Se encuentra usted aquí

5 momentos en los que 2017 le pateó el culo al patriarcado

Estas son algunas razones por las que 2017 pasará a la historia como un año lleno de poder femenino.
Foto. Gettyimages
Foto. Gettyimages
Por
Paula Ricciulli

Estas son algunas razones por las que 2017 pasará a la historia como un año lleno de poder femenino. 

Por Paula Ricciulli @RicciuP

Las mujeres estamos cansadas. Del acoso callejero, de la inequidad salarial, de que se nos juzgue por cómo nos vestimos, cómo actuamos, cómo nos expresamos…y de tantas cosas más…  Aunque nos digan “histéricas”, “pataletudas” o “feminazis”, estos 5 momentos demuestran que estamos listas para seguir combatiendo el machismo.

Cuando las mujeres le dijeron a Trump: aquí estamos y no nos vamos a ningún lado

Los derechos de las mujeres son derechos humanos. Ese fue el mensaje de la marcha de las mujeres en Washington en enero pasado, el día después de la posesión de Donald Trump, quien demostró que puedes convertirte en el hombre más poderoso del mundo a pesar de tener varias denuncias por acoso sexual.  

 

Cerca de 5 millones de personas en el mundo se unieron para alzar su voz a favor de los derechos reproductivos, la equidad de género, y claro, para decir: No, Trump: No está bien que digas que a las mujeres hay que agarrarlas de la vagina.

Cuando todas confirmamos #MeToo:

Con un solo tuit, la actriz Alyssa Milano en octubre pasado desencadenó una conversación dura, pero necesaria, sobre lo frecuente que es el acoso sexual y lo cotidiano que es para las mujeres: tanto para las famosas de Hollywood que denunciaron a Harvey Weinstein y a Louis C.K., como para las bogotanas en la hora pico de Transmilenio.

 

Su mensaje hizo que varias se animaran a contar sus experiencias de abuso. Según Twitter, más de 1.7 millones de personas en 85 países usaron el hashtag.

Estamos de acuerdo en que el machismo no se va a acabar a punta de tuits. Sin embargo, esto sí nos ayuda a dimensionar lo arraigado que está el machismo en nuestra cotidianidad. “Cómo así, ¿Tú también?” fue la reacción incrédula de algunos hombres al ver que el acoso es algo con lo que las mujeres ya nos hemos acostumbrado a vivir. No más.

Cuando las escritoras colombianas gritaron “¡Existimos!”

Ante la lista de invitados de un evento literario en París en el marco del año Colombia- Francia, en la que los seleccionados eran 10 hombres y ninguna mujer, 40 autoras locales se animaron a decir “¡Colombia si tiene escritoras!”, en una carta abierta que se replicó en redes sociales y varios medios de comunicación.

 

El Ministerio de Cultura respondió al texto, afirmando que no hubo la intención de invisibilizar la narrativa hecha por mujeres en el país (fue simplemente pereza, como declaró una de las escritoras en una entrevista radial). Y aunque a muchos les pareció absurdo que no se hubieran dado cuenta de que no había ninguna mujer invitada, haga usted la prueba: ¿Cuántas autoras femeninas tiene usted en su biblioteca?

Cuando Pink nos hizo llorar en los VMAs

Pink es fuerte, poderosa, y no teme decir lo que piensa. Es un gran modelo femenino y lo ratificó en la última entrega de los VMAS, al aceptar el Premio Vanguardia.

 

 Lo que parecía un discurso típico de aceptación de premio con dedicatoria a su hija Willow fue en realidad una declaración potente contra las imposiciones de género y los cánones de belleza. 

La hija de la cantante le confesó que se sentía fea, porque parecía “un niño con pelo largo”. Ella le hizo una presentación en Power Point con rockeros andróginos, como David Bowie o Prince quienes inspiraron al mundo sin importarles la opinión de los demás.

Gracias Pink por demostrarnos que aún quedan popstars auténticas y desafiantes.

 

Cuando ‘las superpoderosas’ se hicieron respetar

En su segunda participación en un mundial de fútbol femenino, la Selección Colombia llegó a octavos de final. Ha sido 2 veces subcampeona de la Copa América Femenina y está en el segundo lugar del ranking de la Conmebol de equipos femeninos.  

Las mujeres que más han sudado la camiseta no fueron invitadas a presentar el más reciente diseño de la indumentaria de la Selección. Mientras en la camiseta masculina se escogieron a jugadores como James y Cuadrado, el diseño femenino fue usado por Paulina Vega.


La Selección Colombia femenina se ha ganado con las uñas su espacio en el fútbol mundial. Ellas cobran hasta 20 veces menos que sus contrapartes masculinas. Es el momento de que se ganen el lugar por el que tanto han luchado

Temas relacionados: