Se encuentra usted aquí

Unas palabras previas sobre Hip Hop al Parque 2013

Por
Redacción Shock

Santiago Trujillo, director general de Idartes, se pronunció a tan solo unas horas de darle inicio a la décimo séptima versión del Festival Hip Hop al Parque en la ciudad de Bogotá.

Y usted ¿qué opina de Hip Hop al Parque 2013?  

Las ciudades que hablan

Las ciudades son como organismos vivos, crecen, se desarrollan e incluso con frecuencia se enferman. Las calles son entonces, un enorme sistema de circulación y los edificios férreas estructuras óseas. Como nosotros las ciudades tienen un carácter, un espíritu que las transforma y las motiva, que suele estar en debate con el resto del cuerpo y lo reta cada vez que puede. Ese espíritu a veces abstracto, a veces contundente y presente es el ARTE.

Esta metáfora que se les ha ocurrido a varios académicos y filósofos que piensan las ciudades está presente en un inquietante grafiti de la carrera 30 en Bogotá. Sobre la 26 no muy lejos, en un gesto histórico del IDARTES que le da espacio a los nuevos muralistas del siglo XXI, un par de jóvenes del Bronx víctimas y victimarios de la violencia que produce la misma ciudad se dan un estremecedor beso que alcanza la altura de un edificio de 8 pisos y de aquella famosa fotografía de Robert Dosneau. No muy lejos los esqueletos de un par de dinosaurios en medio de una lujuriosa lluvia de signo pesos protestan por la explotación minera y gusto al lado para evitar cualquier otra interpretación en colores vivos la frase ¨Tejiendo esperanza¨.

Las ciudades del siglo XXI no sólo quieren ser inteligentes, ambientalmente sostenibles sino que desean hablar y mostrar a través de sus muros las buenas y malas cosas que las habitan. Los muros son la impronta de una generación, la ventana a la mente de cientos de jóvenes y artistas que hacen de la calle un espacio para ejercer la libertad creativa y la oportunidad de transformar la relación del ciudadano con el espacio público que le pertenece. Pero como toda libertad trae consigo nuevas responsabilidades, la autorregulación es el mejor camino para que los artistas sepan dónde y para que pintar. El patrimonio arquitectónico o artístico, por ejemplo, son espacios sagrados que deben respetarse entendiendo que en ellos está grabada también la mirada de un tiempo y el anhelo colectivo de una sociedad que ha decidido preservar la memoria en ese monumento, de la misma forma los espacios privados pueden habilitarse con una gestión oportuna y el sector público está repleto de lujares que pueden ser intervenidos.

Es importante también hacer la distinción entre el arte urbano y otro tipo de grafiti que llega al espacio público como marca territorial entre grupos de jóvenes, como mensaje de la protesta social o emblema de una barra de fútbol o cultura urbana determinada. Todas ellas producto de distintos procesos sociales y urbanos que necesitan otro tipo de acompañamiento e incluso en algunos casos de regulación.

Tras la aprobación del acuerdo 482 de 2011 la administración distrital ha entrado en la difícil tarea de regular lo que por sustancia pareciera difícilmente regulable. Aunque ya existe un decreto distrital que debe promover acciones transversales e intersectoriales, en el IDARTES hemos insistido en el fomento de las buenas prácticas, la apertura de convocatorias para crear en espacios no convencionales, la autorregulación afirmativa y responsable, la sanción social y sectorial de quienes no cumplan con los acuerdos, la comunicación alternativa y el desarrollo en las mejores condiciones de intervenciones en corredores principales de la ciudad que hagan que la ciudad de Bogotá hable a través de sus muros.

Bogotá, como otras grandes ciudades, es escenario de muchos cambios y transformaciones. Lejos de ser uniforme y homogénea, nuestra ciudad presenta una enorme pluralidad de mundos, usos, prácticas formas de encuentro y socialización. Esa creciente complejidad nos muestra una Bogotá en las que sobre los sentimientos de miedo o pérdida de valores, emergen nuevos mundos, maneras de ver y hacer, se redefinen sujetos y colectividades y se construyen nuevos sentidos. Las ciudades son el lugar del orden y a la vez del deseo de transgredirlo, de lo dado y de la afirmación de lo posible. Allí, entretejidos con una realidad intensa surgen nuevas sensibilidades, se mueven nuevas pasiones, se habitan nuevas prácticas culturales que retan con creatividad lo establecido, que reclaman con cantos y piruetas transformaciones sociales.

El valor de dejar huella, de alzar la voz, de marcar una impronta en la epidermis de una ciudad que habla por sus muros son algunas de las lecciones cotidianas que el movimiento Hopper esculpe día a día en Bogotá.

Hoy la ciudad quiere escucharlos y ustedes quieren escuchar a la ciudad, todos convencidos que la cultura del Hip Hop es una cultura de la creación, que la rima teje compromisos y afectos, que el grafiti defiende ideas y dibuja sentimientos, que el break dance moviliza esperanzas y sueños.

Por eso la Administración Distrital en una apuesta intersectorial del sector de Cultura, Recreación y Deporte, Gobierno e Integración Social ha decidido acompañar una iniciativa para construir, en un espacio amplio de concertación, un pacto de convivencia y reconocimiento de la cultura Hip Hop en Bogotá en donde podamos acordar agendas comunes y compromisos de parte y parte. Un espacio que legitime ante la sociedad civil, la institucionalidad y el movimiento Hopper unas líneas de trabajo conjunto sobre la premisa que todos queremos una mejor calidad de vida, una sociedad más incluyente y sobre todo, como lo hemos afirmado durante esta administración, una ciudad capaz de garantizar y poner en marcha los derechos humanos, sociales y culturales que tenemos todos y todas. Por eso nada más oportuno para este apretón de manos, para este abrazo largo y extendido que la celebración de los primeros 15 años de nuestro Festival Hip Hop al Parque.

Empezamos esta apuesta después de tres años de construir conjuntamente con ustedes primero la Mesa Distrital de Hip Hop y luego la Plenaria Distrital de Hip Hop, espacios que nos han acercado, nos han permitido ganar confianza y sobre todo ampliar y mejorar los proyectos conjuntos que la ciudad y el movimiento quieren y deben construir. Este año además de un gran Festival con un día más, una extraordinaria nómina de talento local, nacional e internacional y una producción de primer nivel; hemos construido con ustedes una excelente programación académica, una alianza para escuelas Hip Hop, una jornada en el Teatro Jorge Eliecer Gaitán el próximo 22 de noviembre para homenajear a todas y todos los precursores y gestores de los cuatro elementos del Hip Hop en Bogotá, un documental que contará la historia del festival y del movimiento Hopper en la ciudad, un compilado que reunirá los principales éxitos de nuestros grupos bogotanos, amplias jornadas y espacios para la expresión del arte urbano, una programación en las localidades con foros sociales y distintas actividades de danza urbana que comprenden ese esfuerzo conjunto que es el Festival Vía Alterna.

Igual que ustedes hoy dejaré mi firma sobre un muro que recorrerá las distintas esquinas y localidades de Bogotá contándole a los y las líderes del Hip Hop de Bogotá que hay una ciudad que los reconoce como sujetos de derechos, una ciudad que les delega con su confianza el compromiso y la responsabilidad de proteger el Festival de Hip Hop más grande e importante de América Latina, pero sobre todo una ciudad que los invita a construir, en el ámbito de la extrema convivencia y el máximo respeto una Bogotá que le apueste a la vida porque HIP HOP ES VIDA Y VIDA ES HIP HOP.
El V Festival Colombiano de Artes Urbanas – Vialterna 2013 presenta las agrupaciones ganadoras en las diferentes categorías del Concurso de Danza Urbana del Programa Distrital de Estímulos 2013. Este año 5 (cinco) agrupaciones recibieron estímulos económicos y de circulación, en las categorías Break Dance, Street Dance y Danza Urbana con Niñas y Niños. Además 5 (cinco) Bboys y 2 (dos) Bgirls lograron llegar a los primeros lugares después de varias “batallas” 1 vs 1. Alianzas con festivales emergentes y otros de tradición, hacen parte de la programación artística; la programación académica ha sido resultado de la apropiación de los temas por parte de agentes activos del sector de la Danza Urbana. Vialterna propicia un espacio de encuentro con diversas manifestaciones del arte y la cultura urbana, que permite a la ciudadanía experimentar los lenguajes, manifestaciones, estéticas y expresiones que desde hace ya varios años han contagiado a Bogotá.

Santiago Trujillo Escobar
Director General
IDARTES

Temas relacionados: