Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Dani Macaco: “La pandemia lo único que ha hecho es desenmascararnos a todos”

El cantante español continúa elevando la bandera del activismo con su música.

Macaco
Cortesía Sony Music

Macaco comenzó el 2021 estrenando dos videoclips de canciones necesarias en esta época de incertidumbre y confinamiento. Lenguas de signos, junto a Monsieur Periné, que está incluida en su más reciente álbum, Civilizado cómo los animales, y una nueva versión de La distancia, incluida en su álbum Historias Tatooadas, pero está vez junto a la española Rozalen. Los videos dirigidos por Macaco se suman a las múltiples colaboraciones que ha hecho el cantautor barcelonés. Hablamos con él de sus canciones y de activismo, un tema que lo mueve y lo ha motivado totalmente durante toda su trayectoria musical.

¿Estás nuevas canciones tienen mucho que ver con la época que estamos viviendo?

La vida nos va llevando, para bien o para mal, no tenemos control sobre ella. En este momento hay un ejercicio muy fuerte de esto que muchos hemos estado hablando siempre, pero ahora es el momento de ponerlo en la práctica, de estar en el aquí y el ahora, en el presente, no podemos hacer grandes planes, todo tiene que ser a corto o medio plazo de cosas que están por encima de ti. Yo creo que cada momento que nos toca vivir, todo el contexto y todo lo que nos envuelve, hace que nuestra vida vaya en una dirección o en otra, el amor y las relaciones también.

En la canción La distancia, yo siempre digo que el amor es el termómetro más fuerte que hay en la relación del espacio tiempo: por un lado, se pone lento el reloj y a la vez se acelera cuando estás a gusto. El hecho de esa distancia física dónde te pierdes un montón de matices hace también a la vez que aparezcan otras texturas. Yo soy muy fan de las charlas, me gusta hablar y en la palabra descubrir cómo dice alguien algo, sus silencios, cómo escucha, todos somos emisores y receptores y aquí es donde aparecen otras texturas.

¿Cómo llegó Monsieur Periné a ‘Lenguas de signos’?

Para mí, las colaboraciones tienen que ser algo muy natural, la naturalidad es la más difícil de las poses, a veces hay muchas colaboraciones muy impostadas, prevalece la estrategia ante el feeling, o la realidad. En el caso de Lenguas de signos con Monsieur Periné, nos conocimos grabando en el disco de Aterciopelados en vivo en Colombia, estaban ChocQuibTown, Zoé, y otros artistas, ahí conocí a Cata, ya había colaborado con Vicente García, y por él la conocí. Luego ellos vinieron a tocar a Europa y me invitaron para hacer algo acústico que lo grabamos en mi casa, una cosa muy natural que quedó muy bonita, metiendo elementos de la rumba mediterránea y gitana, yo tengo sangre gitana y me gusta mezclar, aunque tengo los ojos azules. Me invitaron a su concierto y ese mismo día vinieron a mi casa a cenar, estábamos ahí y les puse Lenguas de signos y Cata dijo amo esta canción, le dije: ¿quieres cantar? y la grabamos en mi casa, así de natural, luego ellos viajaron para rodar el videoclip.

Publicidad


¿Cómo ha llevado estos tiempos de pandemia?

La pandemia lo único que ha hecho es amplificar lo que eres y desenmascararnos a todos, se ha visto claramente que la gente ultraconservadora se ha quitado las máscaras y quiere volver a otras cosas que para mí son casposas, caducas, que no funcionan y la gente que tenemos otros tipos de principios y queremos evolucionar. Me gusta más esta palabra que revolucionar, evolucionar, volviendo a la raíz, mirando adelante para mirar el presente, también se amplifican esos sentidos.

Yo voy a seguir hablando y haciendo canciones como Ovejas negras, Valientes, Somos una marea de gente, Mensajes del agua, canciones de amor, pero con otro tipo de lenguaje, intentando mirarlo desde diferentes perspectivas, el hombre desde que es hombre hablamos siempre de las mismas cosas, pero al final, desde dónde lo haces, cambia todo. Hay muchas canciones en mi repertorio que tienen que ver con el medio ambiente, ese Blue diminuto planeta azul que grabé con Drexler, Esas semillas con Lila Downs entre otras, lo seguiré haciendo ahora estoy grabando mucho, ya que no podemos tocar, pues lo que hago es grabar canciones, hay una que se llama Soy una Voz global, que habla de todo esto, pero desde otro punto de vista. No me voy a quedar en un solo color, quiero ser multicolor y a eso voy a jugar.

¿Qué tan importante ha sido para usted participar en campañas ecológicas y sociales?

Para mí es algo súper natural que llevo haciendo desde mis inicios, yo siempre digo que cuando eres “popular”, tu imagen ya no te pertenece, cada uno proyecta sobre ti lo que le da la gana. Yo intento que haya muchos colores en mis canciones, porque yo soy así, yo soy muchas cosas y hay un componente social importante, que es algo que vendrá de mi familia, o de lo que sea.

Para mí hay unos principios básicos en el mundo que es la libertad de expresión que ahora se está coartando, mira lo que está ocurriendo en España con este rapero que han encarcelado, Pablo Hasel, por hablar de la monarquía, personalmente no lo puedo entender, no puedo entender que exista todavía la monarquía, esos señores reyes que les tenemos que pagar simplemente porque vienen de una dinastía, porque tienen la sangre del color azul o lo que sea, no puedo entender, cómo se puede discriminar a alguien o atentar contra alguien, por su sexualidad, por su manera de querer, y me involucro con el colectivo LGTB en todos los proyectos que hay. No puedo entender cómo maltratamos este planeta que nos da la vida, que es un ser vivo, que le debemos todo, lo que palpamos, lo que comemos, lo que olemos, sino todo lo intangible todos los inventos de la humanidad, la imaginación es un reflejo de la naturaleza. No puedo entender toda esa discriminación por piel, porque tú eres que aquí y yo soy de aquí y el mundo es uno, y si soy de algún color, soy del planeta azul y todas esas son cosas para mí muy básicas que la humanidad parece que tenemos que irnos recordándolo continuamente, porque siempre aparece alguien o un grupo de personas que vuelve a querer arrastrarnos a épocas pasadas. Parece que el hombre evoluciona mucho, estamos aquí hablando a través de una pantalla y tal, pero las cosas más importantes humanas, parece que seguimos siempre en lo mismo, así que seguiré cantando, haciendo música y colaborando con todas estas causas. Soy activista y lo seré hasta el día que me muera.

Macaco
Cortesía Sony Music

Publicidad


Usted siempre ha mezclado sonidos en sus canciones ¿Qué ha descubierto últimamente?

No me corto nada a la hora de probar y jugar, lo que más me importa ahora es que la canción funcione. ¿Qué quiere decir eso? que sea hecho con una guitarra acústica, con unas palmitas de rumba o con un beat más hip hop, o más dub, o más urban, si ayuda a amplificar el sentido de la canción, bienvenido sea. Me gusta jugar con elementos muy míos y de todo el mundo, no creo en la cosa de que las músicas pertenecen a nadie, pero quizás me siento más cómo con elementos mediterráneos, cosas de aquí, pero mezcladas con cosas de Latinoamérica. Para mí la música latinoamericana es muy natural, la escucho, la toco y la bailo desde muy chiquito, pero al final es el traje que le siente bien a la canción, el que le encuentres. Igual que las colaboraciones, colaboro con cualquier tipo de artista, siempre que sienta que estoy a gusto y que hay naturalidad, y también que hay ganas de hacer algo con onda y con verdad.

¿Qué no haría en la música?

No haría un tema machista, contra el urban rítmicamente no tengo problema hay muchos artistas que me gustan, al final esto que llaman reggaetón viene del raga de la música jamaiquina y africana, es muy jugoso, pero es cierto que hay muchas letras por ejemplo que son súper machistas y me horrorizan, nunca lo haría. Nunca haré música para ningún partido político, no creo en ningún político y no me veo reflejado en ningún partido, creo que la estructura político social que hay ahora es una falacia y me entristece mucho. Creo que tampoco haría nunca una Sardana, un ritmo de aquí, me encanta la rumba catalana, pero la sardana es horrorosa, no me gusta nada, ni tocar una gaita, es un instrumento que me horroriza.

Macaco
Cortesía Sony Music

¿Cómo ve la industria musical iberoamericana?

La música en sí, más allá de la industria de cómo se mueve o cómo llega, está en un momento increíble, buenísimo, porque hay mucho juego y muchos tipos de nichos, ves una lista de Spotify y puedes encontrar un tema de un cantautor y el siguiente tema es un tema de reggae y el otro un tema de hip hop, y luego un grupo de música balcánica, y luego un tema urban. Yo veo mucha gente que escucha de todo y cada vez más gente abierta que no quiere jugar a las etiquetas.

Publicidad

Yo siempre he hecho lo que me da la gana, al final siempre he hecho las cosas desde el corazón, desde el alma con muchísimo trabajo, pero escucho mucho a mi entorno a gente que tiene criterio. He tenido la suerte tanto con mi sello Mundo Zurdo, y con la gente de Sony que trabajo, de estar rodeado de gente muy bonita, porque al final, multinacional, o no multinacional, hay mucha onda de querer parecer más cool, si eres como más no sé qué. A mí siempre me ha dado mucha risa, yo vengo de tocar en la calle, más alternativo que eso…y he crecido poquito a poco. Todo ha fluido y tengo una relación maravillosa con mi disquera.

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO