Se encuentra usted aquí

Curen el vacío de series con la nueva temporada de Bojack Horseman

Hay un vacío más grande que nuestros domingos sin Game of Thrones, el de la depresiva vida de Bojack Horsman, que está estrenando temporada en Netflix.
Por
Fabián Páez

Podría ser una serie más sobre la vida de un tipo blanco de mediana edad, pero su protagonista es un caballo. Se llama Bojack Horseman y está estrenando su cuarta temporada en Netflix. Claro está, si todavía no lo conocen, es un caballo con rasgos muy humanos: deprimido, cínico y egotista; con tendencia al autosaboteo y una carrera profesional en declive.

Como cada año, debemos volver a recomendarla: Bojack Horseman es una de las mejores series de los últimos tiempos. Ninguna serie animada ha abordado con tanto drama cómico y sin excesos temas como el aborto, el cáncer, la muerte, los traumas infantiles, el engreimiento humanitario y el inevitable vacío del éxito.

Si aún no le han dado un repaso a la vida de Bojack, el tráiler de la cuarta temporada, recién publicada en la gigante del streaming, Netflix, los puede introducir en este universo en el que un perro narcisista, un caballo deprimido y una gata pretenciosa conviven con humanos y otros animales antropomorfizados de todas las calañas posibles.

“El mundo es oscuro, terrible y lleno de dentistas payasos espeluznantes”, le dice Princesa Carolyn a Tod en el adelanto. El mundo de Bojack es absurdo, sí, pero como el mundo real es oscuro y terrible.

Además, Bojack se ha incrustado de manera absoluta en la cultura popular. No en vano han aportado sus voces en la serie nombres como Neil deGrasse Tayson o Paul McCartney.

Temas relacionados: 
Publicidad