Se encuentra usted aquí

Busca por dentro: ¿por qué el Grupo Niche tiene el verdadero gen rockstar?

Por qué esta orquesta legendaria debe estar en el festival.
Cortesía Grupo Niche
Cortesía Grupo Niche
Por
Paula Ricciulli

Aunque muchos se sorprendieron por la inclusión de Niche en el cartel del Estéreo Picnic, esta orquesta legendaria es mucho más transgresora, arriesgada y contundente que muchas de las bandas que han pasado festival ¿Es Niche el grupo rockstar que una generación estaba esperando ver? 

Por: Paula Ricciulli // @ricciup

El Festival Estéreo Picnic tiene fama de “hipster”. Algunos siguen con la idea de que es un evento que reúne a bandas “indie” que nadie conoce. Por eso, a finales de 2018, cuando se anunció que el Grupo Niche iba a formar parte del cartel de este año, muchos no lo creían.

¿Por qué Estéreo Picnic incluyó a Niche en su cartel? O más bien y mejor, ¿por qué no? Es una de las orquestas más importantes de Colombia y el mundo. Fue la segunda agrupación colombiana, después de Fruko y sus Tesos, en presentarse en el icónico Madison Square Garden. Jairo Varela (fundador de Niche, fallecido en 2012) creó 235 canciones, 60 discos y se presentó en cerca de 2500 escenarios del planeta. A su concierto de Campo Marte en Lima, Perú (1987) fueron cerca de 500.000 personas, unas 150.000 más de las que asistieron al concierto de Roger Waters para conmemorar la caída del Muro de Berlín en 1990 y cerca de 420.000 más de las que estaban en el Estadio de Wembley viendo a Queen en el Live Aid en 1985. Cali Pachanguero ocupa el puesto 27 entre las canciones latinas más importantes de la historia según Billboard. Es difícil encontrar a un colombiano que no haya escuchado, cantado y bailado cualquiera de los éxitos de Niche y sus canciones rompieron barreras musicales y generacionales. 

Sin esperarlo, una generación que ya vio en vivo a los Rolling Stones, Metallica y Roger Waters, va a ver por primera vez a otra agrupación emblemática y fundamental para la música. Niche sigue vigente después de más de cuatro décadas de historia, y personas de todas las edades, géneros y estratos siguen bailando y coreando sus éxitos. No importa qué tan metalero, indie, reggaetonero o gomelo sea: si suena Gotas de lluvia o Cali Pachanguero la única opción es pararse a bailar.

Niche en Estéreo Picnic es la prueba de cómo las fronteras entre géneros musicales son cada vez más difusas y es más difícil responder ante la pregunta “¿qué música te gusta?”. Nuestras playlists son tan diversas como nuestras personalidades y podemos pasar de rock a rancheras, a pop y vallenato en segundos. Atrás quedaron las etiquetas: estamos siempre en modo shuffle. En Coachella 2019 pasarán de ver el pop de Ariana Grande al trap de Bad Bunny, en Lollapalooza verán a J Balvin y a The Strokes, y aquí, en el Estéreo Picnic veremos el mismo día a Niche, The 1975 y Disclosure.

La vigencia de Niche después de varias décadas radica en que fue, en muchos aspectos, una agrupación revolucionaria para la música colombiana. Lo que hacían era totalmente diferente a lo que el país estaba acostumbrado. Era una salsa muy “arriesgada”, según la describe Pablo Delvalle, investigador musical, para El País de Cali, por incluir influencias de la música del Pacífico. “El Grupo Niche divierte con su salsa, una fusión de ritmos como el guaguancó, la guaracha, el son, pero más allá de la musicalidad existen expresiones críticas en sus letras y manifestaciones de la cultura negra, un aporte valioso para una sociedad diversa”, dijo alguna vez Varela en entrevista para El Tiempo.

(Jairo Varela // Archivo El Espectador)

Canciones como Mi negrita y la calentura evidencian la influencia de estilos musicales del Pacífico. En lugar de copiar lo que estaban haciendo otros, Varela (nacido en Quibdó) “buscó por dentro” y se inspiró en sus raíces para crear un estilo diferente. Aunque hoy en día, después de ver actos como Bomba Estéreo o ChocQuibTown, no nos sorprenden tanto las fusiones musicales, la apuesta de Varela por hacer una salsa propia fue transgresora y un intento valiente por poner en el mapa la música de su región. El más importante puerto del Pacífico en Colombia quedó inmortalizado en el primer éxito internacional de Niche: Buenaventura y Caney.

