Se encuentra usted aquí

Cinco tips para superar una tusa según Juana Martínez

Por
Redacción Shock

Tiene 19 años, es youtuber, descomplicada, divertida y un poco olvidadiza. Se describe como una mujer clichesuda cuando se le pregunta por su libros favoritos – le gusta “El Principito, “Rayuela”, los libros de guiones y uno que otro sobre física cuántica… aunque no lo crean –, ama la música y es una fiel seguidora Ed Sheeran, Miley Cyrus, Beyoncé, Rihanna, One Direction y Taylor Swift; odia la ranchera y asegura que es una persona demasiado compinchera.

Juana Martínez, es una mujer a la que siempre le ha gustado tener su independencia, razón por la que desde hace varios años vive sola, sueña con viajar por Latinoamerica el próximo año para luego dedicarse a estudiar una carrera, lo que no significa que dejará de ser youtuber – no se asusten –. Hace pocos días habló con nosotros y esto fue lo que nos contó sobre su vida antes y después de YouTube.

Por: Pilar Rendón // @MariaMarchita
Fotos: Alejandra Mar // @Alejandra_Mar_

¿Cómo fue el inicio de su vida en YouTube?

Juana: Empecé en YouTube hace cuatro años haciendo videos con mi mejor amigo, después de esto decidí crear mi canal y quise enfocarlo en algo que no fuera comedia porque yo no soy chistosa, no soy una persona chistosa, no sé hacer chistes... Amo escribir, mi mamá estudio artes visuales, luego fue directora de arte en Sancho, a los 12 años ella ganaba premios de poesía así que empecé a escribir, un gusto por el que me apasioné mucho. Empecé a hacer videos de los guiones que escribía… de las historias… pero bueno eso ni siquiera lo he puesto en mi canal.

Recuerdo que hubo un momento en el que todo empezó a volverse muy grande. Yo me fui a México a vivir y luego volví. En ese año y 8 meses en los que no estuve en Colombia el tema de los youtubers no era la gran cosa aquí, mientras que en México ya estaba muy montado todo este tema de YouTube. Todo el mundo sabía que era un youtuber, y yo me preguntaba ¿qué pasa Colombia? Cuando volví me di cuenta que todo había evolucionado y ahí mi vida cambió significativamente.

¿Cuán difícil fue perder esa privacidad que tenía antes de ser youtuber? 

Juana: Yo me di cuenta que era una figura pública muy tarde. Incluso me parece muy crecido decir "figura pública", es raro. En la descripción de mi fanpage de Facebook antes tenía "personaje de ficción" y Facebook me dijo: "para autenticar tu cuenta necesitamos que digas que eres una figura pública" y yo: "hey, es que no soy una figura pública"... pero bueno. 

La primera vez que me pidieron una foto yo pensé: "¿enserio? ¿Quieres una foto conmigo?", y luego me empezaron a pedir autógrafos... ya me acostumbre un poco. Cuando nos invitaron a los Tv y Novelas y otros eventos así me di cuenta que era una figura pública... (risas). El otro día estábamos en la calle y nos empezaron a gritar algo de Taggeados y Juan me dijo como: "esa es la gente que no te conocía por YouTube y que ahora te conocer por Taggeados", además eran personas de unos 30 años, lo que se me hizo raro porque estoy acostumbrada a compartir con personas de 14 a 24 años, pero igual está bueno eso.

Mi mamá se ve con fans míos en México y cuando yo no estoy ella los recibe y les dice: "Hola, Juana está en Colombia, pero puedes pasar a tomarte un café". Mi mamá es súper amorosa. A mí hermana le piden fotos y cuando hay celebraciones en el colegio de Antonia siempre es como "puedes ir, pero un ratito, porque sabes que luego todo se vuelve un caos". Alguna vez me sacaron de su colegio… es muy raro esto de perder la privacidad, pero tú te encariñas con tus seguidores, es algo súper bonito.

¿Cómo se gana la vida un youtuber?

Juana: Nosotros hacemos muchas cosas, participamos en campañas. Por ejemplo, el año pasado Coca Cola nos contrató para hacer una serie de videos cuyo concepto era "En busca de la felicidad #VolvámonosLocos" y no dijeron hagan tres cosas en tres videos diferentes. Con Juan nos gastamos la mitad de lo que nos iban a pagar en juguetes que regalamos a niños, hicimos otros de abrazos gratis, otro de menajes, dulces por abrazos, y nos inventamos otro tipo de cosas muy Coca Cola y con eso fuimos a México. 
Participamos en charlas de Google, en eventos… nuestro trabajo en gran parte es hacer uso de una plataforma que se llama YouTube.

¿Alguna vez dejará de ser youtuber?

Juana: Mario Ruíz dijo en una entrevista hace poco: "Nosotros somos youtubers. Yo quiero ser actor y quiero hacer música y quiero hacer cine, pero siempre seré un youtuber actor, un youtuber médico, un youtuber chef o un youtuber presentador, pero siempre voy a ser un youtuber". Y es que yo creo que además de estar muy agradecida con YouTube como plataforma estoy muy emocionada y muy orgullosa de haber empezado haciendo las cosas por mí misma con la ayuda de una plataforma que me dio la oportunidad de hacerlo.

YouTube tiene un reel de sus youtubers más fuertes en el año y todos decimos: "el día que aparezcamos ahí vamos a llorar".

¿Cómo eran las afamadas y extintas convivencias de los youtubers?

Juana: Era una locura, o bueno, se volvió una locura. Hace 3 años hacíamos convivencias en las que convocábamos a la gente a través de un grupo en Facebook, o les decíamos por medio de nuestros videos que íbamos a estar en “x” lugar. Al llegar allí compartíamos vivencias con nuestros seguidores, hacíamos actividades, nos contábamos chistes, en fin... Pero luego empezamos a ver que el tema se volvió muy caótico porque empezó a ir demasiada gente y se volvió algo incontrolable. 

