que Roma lleva dos subtítulos y Milán, Inter y Nápoles han tenido que conformarse con subcampeonatos que resultan un exiguo botín para sus nombres encopetados.

1. BARCELONA

Los “tres compadres”, Messi, Neymar y Suárez, están listos para repetir póker de copas. En la temporada pasada, se llevaron la Liga, la Copa del Rey y la Champions y hace un par de semanas se llevaron la Super Copa de Europa al derrotar 5-4 a Sevilla en una partido vibrante de inicio de temporada. A pesar de las dudas sembradas por la derrota 0-4 en la final de la Super Copa de España frente el Bilbao y por el escaso 1-0 a favor ante el mismo rival en el comienzo de la liga, los azulgrana van a levantar y a querer quedarse con todo lo que se cruce en su camino.