Se encuentra usted aquí

2091: Vuelve la ciencia ficción a una producción latina y no es pirata

Manolo Cardona, Angie Cepeda, Christopher Uckermann, Géraldine Zivic, Natalia Reyes, Gonzalo Vivanco y Damián Alcázar, entre otros, son los protagonistas.
Por
Luis Fernando Mayolo

La ciencia ficción nunca ha sido una apuesta sólida para la televisión latinoamericana. Las novelas, los realities shows y las series sobre narcotraficantes o prostitutas han tenido mayor confianza de las productoras, que las historias futuristas con las que crecimos en la televisión gringa.

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito

Las razones podrían ser muchas, entre ellas el presupuesto y la tecnología para hacer que estas historias se vean verosímiles, pero también los resultados de las mismas en sintonía.

En Colombia, por ejemplo, se la jugaron alguna vez con la serie La Dama del Pantano (1999) y el rating no fue el esperado. Robinson Díaz, Luly Bossa, Juanita Acosta y Juan Carlos Vargas no fueron suficientes para imponer el género en la televisión nacional.

Pero tarde o temprano tendría que llegar una nueva oportunidad para el género y sería la competencia entre las grandes cadenas de televisión por suscripción la que desembocaría en una nueva producción. La apuesta por contenidos hechos en nuestro continente ha tenido tanto éxito, que FOX se atrevió a intentarlo nuevamente con 2091.

Una serie que reúne un dream team de la actuación en nuestro idioma, con nombres como Manolo Cardona, Angie Cepeda, Christopher Uckermann, Géraldine Zivic, Natalia Reyes, Gonzalo Vivanco, Luz Cipriota, Benjamín Vicuña, Damián Alcázar y Salvador del Solar, entre muchos otros.

Luego del primer capítulo, que se emitió el pasado martes, se queda con la impresión de estar en una especie de Torre de Babel. Hay gente hablando en portugués y en español, con diferentes acentos que incrementan la sensación de estar en ciudades cosmopolitas a pesar de la situación apocalíptica. En ningún momento se siente el que nos quieran embaucar con un enlatado mexicano o brasileño, como si fuera la identidad de todo el continente. Aquí hay representación de muchos países y eso hace sentir la historia más cercana, como un producto de todos.

"La serie se desarrolla en un futuro un poco lejano, 2091, la tierra está devastada, los videojuegos han sido prohibidos y se realizará una partida final con los 7 mejores gamers del mundo", cuenta Manolo Cardona, al preguntársele sobre la trama.

Temas relacionados: