Se encuentra usted aquí

La reivindicación de Zoé en Colombia

Después de hacernos casi dormir con su presentación en Estéreo Picnic, Zoé regresó y recargado.
Natalia Pedraza Bravo
Natalia Pedraza Bravo
Por
Johana Arroyave

Mientras algunos se dedican a bajar carteles de bandas, prohibir sonidos y castigar. En otro lado de la ciudad seis mil personas se reunían para alabar la música, para recordar a grito herido el rock oscuro con el que conocimos a Zoé y para envolverse en un viaje de esos de los que uno no se quiere bajar.

“Qué han venido un montón de veces”, “Qué en Colombia se presentan cada ocho días”, “Qué León tiene apartamento en el norte”. Ninguna de esas frases recurrentes que se escuchan cuando se dice que la banda mexicana va a pisar el país fue lo suficientemente fuerte como para demeritar lo que pasó en tarima. El estallido de sonidos, la voz impecable de León, las guitarras sonando perfectamente alineadas y un show de luces digno de tremendo escenario. ¿El público colombiano está mamado de Zoé?

zoe_-_colombia_-_shock_-_natalia_pedraza_bravo_5.jpg

zoe_-_colombia_-_shock_-_natalia_pedraza_bravo_1.jpg

zoe_-_colombia_-_shock_-_natalia_pedraza_bravo_4.jpg

Era la primera vez, que estando solos, llenaban así un concierto en Colombia, los habíamos visto en festivales, en carteles de todo tipo y después de la presentación de Estéreo Picnic (2018) donde las canciones se fueron a unas baladas que tuvieron varias críticas e hicieron llorar a más de uno, necesitaban reivindicarse y recordarnos por qué son una de las bandas de rock en español más representativas del momento.

Cantaron las nuevas, las de Aztlán, nos dieron un viaje en el tiempo a sus primeras melodías, las que nos destruyeron, nos entusaron y con las que nos sentimos como un vil souvenir… sí, el encanto corta venas de sus canciones hizo estallar el Movistar Arena Bogotá en un solo coro con Luna, Reptilectric y Te Soñé. Canciones para meterse en una tusa sin salida con Zoé 

zoe_-_colombia_-_shock_-_natalia_pedraza_bravo_3.jpg

zoe_-_colombia_-_shock_-_natalia_pedraza_bravo_2.jpg

Zoé se propuso rockear el escenario y lo logró. Casi dos horas seguidas de música, sin parar, con la energía a flor de piel y la búsqueda insaciable de “volver al origen”, de compartir ese conocimiento ancestral, de entender el universo y agradecerle por tremendo concierto, por cada nota musical y por haber presenciado, sin temor a equivocarnos, el mejor show que ha presentado la banda en el país.

 

 

 

 

Temas relacionados: