Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Cabezote Lo mejor del 2020

Las mejores 15 películas de 2020

Un año que golpeó al cine, pero también nos dejó muy buenas películas.

Mejores películas de 2020
Mejores películas de 2020
Shock

Como es costumbre, cada diciembre hacemos un listado de las mejores películas del año. Lo que no es costumbre fue enfrentarnos a una pandemia con emergencia sanitaria global que obligó a que las salas de cine permanecieran cerradas. En un año en el que no hubo grandes éxitos de taquilla, las plataformas de streaming brillaron con propuestas arriesgadas y desde ya se pronostica que Netflix romperá un récord al ser el estudio con más cintas nominadas para los Óscar ( hasta el próximo 15 de marzo se conocerán las películas opcionadas).

A continuación 15 películas que nos emocionaron, nos conmovieron, y nos demostraron que las buenas historias trascienden cualquier formato.

Pienso en el final

Cuenta la historia de una chica (Jessie Buckley), inicialmente conocida como Lucy, que se une a su novio Jake (Jesse Plemons) en un viaje por carretera para visitar la granja de los padres de él. Es claro que ella tiene dudas sobre la relación y piensa terminarla, pero se le dificulta hacerlo realidad. Sin embargo, este viaje está lleno de situaciones extrañas que nos hacen dudar de la naturaleza misma de la historia que estamos viendo. Hay personajes que envejecen y rejuvenecen entre escenas, mientras que otros cambian de nombre. Los escenarios son alterados para volverse imposibilidades y los diálogos comienzan a contradecirse entre sí. Como muchas de las películas de su guionista y director Charlie Kauffman, el surrealismo es clave y no podemos interpretarla literalmente. // Por Julián Ramírez

Borat 2

Publicidad

En 2006, con Borat: lecciones culturales de Estados Unidos para beneficio de la gloriosa nación de Kazajistán, Sacha Baron Cohen nos dio una sátira entretenida y certera sobre la sociedad estadounidense. En esta secuela, Borat es elegido por el gobierno de Kazajistán para llevar un mono como regalo al vicepresidente Mike Pence. Si había un momento indicado para que regresara el desvergonzado periodista era éste: cuando Estados Unidos es uno de los países más afectados por el COVID-19 y está a pocos días de elegir a un nuevo presidente. Entre chistes escatológicos e inapropiados, situaciones muy incómodas y momentos increíblemente exagerados, Borat entrega reflexiones sobre la religión, la discriminación, el feminismo, el poder político en Estados Unidos, y la obsesión del país por las celebridades y el entretenimiento. Cohen no tuvo que esforzarse mucho: la reunión de mujeres republicanas, un desfile anti-tapabocas con supremacistas blancos y la vergonzosa aparición de Rudolph Giuliani hicieron parte del trabajo por él. Un testimonio necesario y revelador de la vida en la nación más poderosa del mundo. // Por Paula Ricciulli.

El juicio de los 7 de Chicago

En tiempos de complots jurídicos y brutalidad policial exacerbados en el mundo resulta reveladora la adaptación de la historia del “Juicio de los 7 de Chicago”, un conocido caso de 1968, época de particular agitación social en Estados Unidos en la que confluyeron eventos la guerra de Vietnam, el auge del hippismo y la consolidación de organizaciones civiles como las Panteras Negras. Todos relacionados con este caso. La estructura de esta adaptación histórica, que intercala las escenas del juicio con la recreación de los sucesos, dota de ritmo a una historia con tramas que se entrecruzan, guiños históricos y un interesantísimo conflicto (para estudiar con lupa y traer a la actualidad) entre los activismos de cada uno de los implicados en el caso. // Por Fabián Páez López

Descansa en paz, Dick Johnson

Publicidad

Aunque la muerte es un tema que todos enfrentaremos en algún momento, no siempre estamos dispuestos para hablar de ella. Por eso en el documental Descansa en paz, Dick Johnson, la directora registra las últimas semanas de vida de su padre y lo mata varias veces (en escenarios hipotéticos): atropellándolo, con un aire acondicionado que le cae en la cabeza, o cayéndose de las escaleras. Aquí la comedia ayuda a hacer terapia de duelo y hace que el filme sea una carta de despedida inesperada y muy divertida. Un trabajo revelador sobre cómo asumimos la muerte y cómo el amor es el que forma los recuerdos de nuestros seres queridos que además logra sacarnos varias risas. // Por Paula Ricciulli.

