Se encuentra usted aquí

Un cambio en Instagram podría reducir la presión social (y a los influencers)

¿Por qué en Instagram hablan de reducir la presión? ¿Cómo afectará este cambio nuestra relación con internet?
Black Mirror episodio 3x01
Black Mirror episodio 3x01
Por
Redacción Shock

Todo parece indicar que Instagram (medio social de fotografías propiedad de Facebook) está probando hacer un cambio inesperado. Se trata de hacer invisible el contador de likes en las publicaciones. Así, los likes solo podrán ser vistos por el usuario que los reciba, en privado.

Hasta ahora, solo se sabe que esta novedad está en fase de prueba, pero ya ha sido experimentada por algunos usuarios. A través de un comunicado en su página web Instagram informó: “Queremos que ustedes se enfoquen en lo que publican, no en cuantos ‘me gusta’ obtiene su publicación. Durante esta prueba, solamente la persona que comparte la publicación verá el número total de ‘me gusta’ en la foto”.

(Vea también: ¿Nuestros contactos de Facebook están arruinando nuestra vida social?)

En una entrevista con el portal The Verge, un vocero de Instagram dijo también: “No estamos probando por completo eso en este momento, pero explorar otras formas de reducir la presión en Instagram es algo en lo que siempre estamos pensando”.

Aunque no hay nada definitivo, el dato verdaderamente significativo es que hay una notable preocupación entre quienes manejan Instagram. ¿Por qué hablan de reducir la presión? ¿Cómo afectará este cambio nuestra relación con internet?

Foto - gettyimages

Internet y sus cifras infladas están arruinando nuestro juicio musical

A la hora de buscar música, que un artista tenga muchas visitas, es tan relevante como un huevo o un limón rodando.

Las empresas propiedad de Facebook siempre han estado rodeadas de hermetismo, pero se puede presumir cómo, cada vez más, se conocen los efectos negativos de tener que cargar con ese letrero de la aprobación social que son los likes. Instagram, que es un medio a través del cual uno construye y edita una imagen de sí mismo, somete la identidad propia al conteo y calificación de los demás. Al poner la aprobación en números, hace que la identidad virtual sea frágil e hipersuceptible a la crítica. Tal y como ocurría en el episodio de la tercera temporada de Black Mirror, Nosedive. Todo puede crecer y derrumbarse tan rápido como se viraliza una noticia.

Además de quitarle a los usuarios normales esa mochila de tener que exhibir la aprobación social, el cambio afectaría también a quienes viven de ofertar a las marcas sus publicaciones, los influencers. Pues, al no tener cifras visibles, sería más difícil de rastrear y verificar el alcance de lo que publican.   

Pero que el negocio se derrumbe puede ser beneficioso para la mayoría. Según lo dicho en una entrevista con el portal ‘TechCrunch’ por un vocero de Instagram “los cambios en la plataforma no solamente quieren cuidar la salud mental de los usuarios, sino también preservar la seguridad y privacidad de los usuarios más jóvenes, por eso, hace unas semanas en Reino Unido se propuso una regulación que busca prohibir el botón de ‘me gusta’ en cualquiera de las publicaciones de los menores de 18 años”. Internet nos está cambiando.

(Lea también: YouTube no va a matar la televisión (aún): mitos y verdades del youtuberismo)

Temas relacionados: