Se encuentra usted aquí

Desde Estéreo Picnic, 5 profecías de estilo que reinarán este 2016

Haga memoria, y piense si vio estas tendencias en el festival. Apostamos que sí
Por
Redacción Shock

Beanies (los nuevos gorros de lana), maquillaje platinado, chaquetas con parches, estilo colegial, abrigos descomunales y disfraces invernales es lo que nos dejó Estéreo Picnic en materia de moda.

Por: Mayra Hernández @Mayalectrik

Cazar los buenos looks que hicieron presencia en Estéreo Picnic este año fue una misión casi imposible por culpa de la bendita lluvia que se negaba a desaparecer de los campos del Picnic. Los looks dignos de ser fotografiados, aplaudidos, admirados y deseados se ocultaron la mayoría del tiempo bajo capas de plásticos que unificaron el paisaje en materia de moda y opacaron el variado repertorio de estilos que suele caracterizar a este festival.

Sin embargo, tras cada escampada, los ponchos anti-lluvia salían volando para ceder el protagonismo a los atuendos que seguro unos planearon durante semanas, otros armaron por instinto y otros ni siquiera pensaron. Lo cierto es que con el paso de la historia de Estéreo Picnic, el festival también ha servido como termómetro de tendencias de moda.

Hay algo de cierto en que las tendencias del primer mundo (sobre todo las de pasarela) se demoran en llegar a tierras del tercer mundo, como nuestra patria querida. Pero también es inevitablemente cierto que las tendencias del llamado prêt-à-porter, las de uso inmediato que venden como pan caliente en grandes cadenas globales de ropa como Forever 21, Zara, Stradivarius y similares, casi que llegan a la velocidad de la luz y a precios irrisorios. Quizás esa es la principal razón por la que hoy en día tanto las nuevas generaciones de millenials entre 18 y 30 años y los adultos contemporáneos entre 30 a 35 años, se parecen cada vez más a los asistentes de festivales internacionales como Coachella o Lollapalooza a la hora de vestir. Esto gracias a la globalización y al internet que nos permite estar un poco más adelantados e informados respecto a las tendencias en general. Una movida que también aplica para los diseñadores independientes, quienes alejados de la cadenas de ropa, también están al tanto de las últimas tendencias y también ponen su granito de arena educando a nuevos usuarios a la hora de vestir y ampliando la oferta de ropa que tenemos a disposición.

Es válido decir que más que una adaptación criolla de tendencias internacionales, se trata de una generación globalmente interconectada y una cadena casi que unificada de consumo. Una aspirante a cantante de 18 años de Los Ángeles, hoy en día puede estar comprando los mismos zapatos que una diseñadora de 23 años en Colombia.

Pero para hablar puntualmente de Estéreo Picnic, y dejar de lado la ñoñería teórica del consumo de moda, el festival más que servir como panorama para predecir las tendencias que se vienen, es un escenario perfecto para identificar esas tendencias que ya están en furor, se ofrecen como pan caliente tanto en almacenes de cadena como en tiendas independientes de diseño, y que ya están empezando a cuajar entre el refinado gusto urbano.

Haga memoria, y piense si no vio una y otra vez estas tendencias en los parajes de un mundo distinto. Yo apuesto que sí.

1. Beanies = Gorros de lana

   

No se sabe a ciencia cierta si fue por la lluvia, el frío, por mera moda o por que los regalaban por la compra de cinco cervezas en un stand. Lo cierto es que este año los llamados beanies y los gorros de lana en general, de todas las formas y colores, fueron los favoritos de los asistentes del picnic y le ganaron la batalla a los sombreros de ala. Una muy buen elección como complemento para las pintas anti frío que ahora nos obliga a lucir Bogotá en su versión invierno intenso. Definitivamente una prenda que le pone actitud a la pinta y que ojalá no se quede en una mera moda del Picnic. Que se vuelva más cotidiana en el asfalto de la ciudad. 

2. Oda a los brillos y los platinados

  

Las tendencias en materia de textiles y hasta de maquillaje arrancaron este año con los brillos y los platinados como protagonistas. Estéreo Picnic no fue la excepción en ver esta tendencia llegar a sus parajes. Pantalones, tenis, maquillajes y hasta apliques de esta onda decoraron a más de una y uno.

3. Parches, bordados y más parches

  

En una de las entregas de coolhunting que hicimos del festival este año nos dedicamos a confirmar si las tendencias noventeras, que incluyen el amor por los parches, están de vuelta ¿La respuesta? Un rotundo sí. Empezando por el staff de Shock que se unió a la ola y estrenó chaqueta con parches personalizados. Se vieron varios parches y bordado sobre chaquetas, pantalones, chalecos y hasta bolsos y mochilas ¡Que vivan y revivan!

4. Flecos y maxi abrigos

  

Este año el público se llevó un 5 en materia de chaquetas, abrigos, chales, ponchos y demás piezas aptas para matar el frío. Pasamos de chaquetas genéricas a una manotada de abrigos oversized y chaquetas con flecos muy chic y trendy ¡Aplausos por las chicas que le apostaron a chaquetones que calientan más y muestran menos!

5. Estilo college

 

Las chaquetas de escuela americana de fútbol y las chicas con medias hasta la rodilla, fueron las pruebas suficientes para revelar que la moda tipo escuela americana con las bomber jackets como protagonistas, está ganando territorio en la moda local.

Bonus track: Más disfraces térmicos, trajes impermeables y capas originales por favor

   

Era imposible no sentir envidia de los que iban divagando felices de la vida por el festival, con impermeables y capas de verdad-verdad que soportan aguaceros reales o disfraces térmicos de tiburón, osos o ranas felices.