Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Despedimos a “El Nene” Del Real, teso de la música tropical

El Nene murió el miércoles 28 de abril, a los 67 años. La música tropical colombiana está de luto. Despedimos al travieso de la música tropical y recordamos su sonido cartagenero.

El Nene Del Real
El Nene Del Real
// Foto Archivo Particular

Pianista, arreglista, director, y productor, Víctor “El Nene” Del Real, desplegó dosis de sabor y puso su tumbao en piezas que todo el país ha bailado. Su magia está presente en discos de Joe Arroyo , Fruko, Juan Carlos Coronel, Adolfo Echeverría y otros gigantes.

Por Jenny Cifuentes | @Jenny_Cifu

Publicidad

Con su Orquesta Los Traviesos y su obra, décadas atrás, fue impulsor del llamado “sonido cartagenero” en el país. El Nene murió este miércoles 28 de abril, a los 67 años, víctima de Covid. La música tropical colombiana está de luto.

En los primeros años de los 80 la canción Patacón Pisao, era un hit que prendía fiestas y resonaba en la radio colombiana. Un batazo interpretado por la orquesta “El Nene” y Sus Traviesos, comandada por el cartagenero Víctor “El Nene” Del Real en el piano, con la voz de Juan Carlos Coronel.

El corte hacía parte de un LP con el mismo nombre del grupo, e incluía, cortes como El Ventanal o Se me cae, se me cae (la de “el pantalón se me cae”), también machacados en emisoras de todo el país y pegados como chicle. Un trabajo que, como afirmaba el propio Nene, fue detonante de un boom de músicos de La Heroica y referente para orquestas jóvenes que con estilo particular, la gente identificó en los 80 como “el sonido cartagenero”.

Según contaba el artista, cuando salió Patacón Pisao, el público pensaba que era una banda puertorriqueña o dominicana, pero luego de su éxito y de saber que era cartagenera, músicos que en la ciudad andaban en similares movidas, tomaron impulso para lanzarse, para crecer, y la audiencia empezó a hablar del “sonido cartagenero” de las orquestas.

Publicidad

Con su don, “El Nene”, además, condimentó la salsa de muchos cerebros, y durante su carrera estuvo propiciando la más universal de las reacciones ante la música: el baile.

***

Publicidad

A “El Nene” le decían así, porque era el único hombre en su familia. Le corría la música por las venas. Su abuela era dura con los tambores y cantando. Sus tíos guitarristas, sus primos congueros. Y en su barrio, Pie de La Popa, en su infancia, vivían músicos versados como el padre de Joseíto Martínez (Latin Brothers), que hacían de su casa epicentro de las parrandas.

De niño se inició autodidacta con la guitarra y los timbales. Debutó de manera profesional tocando conga y guitarra con el grupo Los Seven del Swing con los cantantes Hugo Alandete y “El Guachi” Meléndez. Después de eso, hacía reemplazos con “Michi” Sarmiento, tocaba en los llamados “cabarets”, se unió como bajista a la banda La Onda Zeta, y luego como pianista a la orquesta Los Chicos Malos con los que hizo su primera grabación en Discos Tropical de Barranquilla.

Así, empezó a volar con el piano, pasó por la orquesta La Monumental, fue parte de la alineación de la banda del venezolano Nelson Henríquez, y miembro de la orquesta del maestro Adolfo Echeverría. Grabar se le volvió usual, y participó con muchos artistas en registros del sello Fuentes.

Era un pulpo en ese tiempo: tocaba con Echeverría y afianzaba su orquesta El Nene y Sus Traviesos

Publicidad

Joe Arroyo, su amigo, a quien conoció en el Colegio Santo Domingo cantando en la iglesia, lo convocó para formar parte de Fruko y Sus Tesos, con los que grabó el disco El Espectacular (1980).

Ante tal virtuosismo y prestigio, El Joe también lo quiso jugando en su equipo. Hizo parte de la orquesta La Verdad, y su toque quedó plasmado en trabajos de Arroyo, entre otros, Con gusto y gana (1981), El Campeón (1982), Sus razones tendrá (1994) o Cruzando el milenio (1998). Botones para la muestra: fue arreglista de Ron Pa ´To´ el mundo, La Rumbera, o Tamarindo Seco, y autor de Amanecemos sí.

Publicidad

El Nene, sencillo, tímido y de voltaje musical apabullante, fiero director, arreglista bravo, músico teso, maestro y mentor de Chelito D´Castro, con un expediente abultado de grabaciones que también incluyen a The Latin Brothers, Hugo Alandete o Gabino Pampini, deja una poderosa marca en los sonidos nacionales. Despedimos hoy al travieso de la música tropical.

5 canciones para recordar a “El Nene Del Real”

Llora Corazón

El ventanal

Publicidad

Ron Pa ‘To’ el mundo

Tamarindo seco

Publicidad

Se me cae, se me cae

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.