Buenaventura no fue la única ciudad inmortalizada en una canción de Niche. Cali Pachanguero y Cali ají son 2 canciones de Niche que a su vez son himnos no oficiales de la capital del Valle. Colombia, que ha buscado durante décadas estar en temas de conversación diferentes al narcotráfico, encontró en Niche un embajador en el extranjero, con turistas de todo el mundo preguntando por ciudades gracias a sus canciones.

queree-es-poder-niche-cover.jpg(Querer es poder, 1981. Segundo álbum de Niche en el que se encuentra el sencillo Buenaventura y Caney)

“Representamos a una etnia, la raza negra y todo lo que vaya en contra de ella como la discriminación, el olvido, el rechazo y la indiferencia nos duele y todo lo que auténticamente esté destinado a acabar con esas diferencias raciales lo apoyamos al 100%”, nos cuentan Elvis Magno, Alex Torres, Yuri Toro y Luis Araque, actuales cantantes de Niche.  Esta misión no es nueva y explica por qué uno de los sueños de Jairo Varela era presentarse en suelo africano y lo cumplió, con un show de Niche en Guinea Ecuatorial en 2012, unas semanas antes de su muerte. El grupo lo vio como una visita a sus ancestros.

“La calidad musical de Grupo Niche hizo que se conocieran otros aspectos de Colombia. Es gratificante saber de extranjeros que solo vienen a Colombia para conocer a Cali, a Buenaventura, a Medellín, al Valle del Cauca porque las describimos en nuestras canciones”, cuentan los actuales cantantes de Niche.

Es posible recorrer Colombia a través de las canciones de Niche, pues tienen menciones a varias ciudades en sus temas. A ti Barranquilla, Listo Medellín, Hola rola (Bogotá), Atrateño (Quibdó, ciudad natal de Varela), Un día después (Cartagena), o Las tres son Caribe (Santa Marta). A propósito del 5- 0 contra Argentina en el 93, Niche lanzó la patriota Colombia, tierra de todos.  Niche desafió el racismo en Colombia, no solo con su música (y su nombre, por supuesto).

 

Jairo Varela: la cárcel, el racismo, y otros problemas sociales 

A mediados de los 90, en la era más importante para el grupo, Jairo Varela fue encarcelado por enriquecimiento ilícito durante cuatro años. Todo empezó cuando Varela quiso crear la discoteca más grande de Cali y Latinoamérica: Disc Show Room, en donde la música tuviera el espacio que se merecía en la capital del Valle. El sitio, que dicen que costó cerca de 2.000 millones de pesos de la época, tenía capacidad para 6.000 personas y estaba ubicado en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad.

Los vecinos enviaron una carta para que la discoteca no se abriera, pero en la noche de inauguración (en la que se presentaron La India y C&C Music Factory), al ver que Varela tenía todo en regla, la Policía no tuvo más remedio que sentarse a mirar. Se dice que Varela declaró en medios: “esta noche sí vamos a abrir. Y aprovecho para decirle a la sociedad caleña que los negros también podemos”. “En un lugar donde estaba la clase alta de Cali, siento que no querían que un negro se metiera a hacer bulla en su sector privilegiado”, contó en La Red Irma Guarín, amiga de Varela. Ella agrega que, en pleno Proceso 8.000, la Fiscalía buscaba chivos expiatorios y por eso se fijaron en e líder de Niche, absuelto en 1999.

Además del racismo, Niche abordó otros problemas sociales. Miserable y la famosa Ana Mile, basada en la historia real de la hermana de “Macabí”, pianista de la primera generación del grupo trataron el tema del abandono parental en un país en el que 6 de cada 10 mujeres son madres solteras.

Porque como Pedro por su casa

Aquel hombre se paseó

Con la risa te engañó

Se robó tu corazón. 

El amor es clave en varios de los mayores hits de Niche. Durante los 80, la salsa con temas románticos se hizo muy popular y en 1988 Niche lanzó tal vez su canción de amor más conocida: Nuestro sueño, un tema que Jairo Varela escribió para la mamá de su primera hija. 

