Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

4 asesinatos que sacudieron la historia del metal

Algunos músicos de metal que se convirtieron en asesinos.

Emperor_InTheNightsideEclipse.jpg
Emperor, banda noruega a la que perteneció Bård "Faust" Eithun, quien asesinó a un hombre en 1992.
Foto: Portada.

En la música, sin importar el género, hemos sido testigos de asesinatos de músicos, como Tupac o Biggie Smalls, entre otros. ¿Pero qué pasa cuando el musico es el asesino? Repasamos algunos músicos de metal que son más recordados por sus crímenes que por sus canciones.

Varg Vikernes

El 10 de agosto de 1993, el músico noruego Varg Vikernes asesinó de 27 puñaladas a su compatriota y colega Øystein Aarseth, más conocido como Euronymous. Después de matarlo, Vikernes arrojó su ropa ensangrentada en un lago, y sostuvo y sigue sosteniendo que lo hizo como una forma de anticiparse a un plan en su contra. También fue acusado de quemar varias iglesias.

Varg Vikernes fue condenado a más de 20 años de prisión, de los cuales pasó más de la mitad recluido en una cárcel en Oslo. Fue liberado en 2009. Desde entonces y hasta 2018 se dedicó a crear contenido en YouTube..

Kurt Struebing

Publicidad

A los 20 años, Struebing pertenecía a la banda de thrash metal NME. Se dice que el músico experimentaba alucinaciones cuando consumía drogas. La defensa del músico afirmó que Struebing comenzó a sentirse como un robot y a sospechar de las personas a su alrededor, entre ellas su madre adoptiva Darlee Struebing. En abril de 1986, Struebing la asesinó con un hacha.

Él mismo llamó al 911 para reportar el asesinato. Recibió una condena de 12 años, que cumplió en una unidad para enfermos mentales. Tras su liberación, alcanzó a hacer 2 discos con NME: Machine Of War en 1995 y Vermination en 2002.

Struebing falleció en un accidente de tránsito, en 2005.

Bård Guldvik Eithun

Conocido como “Faust”, el músico era baterista de la banda noruega Emperor. En 1992, un hombre homosexual llamado Magne Andreassen se le acercó y lo invitó a caminar con él cerca al estadio olímpico de Lillehammer. Según Eithun, mientras caminaba a casa, Andreassen se acercó borracho a él y le pidió sexo.

Eithun fue con él a los bosques cercanos y lo apuñaleó 37 veces. La autopsia determinó que además le dio patadas en la cabeza repetidamente mientras estaba en el suelo. En el momento de su arresto, dijo no haberse arrepentido del crimen.

Publicidad

“Faust” fue sentenciado a 14 años, pero fue liberado tras 9 años 4 meses de condena. En entrevistas posteriores a su liberación el músico afirmó que no era satanista, y que siempre le habían interesado los asesinos en serie. Negó ser raista, fascista y homofóbico.

Hendrik Möbus

Möbus fue integrante de la banda Absurd, conocida por su inclinación neo-nazi. Cuando tenía 17 años, Möbus, junto con sus compañeros de banda, secuestró y asesinó a Sandro Beyer, en 1993. Beyer, de 15 años, fue estrangulado con un cable de electricidad.

Möbus continuó la banda en la cárcel, con el nombre temporal "in Ketten" (en cadenas, en alemán) e incluso grabó un álbum desde allí.

Los miembros de la banda fueron puestos en libertad condicional en 1998, porque tenían menos de dieciocho años cuando cometieron el asesinato. Poco después de su liberación, Möbus violó los términos de su libertad condicional cuando en un concierto realizó el saludo de Hitler, que es ilegal en Alemania.

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.