Se encuentra usted aquí

Las 10 mejores escenas de las películas de Wolverine

10 escenas que demuestran que Wolverine es el mejor mutante de los X-Men
Por
Kaito

En el año 2000 Bryan Singer nos presentó lo que sería la primera película de una extensa saga del universo mutante X-Men, dándonos la base para la nueva ola de películas de superhéroes. Además lanzó al estrellato al mutante que, al mejor estilo de C3PO y R2-D2, ha estado en todas las películas de la saga y hasta se consiguió su propia trilogía. Estamos hablando del personaje conocido como Wolverine, Guepardo, Lobezno e incluso Glotón (¡sí! esa sería la correcta traducción para nuestra querida Arma X).

Como Wolverine, Hugh Jackman supo ganarse el corazón de todos los fans y los no fans trayendo a la vida al mutante cuya primera aparición en viñetas fue en 1974 en el cómic número 180 de The Incredible Hulk, y que durante 17 años lo ha interpretado de una manera impecable aún en la terrible X-Men Origins: Wolverine. Para conmemorarlo hicimos una selección de sus mejores escenas durante estos años, dejándonos listos para el  próximo estreno de Logan: la que según dicen es la mejor y  más sangrienta película de Wolverine que se haya hecho.

Por: Kaito

X

El Fastball Special

A Wolverine le tomó 3 películas poder hacer uno de sus movimientos clásicos de los cómics, el Fastball Special. Supongo que antes no había un compañero mutante que tuviera la fuerza para lanzarle. En esta película Wolverine ordena a Colossus que lo arroje y, dos segundos más tarde, una cabeza de centinela cae  frente al resto del equipo. La mayoría de los aficionados dirán que X-Men: The Last Stand fue una experiencia cinematográfica decepcionante (gracias por nada Brett Ratner), pero el uso del Fastball Special fue uno de los pocos momentos especiales que sacaron una que otra sonrisa para los más fans.

IX

Matar a Dark Phoenix

Al final de X-Men: The Last Stand, Wolverine se enfrenta a la decisión más difícil de cualquier héroe se puede presentar: matar a alguien que amas con el fin de salvar a muchos otros. Jean Grey se había dejado consumir por el poder oscuro de Dark Phoenix, matando a todos a su alrededor. Sus poderes son mucho mayores que cualquier otro mutante el mundo y no hay manera de detenerla. Wolverine, gracias a su habilidad regenerativa, logra llegar a ella en un intento de calmarla. A pesar que lo consigue es ella quien le pide que acabe con su vida para evitar la destrucción de la raza humana. Entre lágrimas un enamorado Logan apuñala al amor de su vida. Sospechosamente no le destruye los pantalones :V

VIII

Wolverine vs Lady Deathstrike

Wolverine ha tenido grandes peleas a lo largo de todas las películas pero una de las mejores fue cuando luchó contra Lady Deathstrike en X2: X-Men United. En esta versión Lady Deathstrike era guardaespaldas del coronel Stryker y contaba con los mismos poderes que Wolverine: esqueleto de adamantio y finas garras afiladas que podrían saltar de las yemas de sus dedos. También era más rápida y ágil que Wolverine, convirtiéndola en una oponente mortal en una brutal pelea aún para una película de calificación PG-13 (sugiere la compañía de un adulto para los menores de 13 años). A lo largo de la increíble pelea, Deathstrike vuelca, apuñala y lanza a Wolverine por todo el laboratorio. La vio difícil Wolverine pero consiguió vencer a Lady Deathstrike llenando su cuerpo de adamantio fundido, dejando a la pobre mutante con metal saliendo por su nariz, ojos y boca.

VII

Nace el arma X

X-Men Origins: Wolverine, es considerada por muchos un desastre de película y para rematar se filtró antes de su estreno con los efectos visuales sin terminar; eso no significa que no fue impresionante ver una película entera de Jackman siendo Wolverine. Uno de los aspectos más destacados de esa película definitivamente es cuando el cuerpo de Wolverine es infundido con adamantium. Es una escena tensa que te obliga a esperar con ansiedad por lo que sucederá (aun cuando lo sabes), y luego, una vez que emerge del agua, podemos ver al animal indomable que intenta escapar del control que quieren ejercer sobre él.

VI

Te metiste en la casa equivocada

En 2002 Bryan Singer mostró en Comic Con esta escena y de inmediato los fans mojaron cuco por razones obvias. Si en X-Men ver a Wolverine por primera vez en la pantalla grande causó gran impacto, esta primera escena de lucha de Logan en X2 mostró por qué el personaje sigue siendo uno de los héroes más populares en los cómics. Es un luchador feroz, un verdadero animal una vez que desata su furia para proteger a los estudiantes de la escuela invadida por los soldados de Stryker.