En México nos pasó algo muy gracioso y es que hicimos una convocatoria a la que pensamos que iban a llegar unas 300 personas ya que estábamos en un país en el que creíamos que casi nadie nos conocía, pero realmente llegaron más de dos mil seguidores y fue todo un caos. La policía nos regañó porque hubo algunos heridos, y se escuchaban las ambulancias por ahí. Ahí nos dimos cuenta que los fans de México son las más dedicados, siempre intentan recogerte en el aeropuerto… es algo increíble. 

En vista de su amor por el arte. Cuéntenos ¿qué quiere estudiar Juana Martínez?

Juana: Quiero estudiar guión y actuación en Vancouver o Nueva York, muero por estudiar guión y actuación. Pero quiero entrar a estudiar en un año y medio, porque pienso viajar por diferentes lugares de Latinoamérica así que si entró a estudiar no podré viajar. 
Me gustaría mucho ir a Chile por el Desierto de Atacama ya que es el punto geográfico en donde mejor se ve el cielo... yo amo el cielo así que ese será mi primer destino. Aunque a veces creo que iré primero a Buenos Aires, luego a Bariloche y de ahí me iré en barco a Chile, no sé.

Hablemos de Taggeados

Juana: Todo fue muy espontáneo. Fui un día con Juan a Caracol y nos encontramos con Diego Arbeláez y él nos dijo: "yo quiero hacer un programa con ustedes", empezamos a hablar para ver qué tema podríamos tratar e instantáneamente fuimos a su oficina, un tiempo después le presentamos el piloto, lo mostramos y a Caracol le gustó.

Aunque debo confesar que el primer capítulo no es el capítulo que más me apasiona, me parece que hay unos mucho mejores. Igual la química que hay entre Juan y yo es muy natural, incluso la hermana de él dice que somos nacidos de la misma matriz universal, entonces es muy chistoso porque siempre sabemos qué hacer… Grabamos los primeros capítulos de Taggeados y luego nos llamaron para grabar más capítulos, nos pasaron los guiones, que eran como un esqueleto de lo que deberíamos hacer pero igual nos dijeron que podíamos inventarnos lo que se nos ocurriera en el camino y que estuviera acorde a las reglas de la tv. Y es que luego entendimos que de alguna manera somos una especie de "ejemplo" para los niños más pequeños. Así que bueno, dijimos: "ok, esto es lo que normalmente hacemos en nuestros videos solo que tenemos a un director y a unas personas que nos están dando guías sobre las tomas", y ha sido divertido.

Me parece muy chévere que Caracol haya decidido hacer una sociedad con los youtubers porque la televisión da cosas que Internet no puede y viceversa, es compartir con dos tipos de espectadores totalmente diferentes y enseñarles a nuestros fans, que ya no consumen televisión en lo más mínimo, que hay cosas en la tv que pueden encontrar y que pueden ser muy útiles para ellos.  

Más allá de divertirse ¿de qué hablan Juana y Juan en Taggeados?

Juana: Hablemos de las relaciones interpersonales. Nos burlamos de la gente que va muy arreglada a las citas o de la gente que no entiende esos gestos, las cosas extrañas que tienen las parejas, la forma extraña que tienen para coquetearse porque todo es un enigma e igual todos sabemos que pasa, pero preferimos hacernos los locos. Decimos: "no, no le voy a contestar ahora sino en cinco minuto", y ahí llega la conclusión de por qué hacemos todo lo que hacemos... Hablamos básicamente de eso en todos los episodios.

También hacemos sketches y nos burlamos de algunas novelas... hacemos cosas muy estúpidas que normalmente haríamos en nuestro canal y me hace feliz.

En su canal, usted muchas veces toca temas relacionados al amor. ¿Cuáles serían esos cinco tips de Juana Martínez para superar una tusa?

Juana: He estado entusada solo una vez en la vida. Soy muy sentimental y cuando amo suelo amar demasiado. Cuando terminé con mi ex  me dio durísimo, pero sin duda esto me ayudó para entender que lo mejor es:

1. Tener muchas actividades por hacer. Que se llene tu día de cosas porque la depresión lo que hace es dejarte acostado y pensando constantemente en lo bueno y en lo malo, y la verdad recordar el pasado es la peor manera de superar algo en la vida, así que lo mejor es tener la cabeza en otras cosas.

2. Hacer nuevos hábitos. Cambiar la rutina que tenías, porque de alguna manera cuando estás un novio siempre hay un espacio en cierta parte del día en la que estás constantemente hablando con él, se ven los fines de semana… así que bueno, si antes salías con él los viernes a comer, ahora los viernes vas a ir a yoga, a trotar o a cine, para que tu ausencia de rutina no te deje como tirado en una cama como un mártir.

3. No frecuentar lugares comunes porque él empezará a coquetear con otras personas y aunque el tiempo los ayude a superarse igual va a ser duro verlo con otra persona. También es bueno pedirles a tus amigos que no te hablen de él. Bloquear el tema un rato.

4. No permitir que te envíe mensajes porque eso hace que te vuelvas a ilusionar. Hay que decirle a ese persona: "hey, sé considerado. No me mandes mensajes si no quieres estar conmigo". Las cosas son negras o blancas, pero no grises. 

5. Nunca lo busques. Ten dignidad. No es orgullo - aunque depende las razones por las que hayan terminado - pero si esa persona te dijo que ya no quiere estar más contigo, no lo llames, ni le preguntes a sus amigos por él. Fin de la historia.  

Temas relacionados: 
Publicidad