Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

‘Odiando a Peter Tatchell’, el hombre que lleva 50 años metiéndose en problemas por la lucha LGBT

‘Odiando a Peter Tatchell’ es un documental (disponible en Netflix) que repasa la vida de un activista LGBT que desafió a gobiernos y grupos religiosos y que lleva más de 50 años metiéndose en problemas por su lucha. ¿Quién era y por qué es admirada la determinación de Peter Tatchell? Les contamos la historia.

Peter Tatchell
Agosto 4 de 2018. Peter Tatchell en el Pride de Brighton, Inglaterra
// Foto Tristan Fewings / Getty Images

Odiando a Peter Tatchell es un documental que revela la vida de Peter Tatchell. Un australiano que ha dedicado su vida a defender y proclamar los derechos de la comunidad LGBTIQ+ por el mundo. Sus acciones lo han llevado a sufrir golpizas, arrestos, persecución y acoso. Pero nada lo ha detenido.

El documental, disponible en el catálogo de Netflix , tiene como productor ejecutivo a Elton John y David Furnish, y fue escrito y dirigido por Christopher Amos.

La historia nos adentra en las vivencias de un Tatchell que, por su particular manera de protestar, se convirtió uno de los personajes más odiados del Reino Unido. Tanto así que ha sufrido cientos de ataques violentos, arrestos múltiples y juicios.

Algunas de sus tácticas, incluyendo la del grupo OutRage!, que declara la presunta homosexualidad privada de figuras públicas, han sido criticadas por sectores de la comunidad LGBTQI + y otros grupos. Pero nadie duda de su valentía, sus principios o el impacto positivo de sus protestas.

"Como los sufragistas y el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, debemos enojarnos y confrontar. Seguir las reglas no ha funcionado, ahora vamos a romperlas", dice Peter Tatchell.

¿Quién es Peter Tatchell?

Publicidad

Tatchell nació en Melbourne, Australia, pero pasó prácticamente toda su vida adulta en el Reino Unido. Empezó su carrera en el activismo desde muy temprana edad. En su adolescencia hizo campaña por los derechos territoriales de los aborígenes y contra la guerra de Vietnam, lo que le mereció en el colegio el título de comunista.

Tatchell hizo parte de la organización de la primera Marcha del Orgullo Gay del Reino Unido en 1972. También se unió al Frente de Liberación Gay, que adaptó las tácticas del movimiento de los derechos civiles de los Estados Unidos para enfrentar el prejuicio homofóbico. ‘Hicimos protestas sentados en bares que se negaban a servir a los homosexuales’, contó Tatchell en una entrevista.

Criticó fuertemente a los líderes islámicos, judíos y cristianos por promover prejuicios contra los homosexuales. En 1998, subió al púlpito para protestar contra el sermón del arzobispo de Canterbury, George Carey (Carey se oponía al matrimonio entre homosexuales). Tatchell fue procesado por sus acciones y condenado por una ley poco utilizada que prohíbe las protestas en las iglesias.

En 2006, Tatchell asistió al primer festival de Orgullo Gay de Moscú. Regresó el siguiente año para protestar contra la prohibición del desfile y, mientras se encontraba allí, él y otros activistas LGBTQI+ fueron brutalmente golpeados por neonazis y arrestados por la policía.

Tatchell, sin intención alguna de detenerse, declaró después del ataque que nada le impediría continuar su activismo en Rusia.

Publicidad

Fue detenido nuevamente durante el Festival de la Canción de la Eurovisión de Moscú en 2009, después de protestar contra las prohibiciones de Desfiles del Orgullo Gay en Moscú (que el alcalde de la ciudad había calificado de ‘satánicos’).

Tatchell también hizo campaña contra el ataque legislativo contra los derechos LGBTQI+ por parte de la Federación Rusa, y describió al presidente Vladimir Putin como el ‘Zar de la Homofobia’. Sus últimos arrestos sucedieron en Moscú, antes de la Copa Mundial de 2018 por protestar por la tortura de hombres homosexuales realizada por la policía en la República de Chechenia.

Su labor, además de golpizas y encierros, le ha merecido reconocimientos. En 2006, fue incluido en la lista de Héroes de nuestro tiempo de New Statesman; en 2009 The Observer lo nombró activista del año y en 2012 recibió el premio Lifetime Achievement Award en los Premios a la Diversidad del Reino Unido.

Actualmente, es el director de la Fundación Peter Tatchell, una organización de derechos humanos sin ánimo de lucro. Pero, si quieren saber más, vean el documental.

Sígannos también en Instagram

Publicidad

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.