Se encuentra usted aquí

Guía para principiantes de porno para mujeres

Si a estas alturas del paseo usted es de los que cree que las mujeres no ven porno, permítanos sacarlo del engaño.
Getty.
Getty.
Por
Trilce Ortiz

Si a estas alturas del paseo usted es de los que cree que las mujeres no ven porno, permítame sacarlo del engaño. De acuerdo con estadísticas publicadas por el diario The New York Times una de cada tres mujeres ve porno, al menos una vez por semana. El hecho de que no lo estemos publicando a los cuatro vientos, no significa que no lo estemos haciendo. Que levanten la mano las que quieran ver porno.

Por: Trilce Ortiz // @trilceo

Para aquellas chicas que recién comienzan a sentir o a explorar su porno-curiosidad obviamente llegar a lo que le gusta a cada una -o concluir que la millonaria porn industry es una completa pérdida de tiempo- toma tiempo, y ensayo.

¿Qué es el porno?

Así parezca evidente no lo es tanto, la abreviatura de pornografía es asumida masivamente con el cine XXX y ese, es sólo uno de sus géneros. En palabras sencillitas, el porno se refiere a todo material que representa actos sexuales y eróticos,  que busca, sí, arrechar al que lo ve. Dentro de esta definición cabe de todo: audio porno, esculturas, libros, animaciones, pinturas, fotografía, performances y el cine. Así que si lo suyo no son las películas, fresca, hay bastante tela de donde cortar. Para propósitos de esta nota, nos vamos a centrar en la producción audiovisual.

¿Para quién es el porno?

La industria tradicional de la pornografía fue creada para los tipos heterosexuales, pare de contar. La inmensa mayoría de las películas XXX que se producen cada año siguen manteniendo el esquema tradicional, y para mi gusto bastante mamerto, de enfocarse en el placer del hombre, relegando el papel de las mujeres casi, casi al de muñecas inflables con tres orificios. Ahora, así como hay de gustos sexuales variados, existen películas porno: homosexual, bondage, hardcore, principiante, casero y el llamado feminista, entre infinidad de otros. Al carajo con para quién fue creado, al que le gusta le sabe y hay de todo para todos.

¿Dónde encontrar porno?

Sin duda alguna su mejor amigo será Internet. El término “porno” ocupa el lugar número 60 de las palabras más buscadas en Google, de acuerdo con la base de datos de palabras claves de Ahfers, y tiene todo el sentido. Primero si está leyendo esto, seguro tiene acceso a un computador o smartphone. De acuerdo con el sitio web de la revista Marie Claire, el 62 por ciento de las chicas que consumen porno, lo hace desde su celular. Segundo, la palabra clave “gratis”, aunque muchos sitios de porno tienen opciones de membresías pagas, lo dejan a uno iniciado en plena escena candente para pedirle los datos de la tarjeta de crédito o en el peor de los casos pueden dejar su computador lleno de virus, muchos ofrecen un montón de contenido gratuito -eso sí, casi siempre rodeado de publicidad, pero bueno, unas por otras-.

Este listadito es un buen punto de partida:

- Lady Cheeky- La educadora sexual Elle Chase comenzó el proyecto, que es un compilado de imágenes .gif de masturbación doble, sexo oral, fotografías de desnudos, penetración y sexo en grupo. Este sitio es básicamente un festín sexual estilo Tumblr. Aunque no tiene videos es un buen punto de partida antes de lanzarse al ruedo XXX.

- PornHub- El rey de los reyes de porno tradicional en Internet. Que el “tradicional” no la confunda, como dije antes se trata de sexo enfocado mayoritariamente en el placer masculino, pero en términos de preferencias sexuales, edades, estado físico, razas, etc, el canal tiene de todo. El sitio es también la fuente más confiable de estadísticas de todo lo que tiene que ver con porno.

- YouPorn- El YouTube del porno. Además de tener videos pro, semi pro y caseros, el canal le permite subscribirse a sus actores o actrices favoritos, hacer playlist y ofrece una versión premium (que cuesta $10US al mes) para evitar los comerciales y acceder a videos exclusivos.

- PornHD- El canal organiza su contenido por categorías y hace gran énfasis en promocionar las estrellas reconocidas del porno. Si apenas está metiendo los deditos en este universo, los nombres Chanel Preston, Ava Addams o Lexington Steele puede que no le digan nada, pero ellos hacen parte de la lista de gente que se está tapando en plata por tener sexo frente a la cámara.