Unidos

Se sitúa en un mundo en el que los elfos, centauros, mandrágoras, hadas y cíclopes comparten su cotidianidad. En algún momento la magia fue parte del día a día de este universo que, de a pocos, fue olvidándose de ella y reemplazándola con la tecnología moderna. A pesar de esto los hermanos Ian y Barley comienzan, como en un juego de rol, una búsqueda fantástica para traer de vuelta de la muerte, por solo un par de horas, a su padre. La conmovedora fórmula de Pixar no tiene pierde. Se pega al tradicional “viaje del héroe”, pero en este caso para contar una historia sobre la hermandad y sí, la magia.No es de extrañar que Disney y Pixar hicieran una película conmovedora que hace llorar hasta al más duro. Desafortunadamente, esta película no tuvo el impacto deseado puesto que se estrenó en marzo, cuando el Coronavirus se tomó todos los titulares del mundo. // Por Vanessa Velásquez Mayorga

Publicidad


El diablo a todas horas

Esta es una película violenta, cimentada en el deseo de venganza de los protagonistas y en sus más oscuras perversiones. Es una película que tiene como hilo conductor la inamovible fe de los habitantes del centro de Estados Unidos, esa fe por la que están dispuestos a pecar. El diablo a todas horas narra tres historias paralelas que se encuentran en momentos específicos que cambian el rumbo de los personajes. El elenco es estelar, con actores como Robert Pattinson, Tom Holland, Sebastian Stan, Mia Wasikowska, Hayley Bennet, Eliza Scanlen, Riley Keough, Bill Skarsgard y Jason Clarke, da interpretaciones magníficas en esta película que tiene un aire tarantinesco, aunque sin el humor. // Por Vanessa Velásquez Mayorga

Cuties

Amy es una niña de 11 años de ascendencia senegalesa que se encuentra radicada en Francia. Su identidad se mueve entre las creencias y tradiciones de su familia, y su deseo de ser una niña occidental común. La cinta está inspirada en la vida de la directora franco-senegalesa Maïmouna Doucouré, quien se basó en su propia búsqueda de feminidad y concepción de sí misma. En una movida desacertada, Netflix usó para la publicidad de la película una imagen que sexualizaba a las niñas protagonistas (algo que no hace el filme), lo que causó indignación total en redes e incluso un pico en las cancelaciones de la plataforma. El boicot fue promovido principalmente por personas que no habían visto la película y afirmaron que promovía la pedofilia. Cuties no critica ni la estricta educación musulmana y patriarcal, ni la “libertad” de las niñas francesas. Tampoco promueve la pedofilia: simplemente habla desde el punto de vista de la protagonista, que está en una edad en la que busca sentirse parte de algo, al precio que sea. // Por Paula Ricciulli

Publicidad

Vampires vs. The Bronx

Lo que en principio parece un cúmulo de clichés sobre películas vampirescas termina siendo una muy entretenida crítica de clase y raza a la gentrificación de los barrios pobres. Si bien usualmente todo sale mal en los intentos de mezclar comedia y terror, esta historia del director Osmany Rodriguez cobra sentido como la aventura comunitaria de tres niños afrolatinos del Bronx que se enfrentan a un grupo de vampiros/agentes inmobiliarios/ millonarios blancos que quieren alimentarse con los habitantes del barrio; total, como dice el personaje del tendero Tony al grupo de niños cuando asesinan a un pandillero: a nadie le importará su muerte no porque sea un pandillero, sino “porque es del Bronx, como nosotros”. El subtexto de la película es contextualmente redondo en uno de los años más significativos para el movimiento Black Lives Matter. Además, puntos extra: Method Man hace el papel del Padre Jackson. // Por Fabián Páez López

Ya no estoy aquí

Esta película es cien por ciento cumbia de barrio, Mientras que Rodrigo D No Futuro es punk y ultrametal al piso, pero en medio de esos dos extremos se encuentran para bailar a un mismo ritmo: el de las culturas subterráneas atravesadas por la violencia, la pobreza y la falta de oportunidades; y el de un personaje principal al que no le han dado amor pero le sobran canciones para sentirse vivo a pesar de todo. Ulises, el protagonista de Ya no estoy aquí (dirigida por Fernando Frías de la Parra), es tan parco, introvertido o ausente como el mismo Rodrigo de Rodrigo D No Futuro, aunque en esta historia mexicana que se sitúa unos diez años atrás en Monterrey, cuando los llamados “Cholombianos” ya habían establecido su propio oasis de cumbias rebajadas y trajes coloridos y holgados; al menos queda una luz al final del túnel y es probarse como trabajador informal ilegal en los Estados Unidos. // Por Chucky García

