Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Alaska, de Fangoria: "El pop se alimenta de sí mismo todo el tiempo"

Fangoria lanzó su EP titulado Existencialismo pop. Hablamos con Alaska, una eminencia del pop.

Alaska-Fangoria.jpg
El dúo Fangoria presentó su EP 'Existencialismo pop'.
Foto: Cortesía Warner Music.

Puede que el nombre María Olvido Gara Jova no les diga mucho, pero tal vez con Alaska, llegan a la cabeza grandes hits del pop ochentero como Ni tú ni nadie, A quién le importa o Mi novio es un zombi, que creó como parte del dúo Alaska y Dinarama.

En los 90, Alaska se une a Nacho Canut para crear Fangoria, otro dúo que se ha mantenido hasta hoy como una propuesta clave dentro del pop alternativo en español. Fangoria lanzó hace poco su más reciente EP titulado Existencialismo pop.

Este trabajo es un mini álbum apto para estos tiempos de “carpe diem” con cinco tracks nacidos en la incertidumbre de la pandemia en un estilo musical que el grupo nunca había incluido en sus anteriores trabajos: el tecno-pop.

Hablamos con Alaska de Existencialismo pop, Momentismo absoluto, entre otros temas.

Publicidad

¿Cómo describes Existencialismo pop?

El solo hecho de decidir no grabar un álbum de 10 canciones sí que es una intención. Durante un tiempo queremos hacer discos más cortos con 3, 4 o 5 canciones. No te voy a decir cada cuánto los lanzaremos, porque hablamos de "momentismo absoluto" (una de las canciones del EP), sería una contradicción decir que lo tenemos planeado, porque no es verdad.

Tenemos planeado hacer esto, pero es una ilusión, es algo que quieres hacer. La vida se construye con base en intenciones, pero no sé ni para cuando, no es algo que tengamos programado. Se supone (ahora siempre digo "se supone") que terminamos de tocar en noviembre. No teníamos ganas de hacer un disco largo.

Publicidad

Si hubiéramos seguido aferrados a nuestro calendario, no era un año de grabar discos, pero como todo ha cambiado nos permitimos el lujo de improvisar y cambiar los planes.

¿Qué es "momentismo absoluto"?

El texto "momentismo absoluto" lo teníamos para una frase: en todos los discos de Fangoria ponemos una frase de alguien. En esta ocasión fue de la celebridad Moria Casán, nos apropiamos de su concepto.

Publicidad

El momentismo absoluto tiene que ver con lo que todos hemos pasado en este momento de pandemia, pero también con lo que Nacho y yo pensamos de la vida. Es muy fácil decir que hay que vivir el momento, pero no tanto dejar de anotar en la agenda. Así nos sentimos, hemos sido fieles a ese principio.

Ahora cada vez más artistas se inclinan por formatos más cortos como singles o EP, contrario al álbum. ¿Qué opinas?

Lo que la gente lanza es una cosa más pequeña todavía: una canción y ya. Inicialmente pensamos ¿Una canción? Pero somos pretenciosos y una canción fue poco y al final metimos 5.

Publicidad

Esto ha existido siempre: el pop de los 60 era singles, la "disco music" era singles, el punk era singles. Eran canciones, no álbumes: así ha sucedido en la historia del pop y la música de baile. Esto es así. Incluso así fue nuestra propia historia: a los inicios de Fangoria en los 90 lo hicimos con Un día en vulcano, una trilogía de EPs.

En este trabajo tienen como referentes a artistas como The Weekend o Dua Lipa, pero ustedes llevan muchas más décadas que ellos en la música... ¿Qué tomaron de ellos?

El pop se alimenta de sí mismo todo el tiempo. Cuando éramos pequeños e hicimos nuestros primeros discos, se supone que lo contemporáneo a nosotros era el punk, pero nos alimentamos de pop de los 60 americano y español. Eso es normal.

A mi me llama a atención que artistas como Dua Lipa o The Weekend estén haciendo música como de el año 83. El tecno pop no fue algo de todos los 80, sino que fue del 81 al 83, no más.

Publicidad

Si escuchas a The Weekend o David Guetta con SIA parecen A-ha. Me llama la atención porque yo ya lo viví, porque yo no había vivido el pop de los 60, pero lo retomé en mi música. Parte de ser culto es leer las cosas que pasaban antes de que nacieras y todo eso te influye.

¿Cuál ha sido tu mayor lección en tantas décadas de carrera?

No me equivoqué al tomar mis propias decisiones. Y cuando digo que no me equivoqué, no quiere decir que todas hayan sido perfectas. Los 10 primeros años de Fangoria no tuvimos nada de éxito, editábamos nuestros discos, le interesábamos como a 500 fans, contados, incluso después de haber estado en Alaska y Dinarama, pero fueron las decisiones correctas. Cuando éramos jóvenes nos decían: “hagan esto y cuando sean grandes podrán hacer otras cosas". Eso es mentira, nadie te da nada, tienes que hacerlo todo y es lo único que puedes hacer.

Publicidad

¿Cree que Internet ha permitido que los artistas tengan más libertad en sus proyectos?

No, siempre ha habido libertad. No sé como será ser enorme o vender 50 millones de discos como Madonna o Michael Jackson, no sé qué grado de dependencia tienes en ese caso. Creo que siempre habrá artistas que decidan por sí mismos y algunos que no tienen criterio. Hay gente que canta muy bien, pero le dicen cómo cantar, qué ponerse. Bueno, no pasa nada.

Pero existimos otros artistas que queremos controlarlo todo: la música, la ropa, el videoclip, la portada del álbum, porque todo nos gusta, todo es importante y siempre va a haber gente así. Creo que esa libertad depende más del tipo de artista que de la industria musical.

A quién le importa es una de sus canciones más recordadas. ¿Qué piensas de que ahora sea un himno gay?

Publicidad

Cuando sacamos esa canción en el año 86, creo, musicalmente es de un estilo que se llama High Energy, que es un estilo que se creó para las discotecas gays en ese momento, que era lo que nosotros escuchábamos porque era nuestro mundo, fue canción de éxito, una más.

Con el paso de los años, en la manifestación del orgullo gay de Madrid que iban como 200 personas contadas, la gente espontáneamente empezó a cantar la canción al final de la marcha. Cuando eso creció y en vez de 200 personas había un millón, la cosa tomó una envergadura importante. Pero no lo hicimos nosotros, nosotros no propusimos un himno y lo lanzamos.

La canción estaba hecha por 2 personas que son como son y pertenecen a ese mundo y que tienen todas las claves y la ironía que puede necesitar una canción y luego fue la gente que lo adoptó y lo creó. Fue de forma natural, creo que es como tiene que ser. Muy agradecidos y emocionados cada vez que suena.

Publicidad

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.