Se encuentra usted aquí

'Misión Imposible 6’ es una de las mejores cintas de acción recientes

Otra excusa para ver sufrir a Tom Cruise.
Misión imposible 6. repercusión
Misión imposible 6. repercusión
Por
Julián Ramírez

“Un tranvía corre fuera de control por una vía. En su camino se hallan cinco personas atadas. Afortunadamente, es posible accionar un botón que cambiará la ruta hacia una nueva vía, pero por desgracia, hay otra persona atada a ésta. ¿Qué harías? ¿Qué haría Ethan Hunt?

Por Julián Ramírez // @Sir_Laguna

Este es el dilema moral en el corazón de Misión Imposible: Repercusión. En varias ocasiones el agente del MIF interpretado por Tom Cruise se ve forzado a decidir entre salvar la vida de una persona y detener un plan que puede acabar con la vida de millones.

Esta es, ante todo, una nueva excusa para ver sufrir a Tom Cruise y para que este se luzca de nuevo demostrando lo rápido que puede correr y las arriesgadas escenas que aún puede hacer, como un riesgoso salto en paracaídas o una escena colgando de un helicóptero que esta vez le valieron una herida en su pierna que paró la filmación durante dos meses. Sin embargo valió la pena, ya que el resultado es una impresionante obra de acción y aventura donde las persecuciones y tiroteos nunca se detienen, manteniendo a los espectadores al borde del asiento.

La historia nos cuenta el intento de recuperación de tres núcleos de plutonio que están a punto de caer en manos de una organización que pretende convertirlos en bombas nucleares para desatar el caos a nivel mundial. El problema es que esta vez el gobierno estadounidense no permitirá que Ethan, Benji (Simon Pegg) y Luther (Ving Rhames) actúen sin supervisión y les obliga a trabajar con August Walker (Henry Cavill), un violento agente de la CIA. Si esto no complicaba lo suficiente las cosas, también se encontrarán de nuevo con la agente británica Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), que regresa para dar punto final a los eventos de Misión Imposible: Nación Secreta.

Esta no es una historia especialmente original. Incluso se pueden encontrar muchos paralelos entre esta y Misión Imposible: Protocolo Fantasma, donde el objetivo también era evitar un desastre nuclear. Pero eso importa poco, ya que la razón principal por la que vemos esta película es para emocionarnos sus escenas de acción, y en ese aspecto, esta es una de las mejores películas de los últimos tiempos.

tom_cruise_mision_imposible.jpg

Desde una larga persecución en las calles de París hasta un enfrentamiento entre dos helicópteros, Repercusión está llena de momentos para quitar el aliento. Todo gracias a la cámara del director Christopher McQuarrie, perfectamente posicionada para que no nos perdamos un solo instante de estas situaciones de vida o muerte, que nos permite sorprendernos con la aparición de peligros repentinos y que no pierde de vista el rostro de los personajes para dejarnos ver su preocupación y su miedo; todo esto acompañado de una fantástica banda sonora muy inspirada en el icónico tema principal de Misión Imposible. Ese feo vicio que vemos en las películas de Hollywood donde la cámara se mueve tanto y los cortes son tan rápidos que no dejan ver lo que está pasando, no hace su aparición aquí.

Gracias a esto es realmente fácil sentirnos involucrados con lo que ocurre. Aunque sabemos que lo más probable es que Hunt y sus amigos salgan victoriosos de esta aventura, sufrimos cada vez que les vemos en riesgo, nos alegramos cuando vemos uno de sus planes salir bien (algo sumamente raro en esta franquicia) y aguantamos las ganas de gritar cuando uno de ellos nos sorprende con una acción inesperada. Estos personajes son tan interesantes y carismáticos que es una lástima que nunca aprendamos más sobre ellos, especialmente Benji y Luther, sobre quienes no sabemos casi nada.

Y ese es el principal descuido no solo de esta entrega sino de toda la saga. Se preocupa tanto por hacernos vivir el momento a momento de su desarrollo que descuida mucho a sus personajes, sobre todo los secundarios. Tienen personalidad, sí, pero no trasfondo. Lo mismo se puede decir de sus villanos, que presentan ideas grandilocuentes sobre la anarquía, sobre cómo las agencias de inteligencia son el verdadero enemigo y acusan a los protagonistas de no ser más que piezas de ajedrez en el juego de los poderosos. Pero estas ideas nunca son realmente exploradas, por lo que a fin de cuentas estos villanos no son más que excusas para poner en movimiento la trama y las espectaculares secuencias de acción.

Lo bueno es que en medio de tantas explosiones, disparos y velocidad, no hay mucho tiempo para que el público se detenga a pensar en estos minúsculos problemas. Misión Imposible: Repercusión es una película espectacular, una prueba del poder del cine de acción y sin duda uno de sus mejores ejemplos. Tienen que ir a verla, ojalá acompañados de alguien para que puedan tomar su mano mientras ven con preocupación como Tom Cruise, en medio de un peligro mortal, debe decidir entre salvar a una persona, o salvar a millones.

 

Temas relacionados: