Se encuentra usted aquí

La ciudad de fantasía a la que me llevó SOFA 2013

SOFA 2013
SOFA 2013
Por
Lo Más Geek

Ha pasado un fin de semana en donde la imaginación y la diversión dieron rienda suelta en la quinta edición del Salón del Ocio y la Fantasía (SOFA)

Por: Camilo Téllez - @camilot9

Entre el 14 y el 17 de noviembre se llevó a cabo una nueva edición de esta feria que reunió los mejores cosplayers, videojuegos, estatuas, y demás,  del año. La diversidad en novedades y actividades superó en gran medida a las que se realizaron en SOFA 2012, lo que llamó la atención de una gran cantidad de público nuevo y veterano.

A continuación expondré, a modo muy personal, lo que me gustó y lo que me parece que debe mejorar el SOFA:

Lo bueno:

* La organización de los espacios. Se destinaron más pabellones para este evento, lo cual se tradujo en tener más zonas de descanso, pasillos más amplios y transitables entre stands y un mejor orden de los mismos.

* En general se vio un buen nivel de logística en los varios pabellones, como el de SOFA Music (el cual tuvo una calidad de sonido acorde con la magnitud del evento), así como el número y calidad de las agrupaciones.

* El número y la diversidad de asistentes. Esta vez la variedad de eventos y temáticas en los pabellones generó más expectativa que las anteriores ediciones de SOFA, además que muchos padres han perdido el miedo a conocer las diversas aficiones de sus hijos y hasta participan con ellos. Eso de escuchar a padres de familia pasados los 50 años hablando con sus hijos de algunas series de anime o de videojuegos fue gratificante.

* Las jornadas de adopción de la Fundación Huella Roja y así como el permitir el tránsito libre de mascotas en el evento. Valía mucho la pena llegar a las 10:00 a.m. a ver a los animales en la zona de la Fundación, para luego verlos en la tarde paseando por ahí con su nuevo dueño. Espero que esto se repita en el próximo SOFA.

* Las zonas para los gamers. Este año los espacios para los fanáticos de los videojuegos fueron más amplios que antes, así como la organización y el espacio de PlayStation para mostrar de primera mano sus más recientes títulos. También es destacable el lugar destinado para League of Legends, juego que tiene mucha acogida en este país y la exposición del museo de las consolas.

* El número de exposiciones: un mayor número de cosplayers se vio en esta edición, el nivel de creatividad fue muy amplio a la hora de caracterizar a un personaje o un grupo favorito, así como el tener la oportunidad de practicar diversas disciplinas como el tiro al arco medieval o hacer ejercicio con el muro de escalar y el softcombat. Es destacable el número de temáticas disponibles, lo cual ayudó en la grata experiencia de los asistentes.

Para mejorar:

*Falta más innovación y variedad en los stands comerciales. En cada evento se ve el mismo merchandising (es obvio, por el tipo de evento que es SOFA), pero en el evento se puede explotar más y no solo ir por ir a ofrecer productos, ya que se empieza a volver monótono. A eso sumándole que no hubo muchas promociones que atrajeran más público.

* Esta vez hubo una carencia significativa en diversas artes como la ilustración o la escultura. No hubo mucho enfoque en el ámbito del comic o el manga y tampoco hubo espacios significativos para los artistas aficionados.

* En el pabellón gamer, así como rescato las participaciones de PlayStation y League of Legends, pienso que faltaron espacios para que también se pudieran disfrutar de los productos de Nintendo y Microsoft, así como la integración de sus jugadores y recalco la prácticamente nula participación de los indies colombianos en la industria de creación de videojuegos, área de la tecnología que está creciendo rápidamente en Colombia y que merece mucha atención.

*Varias actividades en el pabellón de SOFA Pets estuvieron mal informadas, debieron haber hecho actividades más incluyentes y variadas aprovechando esta temática. Por otra parte, el pabellón de SOFA Kids tuvo pocos espacios para los niños, lo cual pudo haber mejorado.

*La mezcla de varios stands destinados a comida junto a stands comerciales. La distribución de estos dos tipos de establecimientos en un mismo nivel de un pabellón sencillamente no van de la mano, considero que un espacio dedicado exclusivamente a la culinaria hubiese sido lo mejor.

*La inseguridad. Hubo robos de varios artículos de los asistentes y eso puede perjudicar la imagen del evento. Se sabe que no hay que dar papaya, pero fue evidente la falta de personal de seguridad, así como de un circuito cerrado en los pabellones que apoye a los asistentes ante cualquier percance. 

* Y por último, independiente de lo que hay que mejorar, esta edición de SOFA estuvo muy bien organizada, fue del agrado de los asistentes gracias a la variedad, la imaginación y la creatividad. Va por buen viento y marea, calándose en el corazón de sus asistentes. Ojalá siga mejorando año tras año.

Temas relacionados: