Se encuentra usted aquí

¿No le están funcionando los agüeros del 31? Pruebe estos

Si la fortuna no ha llegado a sus manos a pesar de cumplir con todos los agüeros es hora de probar nuevos
Tomado de: google
Tomado de: google
Por
Redacción Shock

Si usted es de los que le da la vuelta a la manzana con una maleta, con los bolsillos llenos de lentejas y la ropa interior amarilla, mientras se come las 12 uvas, pero aún así no ve la buena suerte, la felicidad y la fortuna, puede probar estos otros agüeros que hacen al rededor del mundo a ver si con algunas ideas del primer mundo le va mejor. 

En Italia son muy excéntricos y su forma de dejar atrás las malas energías y empezar el año libres de pecado es botando los muebles que ya no van a usar por la ventana. La logística de este agüero es muy importante porque primero hay que ver que el mueble quepa por la ventana y que no esté por ahí ningún vecino. Si tiene algún sillon viejo que está pensando en desechar, esta podría ser una buena idea y qué tal le sirva y tenga un año nuevo lleno de armonía. 

En Filipinas el 31 de diciembre la gente se viste con prendas de bolitas o pepas para atraer la prosperidad y buena suerte. Entonces entre más pepas tenga la prenda más suerte tendrá en el próximo año. Además, dejan todas las puertas abiertas y apagan las luces de la casa para que salgan las malas energías y entre la buena suerte.

En Dinamarca, como en Italia el ritual corre un poco de peligro pero puede ser muy liberador. Acá es usual que rompan todos los platos de la vajilla y con eso evocan al salud y buena suerte para todos los presentes. Aunque empezar el año con ese reguero no tiene cara de buena suerte. 

Si no tiene muchas ganas de romper platos o botar los muebles por la ventana, puede intentar el ritual de Noruega. En la cena de año nuevo nunca falta el arroz con leche, a toda la preparación le agregan una sola almendra y cuando la sirven, al que le salga la almendra se le augura un año lleno de buena fortuna.

Este también lo puede hacer sin necesidad de hacer reguero, en Brasil es usual que la gente se vista de blanco para recibir el año nuevo. La ropa blanca para ellos es símbolo de buena salud. 

El de los gringos es aún más fácil ¿o no? Cuando el reloj marque las 12 hay que conseguir a alguien para besar o sino se augura un año lleno de soledad. Si tiene pareja perfecto, si no tiene que mover bien sus fichas para que cuando sea la hora tenga a quién besar y que ojalá no sea un tío.

 

Publicidad