Publicidad

Mucho Mucho Amor

En los 70 y 80 Walter Mercado era uno de los astrólogos más reconocidos en la comunidad latina de Estados Unidos y Latinoamérica. Su manera particular de presentar el horóscopo y sus atuendos llamaron rápidamente la atención del público en la televisión. Pero ¿qué tenía de especial y qué lo hacía diferente? el puertorriqueño, no solo era astrólogo también era bailarín, actor y escritor, profesiones que supo combinar muy bien para conseguir la atención del mundo entero. Este documental realizado por Kareem Tabsch, Cristina Costantini, y Alex Fumero, nos presenta a Walter en la intimidad y revela los motivos por los cuales se ausentó de los medios y los cambios que sucedieron en su vida personal y profesional. // Por Alfred Lord

Diamantes en bruto

Publicidad

Cuando se hablaba de películas de Adam Sandler por lo general se pensaba en comedias fáciles para ver los domingos por la tarde. Esto cambió con Diamantes en bruto, gracias a una impecable actuación de Sandler, una banda sonora extraña pero apropiada, y una muy buena dirección de los hermanos Ben y Josh Safdie. Diamantes en bruto es un thriller frenético e inesperado que nos mantiene estresados todo el tiempo sobre un joyero que se lo juega todo en una apuesta muy arriesgada. Esta película es todo lo opuesto a una comedia fácil de domingo por la tarde: es una historia aturdidora que no se parece a nada que hayamos visto antes. // Por Paula Ricciulli

El hoyo

Es una historia trágica y deprimente. Definitivamente, El hoyo no es el tipo de filmes que solemos encontrar en los ‘tops’ de Netflix. Sin embargo, fue la película más vista en Colombia durante varias semanas. La cinta nos muestra un sistema vertical de prisión en donde los presos de celdas superiores son alimentados mientras los de abajo mueren de hambre. El objetivo de El hoyo no es darnos una historia clara y directa, sino ofrecernos una alegoría que representa nuestro propio mundo. Igual que en la realidad, este es un mundo con recursos para todos, pero de los que no todos pueden disfrutar por culpa de terribles sistemas de gobierno y el egoísmo de la sociedad. // Por Julián Ramírez

Da 5 Bloods

Publicidad

El director Spike Lee cuenta la historia de un grupo de exsoldados negros que regresan en busca de un tesoro al origen de sus traumas, Vitenam. La tierra en la que lucharon y en la que perdieron al líder de su cuadrilla, por quien profesaban una devoción casi que religiosa, interpretado por el recientemente fallecido actor Chadwick Boseman (concidencialmente, el filme fue lanzado a pocos días de la repentina muete de Boseman). Spike Lee, especialista en encontrar grietas en la historia oficial y abordar la complejidad de la historia negra en Estados Unidos, logró encajar aquí una ficción dolorosa y llena de tensión en la que los vínculos y las imágenes de los personajes se van deshilachando, hebra por hebra, hasta revivir la tragedia. // Por Fabián Páez López

Tenet

La undécima película de Christopher Nolan es, probablemente, la más “nolanesca” que habrá. En Tenet el tiempo es el protagonista, el problema resolver y manipularlo es la solución. Todo esto pasa en una trama de espionaje internacional para evitar el armagedón, tercera guerra mundial o el fin del mundo. Llámenlo como prefieran. El trabajo de Nolan tiene fanáticos y detractores. Tenet, al igual que otras de sus obras como Inception, Interstellar o Memento requieren que el espectador trabaje y una las piezas que la película va soltando, y que preste atención, pues es fácil ubicarlas en el lugar equivocado. Y si nada de lo anterior llama su atención, véanla por la dupla protagonista: John David Washington y Robert Pattinson, quienes hacen una interpretación maravillosa. // Por Vanessa Velásquez Mayorga

Mank

Publicidad

Aunque existen grandes nombres del cine que aún desprecian el contenido de Netflix, lo cierto es que la plataforma cada vez incluye realizadores más destacados dentro de su catálogo. Tras Alfonso Cuarón, Martin Scorcese y los Hermanos Coen, el turno ahora es para David Fincher (El club de la pelea, Seven, Perdida) y un proyecto que tardó varias décadas en cocinarse. El guion fue escrito por su padre, Jack Fincher, durante los 90, pero ninguna productora se interesó en un filme en blanco y negro. Tras la muerte de Jack en 2003, los guiones se quedaron empolvados durante varios años, hasta hoy. Mank narra la historia del guionista Herman J. Mankiewicz, quien debe terminar el guion de no cualquier película: Ciudadano Kane, considerada una de las mejores del cine. Gary Oldman, Amanda Seyfried, Tom Burke y Lilly Collins logran mostrarnos una faceta del viejo Hollywood que no habíamos visto antes. // Por Paula Ricciulli

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.