V

Las guerras del inmortal

X-Men Origins: Wolverine es una historia desordenada y absurda que trata a sus personajes más como piezas de ajedrez que personajes individuales. Pero en el mejor de los casos destaca las muchas cosas que hacen que Wolverine sea un personaje irresistible y duradero. Por eso el intro casi sin diálogo de Wolverine y Sabretooth luchando a través de la historia es el mejor ejemplo de esto. Muestra la lealtad de Wolverine en su interminable defensa de Sabretooth. Demuestra su coraje, mientras se enfrenta a campos de batalla cada vez más implacables. Muestra su nobleza inherente, ya que cada vez más se desencanta con la brutalidad creciente de Sabretooth y finalmente se opone a él. Que haga todo esto sin diálogo es un testimonio de la habilidad de Gavin Hood como director y la habilidad de Hugh Jackman y Liev Schreiber como actores. Origins completa es terrible, pero la secuencia de la guerra es una buena pieza de cine construido sobre un personaje fantástico.

IV

Los Yakuza  y el tren bala

El director James Mangold nos regala esta perfecta secuencia de acción que enfrenta a un Wolverine que no está al 100% contra un grupo de Yakuzas dentro de un tren bala y luego contra otro muy valiente (o estúpido) encima del tren que va a más de 500 km/h. En definitiva es una de las escenas de acción más emocionantes de la saga. Es la mejor pelea “mano a mano” de Wolverine desde que peleó con Lady Deathstrike en X2.

III

¿Libre por segunda vez? Masacre en Lago Alkali

Hugh Jackman ha aparecido en todas las películas de X-Men de alguna forma u otra, pero su aparición en X-Men: Apocalypse es hasta la fecha la más sangrienta (eso cambiará próximamente  en Logan porque ya tiene clasificación R o para mayores de 18  años). El cameo en la octava película de X-Men mostró a Wolverine en su versión más animal, como una criatura encadenada que está condicionada a matar. Su mirada en la película revela a un peludo y brutal salvaje atado y perforado por alambres extraños en homenaje al cómic de la historia del Arma X.

La escena termina con Jean Grey leyendo la mente de Wolverine para ver si puede recuperar  cualquier humanidad antes de que él se pierda entre la nieve, libre de los experimentos de Stryker. Lo que hace que este momento sea doblemente importante tanto para Wolverine como para los X-Men es que actuó como cierto guiño a X-Men Origins: Wolverine  pero dejando claro que los orígenes del personaje narrados por Singer son los verdaderos.

II

Wolverine en la jaula

Una introducción más perfecta para el “lobo solitario” de los X-Men no se puede imaginar. Una fugitiva Rogue llega a una parada de camiones en el medio de la nada. Vemos una jaula, a Wolverine de espaldas y un tipo acepta un desafío sin saber en lo que se ha metido. Una audiencia de borrachos pide sangre. El retador conecta unos cuantos golpes pero cuando su puño se encuentra con el adamantio de Logan ya no hay marcha atrás. ¿Hay una metáfora mejor para Wolverine que un animal en una jaula? Fue su fantástica introducción en la franquicia.

I

¡Vete a la mierda!

Xavier y Erik entran en un bar (no es un chiste) y están en su misión de contactar con todos los mutantes, pero cuando se acercan a Wolverine todos sabemos que hay pocas posibilidades de que esté interesado en unirse. Sin siquiera darles la oportunidad de explicar por qué están allí, les hace saber su posición al mejor estilo de Wolverine, dejando caer el primer “fuck” de la saga. Cuando vi First Class por primera vez, fue una grata sorpresa ver a Jackman aparecer en la pantalla. A pesar de ser un corto cameo, Vaughan definitivamente hizo lo correcto. Incluso para Jackman es su escena favorita de toda la saga según le contestó a un reportero de Digital Spy.

¡BONUS!

Cuando decimos que Wolverine ha estado en todas las películas del universo mutante lo decimos en serio, incluso haciendo el cameo más curioso de toda la historia.

Deadpool

Wade, justo después de derrotar a Francis, trata de ponerse serio delante de su amor Vanessa. En su intento por mostrar su rostro desfigurado por su mutación, nos sale con un gracioso momento usando una fotografía de Jackman, que técnicamente cuenta como cameo.

Seguramente se quedaron por fuera muchas escenas memorables, así que si tienen en mente alguna en especial no olviden compartirla en Twitter mencionándonos.

Temas relacionados: 
Publicidad