Se encuentra usted aquí

Dakota Fanning, la nueva estrella de 'New Moon'

Por
Redacción Shock
Su primera palabra no fue: ¡Acción!, pero casi. Desde que tenía pañales está rodeada de focos, cables y cámaras, trabajando junto a actores tan prestigiosos como Sean Penn, Tom Cruise o Michelle Pffeifer.

A sus 15 años, le ha llegado el momento de emprender nuevos proyectos profesionales adecuados a su edad. Lejos parecen quedar ya sus interpretaciones como "hija de...". Sus primeros pasos como estrella adolescente la avalan con una nutrida lista de películas anteriores ‘Sweet Home Alabama', donde daba vida a una jovencísima Melanie Griffith.

Dakota Fanning es una estrella en ciernes, una joven con dotes naturales que unos expertos realizadores de videos infantiles supieron captar, mientras que jugaba en un parque con otros niños. Ella fue quien destacó hablando y gesticulando con soltura frente a la cámara.

Denzel Washington, siempre parco en palabras, no escatima, sin embargo, elogios para la joven, a quien pone en la lista de compañeros con quien mejor ha trabajado en la que también incluye a Gene Hackman. El oscarizado actor y la joven trabajaron juntos en ‘Man on fire'.

En ‘La guerra de los mundos', de Steven Spielberg, fue la hija de Tom Cruise que encarnaba a Ray Ferrier, un descargador de muelles de New Jersey divorciado a quien su mujer deja, por unos días, a sus dos hijos, Robbie, por Justin Chatwin y Rachel, a la que da vida Dakota Fleming.

Pero además de conseguir elogios de sus compañeros más veteranos, para otros jóvenes actores de su generación su carrera es digna de tener en cuenta y es un referente a seguir. Así lo expresa Moisés Arias, el actor de origen colombiano, que a sus 14 años es el ídolo de millones de adolescentes gracias al travieso Rico, su papel en la serie ‘Hannah Montana'.

Arias admira artísticamente a Dakota, con quien quisiera trabajar algún día, y reconoce que para él es una fuente de "inspiración" ya que es difícil encontrar a una actriz de su edad que haya trabajado con un número tan elevado de estrellas, entre ellas con actores como Robert De Niro o Sean Penn.

Eclipse

La actriz se encuentra en estos momentos rodando ‘Eclipse', la tercera entrega de la saga ‘Crepúsculo', tras la cual dejará en reposo sus recién adquiridos colmillos para viajar al mundo de Oz, en una especie de secuela del mítico filme que hizo famosa a Judy Garland, hace justo 70 años, en la que interpretará a la nieta del personaje central, ‘Dorothy', según el diario diario británico Daily Mail, que desvela que este nuevo ‘Mago de Oz' podría filmarse en estudios ingleses el año próximo.

La cinta estará alejada de la dulzura de la original, pues se inclina hacia un género terrorífico más próximo a las cintas de ‘Crepúsculo' que tanto éxito tienen en taquilla.

"Será mucho más oscura y más en la línea de `Alien´, que en la de una niña feliz que canta", dijo al Daily Mail el productor del futuro filme, Basil Iwanyk.

En la realización estará Todd McFarlane, productor y guionista de la saga ‘Spawn', y el título provisional de la película será simplemente ‘Oz'.

Personajes oscuros

Fanning no tendrá ningún problema en adaptarse a una cinta tan negra, pues ahora está metida en la piel, por segunda vez, del personaje de Jane en ‘La Saga Crepúsculo: Eclipse', al lado de los protagonistas que ya aparecieron en las dos primeras entregas, Robert Pattinson, Kristen Stewart y Taylor Lautner.

Jane es la hermana gemela del vampiro Alec, nacida el 14 de junio de 1915. Su poder -anterior a su conversión en chupadora de sangre- es el de infligir dolor con la mente.

Una de sus últimas películas ha sido ‘Push', donde interpretaba a una joven con poderes paranormales y habilidades clarividentes que se esconden de una agencia gubernamental clandestina que trata de capturarlos para utilizarlos en su propio beneficio. Una cinta futurista en la que resaltaba.

La actriz, de 15 años, ha participado en películas como ‘Yo soy Sam', ‘Mente siniestra' o más recientemente en ‘The Secret Life of Bees', un drama dirigido por Gina Prince-Bythewood con un reparto repleto de mujeres, como Queen Latifah, Jennifer Hudson y Alicia Keys.

El diseñador norteamericano Marc Jacobs la eligió como una de sus musas para lucir sus diseños de camisetas con fines solidarios, el objetivo era recaudar fondos para la lucha contra el cáncer, y con las que se ha llegado hasta la cifra de 60.000 dólares.