Hoy te espero porque el sueño

Que mi vida imaginó

Es el mismo sueño

que tu amor me inspiró.

Niche tiene canciones para cada etapa de la relación. No importa si está cuadrado o entusado, seguro sentirá que alguno de sus temas le habla directo al corazón.  Si Nuestro sueño o Busca por dentro son los perfectos himnos de Niche al amor, Cómo podré disimular es el mejor retrato de una tusa asesina de varios días acostado en la cama llorando y comiendo helado.

Cómo podré disimular

si tu recuerdo me hace daño

llevo una pena tan honda

que no puedo ya ocultarlo.

Sin sentimiento, por otro lado, también es una canción de tusa, pero esa que no da tristeza sino rabia, mucha rabia.

¿Por qué vuelves a meterte en mi pensamiento

A acabar con la poca fe que me queda para vivir?

Es que tú no sabes para qué sirven

Los sentimientos de otra persona

Tú no sabes eso, pa'qué sirve eso

Tú no sabes querer.

Niche también habló del sentimiento de culpa que produce la infidelidad en Se parece tanto a ti.

Amor, se pareció tanto a ti

Que no pude guardar

En mi cuerpo el deseo

Que la tuve que amar

Pero si ya superó la tusa, Hagamos lo que diga el corazón es perfecta para darle una nueva oportunidad al amor.

Hagamos lo que diga el corazón

Y vamos a entregarnos sin medida

La crisis terminó, lo malo quedó atrás...

A comienzos de 2019 Niche llamó la atención en los medios, gracias a una noticia desconcertante. El icónico grupo colombiano fue anunciado (falsamente) como parte del concierto de Nicolás Maduro en la frontera. Sin embargo, rechazaron presentarse en él. “No por motivos políticos, sino humanitarios. Es una realidad que muchos venezolanos tuvieron que emigrar de su país y ahora viven en países extraños sufriendo una situación difícil. Pensamos que si Maduro tiene altos recursos para entretenimiento, pudo dar una solución mejor para sus paisanos”, según nos contaron en entevista. 

Los cantantes de Niche también nos contaron que están grabando un nuevo trabajo que, aunque conserva las líneas de concepto y trabajo original de Varela, es el primer álbum que se trabaja sin sus letras (se estima que dejó más de 200 canciones inéditas al momento de morir). “Tenemos muy buenas sensaciones frente a los que se está haciendo y tenemos la seguridad que estamos ante otro éxito mundial del grupo”.

niche-2019_0.jpg

(José Aguirre, segundo de izquierda a derecha, es el Director Musical de Niche. Aquí acompañado de varios integrantes de la orquesta).

Sonaron para abrir el concierto de Shakira en noviembre pasado, pero por agenda no se logró. Ahora vienen con toda a Estéreo Picnic, una plaza que se han ganado con creces y que se merece una orquesta legendaria de su nivel. “La fiesta ha sido esencia del Estéreo Picnic desde el día uno, al igual que el talento nacional. Por el FEP han pasado grandes actos de música tropical como La 33, Ondatrópica, Totó la Momposina, Abelardo Carbonó y otros. Por ello, la inclusión de Niche, más allá de ser una sorpresa, era un paso natural para celebrar la décima edición. Estamos orgullosos y esperamos con ansias el encuentro histórico entre el Grupo Niche y Un Mundo Distinto”, cuentan sus organizadores.

Niche es igual (o más) rockstar que muchos de los headliners que ha tenido el Estéreo Picnic y no tiene nada que envidiarle a ninguna de las bandas que se han presentado en la historia del Festival. Reunió a cientos de miles de personas en sus conciertos, desafió al establecimiento, rompió fronteras musicales, creó canciones que se convirtieron en himnos para varias generaciones, y consolidó un sonido propio reconocido mundialmente que se mantiene por más de cuatro décadas.  

Cuando les preguntamos a los actuales integrantes de Niche si creían que son rockstars, respondieron “totalmente. Creemos que el rock es conceptual, y en ese sentido Niche generó un concepto en las letras, todas con un mensaje, una forma de vida”.

Niche por sí solo es una declaración a favor de la raza negra y del Pacífico. Es un símbolo de Colombia y un referente mundial de la salsa. Son bienvenidos al Estéreo Picnic y a cualquier festival que quieran estar. Por siempre, siempre.