- YourAmateurPorn- Este sitio compila videos de aficionados, la dinámica es la misma pero con iluminación casera y cámaras (generalmente) manejados por los mismos “actores”. Le puede llamar la atención si quiere ver cosas más “reales”.

- Reality King- Este sitio ofrece dos cosas: protagonistas con cuerpazos y videos con producción muy profesional. Lo que si es que para ver más allá de los previews de cinco segundos, tiene que pagar. Si le mata la curiosidad puede pagar $1EUR por una subscripción de dos días.

- Passions.es/ Serviporno.com- Estos dos hacen un mayor esfuerzo porque sus videos tengan alguito de historia y se promocionan como canales que se enfocan en el placer femenino.

- Hotmoviesforher- Acá le recomiendo que se vaya directo a la sección de reviews, eso sí, todos están en inglés. El equipo del sitio hace comentarios sobre las últimas producciones porno, entrevista a actores, directores, productores y demás y hace en filtro para evitar que uno termine viéndose un hueso espantoso.

Por esto sí pagaría yo:

- Lust Cinema- Sencillamente la mejor selecciono de películas pornográficas de la industria independiente. Con buenas historias, fotografía, desarrollo y mucho sexo. Reúne películas de directores feministas como Erika Lust, Lucía, Lili Cade y Candida Royalle entre otros.

- X Confessions/ LucieMakerPorn.com- La sueca Erika Lust se ha ganado un merecidísimo lugar como la directora de porno feminista más reconocida del mundo. Sus películas sí que tienen historia, son visualmente interesantes y entienden que una mujer necesita más que dos segundos de dedo a medias para mojarse. Estos sitios en particular tienen una dinámica deli, la gente envía sus fantasías sexuales y Lust los convierte en piezas pornográficas para cine.

- Crash Pad Series- Si lo tuyo es el sexo gay, este es sin duda alguna un buen sitio al que subscribirse. Además de tener acceso a películas y series porno de corte artístico, puedes bajar los detrás de cámara, ver los livestreams y las galerías de fotos.

- Pink Label TV- Es como el Amazon de las películas feministas, crea una cuenta gratis, chismosea el contenido y sólo paga por lo que quiera ver. El catálogo es enorme y tiene de todo para todos los gustos de producciones porno independientes.

- Kink.com- Siendo honestas yo realmente no pagaría por la subscripción de $20US mensuales, porque a mí el sadomasoquismo no me atrae en lo más mínimo. Ahora si el sexo rough (desde latigazos y clips para los pezones hasta puntillas y crucifixiones) es lo suyo, estará como niña en dulcería.

- Ruby Diary- Imagínese los Diarios de una ninfómana pero buena y en la vida real. La pelirroja Ruby Das es la protagonista de la gran mayoría de los videos que incluyen: juegos de rol, sexo oral, masturbación, sexo en exteriores y tríos con producción independiente, mucho más enfocada a la erótica.

¿Qué buscar?

Según los datos de PornHub el término XXX más buscado por las mujeres alrededor del mundo es “sexo lesbico”, sean lesbianas o no, y tiene todo el sentido. “En la mayoría de las películas pornográficas las mujeres asumen roles re sumisos y se dedican a darle placer a los tipos”, opinó Tata, una rola de 30 que ahora se hace poco se encontró felizmente con las producciones de Candida Royalle. “Me gustan más las escenas lésbicas porque son más sensuales, más enfocadas en el placer de la mujer”, comentó Grace, una paisa de 28 años que ahora vive en Bogotá.

Las películas con sexo fuerte, tríos y bondage también encabezan la lista. Según la fotógrafa Marie De Cadenet, quien dirigió un proyecto de las tendencias de consumo de pornografía con más de 3.000 mujeres, lo interesante es que las mujeres están buscando consumir pornografía para su propio placer, sólo el 12% ve porno con su pareja y el 17% lo ve buscando satisfacer más a su compañero/a, “lo que quieren es cultivar su propia sexualidad, desde su curiosidad y lo que les produce placer”, dijo De Cadenet. Así que busque lo que la atraiga, comience por lo gratuito, refine su paladar y pague cuando esté lista por cosas que realmente valgan la pena, para usted

Temas relacionados: