Se encuentra usted aquí

Ha$lopablito, la salsa en la empanada del trap colombiano

Ha$lopablito hizo uno de nuestros discos favoritos de 2018 y también nos recomendó buenas empanadas.
Fotos: Natalia Pedraza
Fotos: Natalia Pedraza
Por
Redacción Shock

Trap consciencia, empanadas, salsa y vino barato: la fórmula detrás de Ha$lopablito, uno de los nombres más prometedores de la música alternativa en Bogotá.  

Por Fabián Páez López @davidchaka // Fotos: Natalia Pedraza - pedrazabravo

El año pasado, justo el día que los noticieros confirmaban que el nuevo presidente electo de Colombia era Iván Duque, Ha$lopablito publicaba en su cuenta de YouTube la canción Nos llevó el putas. Un manifiesto inconforme, hecho con tanta rapidez como gracia y acompañado de una imagen que parodiaba los tarjetones E14, célebremente recordados por el uso de la tipografía mágica que multiplicaba los números. (Vea también: Guía para aprender a hacer chancucos con la nueva escritura electoral) 

Era un trap conciencia, elaborado con la rapidez coyuntural e ingeniosa de un meme, pero ratificaba la emergencia de un proyecto genuino y, aunque imbuido en la estética del trap global, más bogotano que el Transmilenio. En 2017 había lanzado un EP de tres canciones, pero unos meses después de las elecciones agrandó el menú con su primer álbum, es el puto sueño.

***

Pablo Jaramillo es estudiante de artes visuales de la Universidad Javeriana. Es rubio, flaco y, últimamente, casi siempre lleva puestos chompos con su marca propia, un hazlopablito de colores. No ha cumplido los 25 años de historia que tiene el Sónar Barcelona y ya fue confirmado para la edición 2019, junto a nombres como A$ap Rocky, Disclosure y Underworld. Además, en su agenda figuran también festivales como el Sónar Bogotá y Estéreo Picnic 2019, el mismo día que Kendrick Lamar. (Vea acá el cartel del Estéreo Picnic) 

Detrás del proyecto musical que inauguró en 2017 con la canción merchopercho y que hoy lo tiene conformando varios de los carteles más apetecidos, están también el beatmaker Aaron Moreno y su grupo de amigos, que se reconocen como el colectivo artístico los Changua boyz.

***

es el puto sueño, su primer disco, uno de nuestros favoritos de 2018, inicia con salsa. No precisamente porque echa mano del sampler de Oh qué será de Willie Colón, sino porque la canción introductoria, tráptara, es un corte de trap gastronómico y autorreferencial.

En 14 cortes que incluyen un interludio de guaracha, Ha$lopablito baja al trap de los carros lujosos llenos de viejas pimpeadas para desnudar las complejas banalidades de la vida de la clase media bogotana: pintoresca, arribista, bombardeada por la narcoestética, bendecida y afortunada por el vino del D1, pero endeudada con el Icetex. (Escuchar: tráptara, trappin en el D1 y narcofake).

Su música no la define la producción de punta o la erudición armónica. Suena más bien a un viaje reflexivo en Transmilenio o a un remate lleno de empanada con salsa y ácido político (pero no con cianuro).

A punta de samplers de funk, reggaetón y salsa ha sabido emparejar la colombianidad con la estética del trap. Una tendencia generacional incubada en internet y que abarca desde la despreocupación por los formalismos en la música y la ropa, hasta un licuado absurdo de referencias visuales. Su sinceridad es casi que una parodia a la rigidez de la música pop. Y a todo ese le sumó la crítica política.  

***

“Soy la salsa de su empanada.
Al trap le pusimos la grasa.”

Además de ser trapstar emergente y estudiante de artes, Pablo Jaramillo es un reconocido visitante de centros de diseño de empanadas. Principalmente, de los que rodean su universidad. Razón por la cual, además de confiar en que es uno de los actos alternativos más prometedores, confiamos en sus recomendaciones y lo acompañamos en su tour gastronómico habitual de comida chatarra.

Empanadas “Típicas del Valle” (Séptima con 42)

hazlopablito_1.jpg

“Estas empanadas son más puristas. En el último All You Can Eat me comí 12, pero el que ganó se comió 28”:

Empanadas La W

hazlopablito_4.jpg

 “Estas son más mutantes, pero son las más clásicas, y con con salsa...”

Empanadas “de la veci” (Calle 41 con Caracas) 

hazlopablito_5.jpg

“Estas son para rematar una fiesta, pero son mejores los pasteles de yuca”.

Carrito de la 42 con Caracas 

hazlopablito_8.jpg

“Acá venden empanadas de lechona, pero esta arepa con leche condensada…”

hazlopablito_9.jpg

Más contenido sobre: