Se encuentra usted aquí

La Mala Rodríguez regresa empoderada con 'Gitanas'

Vuelve "la Mala" y no podríamos estar más felices.
Mala Rodríguez
Mala Rodríguez
Por
José "Pepe" Plata

A sus 39 años, la rapera española Mala Rodríguez regresa con un lanzamiento llamado Gitanas. Es una canción declarativa y definitiva para comprender que a sus veinte años de recorrido musical y tras cinco discos, múltiples giras por América y España, su voz es tan pionera como clásica.

Por José "Pepe" Plata // @owai

La Mala Rodríguez no hace concesiones. No le interesa vender una imagen, ni tampoco exceder su presencia en el medio del espectáculo. Lo suyo es un lenguaje musical que puede ser tan íntimo como masivo, tan amoroso como declarativo, pero aún así, único.

Su vida musical es clave para comprender el desarrollo del hip hop iberoamericano, el cual ha tenido más exponentes hombres que mujeres. La Mala ha sido una escuela de referencia, como la de alguien que se ha mantenido vigentes y a quien ya dos generaciones siguen.

Ahora que combina su vida musical con la vida de madre, La Mala no se ha olvidado de su público y llega con una canción en la cual reivindica a la mujer, su lugar en el mundo y la llamada sororidad.

Con ella tuvimos la oportunidad de hablar sobre su trayectoria y claro, sobre este sencillo que será la antesala a un sexto disco.

¿Cómo recuerdas tus inicios en la música, cómo encontraste el hip hop?

Me llamaba la atención la gente que bailaba, unos rapeaban encima de música otros pintaban: La escena estaba en mi barrio muy presente.

¿Cómo encontraste el punto de unión entre el flamenco y el hip hop?

Creo que el compás funcionaba, simplemente tocando las palmas quedaba chulo. Fue natural. Lo hacía en la calle me gustaba escribir y luego rimar encima de la música

Eres una artista con una gran relación con el continente. Has estado en varios lugares, varias veces y tienes contactos con él, cómo describes el panorama musical en cuanto al hip hop?

Hay mucha más carga social que en España. Hay problemas muy grandes, situaciones límite. Aunque en España todo esté podrido igual. Siento que se han vivido problemáticas distintas y la gente ha experimentado cosas diferentes. Ocurre en España simplemente al ser del norte o del sur. ¡Imagina en todo un continente!

mala_rodriguez.jpeg

¿Cómo describes el proceso de escribir tus letras, como persona con una conciencia social y claro como una persona con sus propias emociones?

Me dejo llevar por lo que siento y trato de ser fiel a eso. Encuentro cosas que merecen la pena compartir y las voy trabajando.

¿Cuando miras atrás y escuchas tus grabaciones de otros años, qué sientes, cómo las recuerdas?

Veo que hay un camino de autoexploración; fases. Conservo muchas cosas del pasado y me he desecho de otras tantas. Eso es crecer.

La mujer tiene una importancia fundamental en tus canciones a lo largo de tu carrera, ¿cuáles son esas mujeres que admiras y te inspiran?

Me gustan las personas con carácter propio, con ideas propias, con criterio, sin vergüenzas y respetuosas consigo mismas.

Has tenido ya colaboraciones con Ibeyi, Bajofondo, Julieta Venegas, Nelly Furtado y más. ¿Cómo llegas a ellas?

Todo ha ocurrido a través de una invitación, me siento muy afortunada porque muchos grandes artistas han pensado en mí para colaborar con ellos. Han sido experiencias únicas.

Llega el momento de este nuevo lanzamiento, llamado Gitanas. Es una canción directamente ligada a esta cultura y pueblo, ¿cómo te sientes con ella?

El título de la canción rinde homenaje a las primeras mujeres feministas de España; las gitanas. Ellas salen a la calle a trabajar cuidan de los hijos con lo que se conoce ahora por crianza natural.

Ellas que siempre han estado en el punto de mira por hacer las cosas a su manera, teniendo que luchar a diario por sus derechos en una sociedad que no las visibiliza. El feminismo no puede ser racista.

La canción habla de sororidad. Han pasado muchas cosas en estos últimos años y podemos decir que cada de vez más ya no estamos solas. Nos tenemos a nosotras.

¿Cómo describes el ambiente de grabación de Gitanas, con todas las mujeres que allí estuvieron presentes?

El vídeo fue muy emocionante, rodamos en el barrio donde crecí, a unos metros de mi colegio. En un estudio de baile muy querido y respetado con mucha solera. Algunas de las bailaoras son las hijas de Juan de los Reyes el dueño del estudio y puedes morir con ellas. Con todas ellas, lo que ves ahí no es un disfraz, ese es el sentimiento puro que nace de lo más profundo. Todas estábamos conectadas con el mensaje, fue algo hermoso.

¿En tu próximo disco, qué quieres ofrecerle al mundo?

Todo y más, siempre, hasta la última gota, como decía Rocío Jurado.

Los discos son como los hijos. Tu ya tienes tres hijos también. ¿Ellos cómo escuchan la música de su madre?

Son mis hijos. Saben lo que hago y entienden que exploro todo mi universo, crear es un trabajo que hay que hacer sin limitaciones y mi familia me ama tal y como soy en todas mis facetas.

Soy mucho más hardcore en la intimidad y mucho más dulce también. Ojalá pudiera despojarme de muchas de las cosas que nos limitan a la hora de expresarnos; ese es el trabajo más duro que hace un artista. 

¿Qué le ha aportado Colombia a tu carrera musical?

Desde niña conocí su música y cultura he crecido con eso. Enamorada sigo de ese acento de por vida. Tengo que agradecerle siempre a mi tío Leonel porque todo es gracias a él. Arepas, aguardientico, Carlos Puebla, la cumbia...Amo colombia muy fuertemente; amaba verlos bailar pegadito en las fiestas eso era puro amor.