Se encuentra usted aquí

El príncipe del rap: política negra disfrazada de comedia

Cuando los problemas de los afroamericanos conquistaron el mainstream.
El Principe del Rap
El Principe del Rap
Por
Paula Ricciulli

Desde la comedia, Will Smith protagonizó una serie que sutilmente enseñó valores familiares pero que además fue determinante para las audiencias afrodescendientes en Estados Unidos, pues contó con representaciones de personajes negros muy distintas a las que la televisión de la época estaba acostumbrada. Puede encontrarla en Netflix o en TBS.

Por: Paula Ricciulli // @ricciup

Cuando pensamos en El príncipe del rap, se nos vienen a la cabeza la pegajosa canción del intro, las frases ingeniosas de su protagonista Will, el bailecito de Carlton, las rabietas del tío Phil, los regaños de la tía Vivian, los problemas de primer mundo de Hilary, la rebeldía de Ashley y los finos apuntes de Geoffrey, el mayordomo. Pero lo que muchos no tienen presente es que esta serie tocó temas importantes para la comunidad afroamericana como el racismo, abandono de los padres, control de armas, brutalidad policiaca, machismo e imagen corporal; temas que, hasta ese momento los jóvenes afroamericanos no habían visto representados en TV. No en vano el personaje de Will tenía en su cuarto un afiche del activista, político y beligerante Malcolm X, o el activismo del Tío Phil en su juventud, que se menciona en varios capítulos. El príncipe del rap rompió estereotipos y nos mostró a una familia negra y trabajadora con una visión propia del sueño americano. Nos enseñó que el éxito no es solo para blancos y que las razas tienen clichés en los que no encaja todo el mundo. 

Advertencia: la canción del intro es muy, muy pegajosa. Busque la versión completa, que rara vez pasaban en televisión, para entender cómo fue el paso del personaje de la casa de su familia en Filadelfia, a la de su tía en California.

PREGUNTAS IMPORTANTES ANTES DE VER EL PRÍNCIPE DEL RAP

¿Temporadas? 6

¿Capítulos? 148

¿Duración? 22 minutos cada uno

¿Fechas? 1990 – 1996

¿Se puede ver en desorden? Sí. Cada capítulo tiene una historia distinta con Will y alguno de los miembros de la familia Banks, así que no se va a perder de nada si no los ve en orden.

¿Tiempo total para verla? 2 días, 8 horas, 44 minutos

¿Se puede ver con papás? Sí. Toda la familia puede sentirse identificada. Seguro al pasar el tiempo sentirá que se identifica más con el Tío Phil que con Will. 

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? No, aparte de la familia Banks y Jazz, el mejor amigo de Will.

¿Hay que prestarle mucha atención? Puede verla mientras hace oficio o baila.

COSAS QUE DEBE SABER ANTES DE VER EL PRÍNCIPE DEL RAP

  • Antes del comienzo de la serie, Will Smith era un rapero reconocido por hacer junto con Jazzy Jeff (quien también tuvo un papel en El príncipe del rap) el hit Parents Just Don’t Understand. Pero luego de gastarse toda la plata y que su siguiente disco fracasara, Will estaba endeudado y su papel en esta serie fue el que le ayudó no solo a pagar sus deudas, sino a convertirse en uno de los actores más importantes del cine y la TV.
     
  • Al final de la cuarta temporada, Will regresa a Filadelfia y ese se suponía que era el final de la serie. Sin embargo, fue tal la acogida por parte de los fans, que el programa volvió por otras dos temporadas más.
     
  • Para los capítulos con temas más “serios”, se dice que Will Smith, quien eventualmente se convirtió en productor, tomó inspiración de Roseanne, serie emitida entre 1988 y 1997. Roseanne se destacó por mostrar, sin estereotipos, a una familia de clase trabajadora.
     
  • El estilo de Will fue muy influyente para la moda de entonces, pues acercó el estilo negro callejero a la cultura “mainstream”.  Su forma de vestir muy colorida y arriesgada sigue siendo inspiración de moda hoy.

SI LE GUSTÓ EL PRÍNCIPE DEL RAP TAMBIÉN LE PUEDE GUSTAR:

  • The Jeffersons: emitida entre 1975 y 1985 fue clave para los afroamericanos al mostrar, por primera vez en televisión, a una pareja interracial.
     
  • Black – ish: Una serie que reflexiona sobre qué significa ser afroamericano hoy. Alguna vez el expresidente Barack Obama declaró que es como ver a su familia reflejada.
     
  • Kenan y Kel: Otra sitcom negra infaltable de los 90. Kenan y Kel fueron dos personajes que se complementaban muy bien y nos hacían reír por los problemas cotidianos y al mismo tiempo inverosímiles en los que se metían.
     
  • Hermana, hermana: Dos gemelas separadas al nacer vuelven a estar juntas. Y aunque se quieren mucho, son totalmente diferentes: Tia es estudiosa y organizada, mientras que Tamera es más divertida y espontánea.

MOMENTOS MEMORABLES DE EL PRÍNCIPE DEL RAP

  • Papá tiene una nueva excusa. (Temporada 4, capítulo 24) El papá de Will le falla una vez más y el Tío Phil le da su apoyo, mientras le confirma que siempre será un padre para él. Si usted no llora en esta escena, es un robot.
     
  • Viva Las Vegas. (Temporada 6, capítulo 8). Con motivo de su cumpleaños 21, Carlton viaja a Las Vegas en compañía de Will y se gasta la plata del regreso en un casino. Ambos deciden participar en un show de talentos con el clásico Apache de Sugarhill Gang.
     
  • Identidad errónea. (Temporada 1, capítulo 6). Un amigo de la familia pide a Will y a Carlton que conduzca su carro. Sin embargo, en el camino son acusados de robárselo. Un capítulo interesante que reflexiona sobre el racismo y los privilegios de clase.
     
  • Solo di ¡eh! (Temporada 3, capítulo 19). Will, sin querer, le da a Carlton metanfetaminas en la noche del prom y, por supuesto, empieza a actuar muy extraño. Un capítulo para crear conciencia sobre el consumo de drogas, como lo tienen muchas series adolescentes.

VUELVA A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENE QUE VER ANTES DE MORIR. 

O SIGA CON ER O CON FARGO