Se encuentra usted aquí

.

Silvina Moreno se reencontró con sus raíces en su nuevo álbum

El cuarto álbum de la cantautora argentina es un homenaje a su abuela.
Foto Cortesía Silvina Moreno
Foto Cortesía Silvina Moreno
Por
Alfred Lord

A Silvina Moreno la conocemos en Colombia desde hace algunos años, pero su debut en un gran escenario fue en el Festival Estéreo Picnic de 2019. Su puesta en escena, las líricas, y una poderosa sonoridad latina demostraron que a Silvina le corre música por las venas. Ya han pasado siete años desde que debutó con su primer álbum, sus canciones le han permitido recorrer festivales como RuidoFest en Chicago, LAMC en Nueva York, SXSW en Texas entre otros y shows especiales en Ecuador, Perú, México, Chile, Uruguay, Colombia y su natal Argentina.

Hablamos con ella de Herminia antes de emprender la Caravana Radiónica por Cali y Pereira.  

¿Por qué es importante este álbum?

Herminia es una síntesis de mucha música que me inspira y que escucho, que me gusta y representa mi amor por la música latina. Hay una mezcla de sonidos  andinos y argentinos, candombe del río la plata, y también hay un poco de sonidos del pop de los 80. Es una síntesis de la música que me mueve y un poco me ha formado.

Para reunir todos esos elementos ¿Cómo trabajó en las canciones?

Herminia es mi abuela, la musa inspiradora, este disco lo empecé a componer en enero del 2018, en un campo en medio de la naturaleza y ahí la sentí súper presente. Empecé con dos canciones y ahí arranco el proceso de todo el disco. Las canciones hablan de mi historia, cuando hablan de amor hablan del amor que inspira al amor luminoso, cuando hablan del desamor, hablan del desamor, pero no de un lugar del resentimiento sino desde un lugar de oportunidad para aprender, desde un lugar más optimista, mis canciones de desamor no son tan melancólicas sino que muestran la luz al final del túnel.

¿Hay más canciones de amor o desamor?

Hay más canciones de amor, hay colaboraciones super lindas como la de Cecy Leos en Luminosidad, Juan Pablo Vega en Péndulo, Los Agarrate Catalina en Esperanza, una canción de desamor pero que suena super alegre, y Entre la multitud con Dolores Cobach que es una compañera cantautora de Argentina.

¿Qué tan femenino es el álbum?

Como mujer me gusta poder salir a mostrar este disco y hablar de Herminia, que era mi abuela, que era una mujer muy fuerte que, a pesar de las adversidades de su vida, era muy optimista, muy luminosa, muy divertida y siempre tuvo la línea interna muy viva hasta viejita. Es el mensaje que quiero llevar como mujer a todas las mujeres en el mundo empezando por Latinoamérica, a pesar de las diferencias, a pesar de los conflictos se puede iluminar un poco la vida de los demás. La música es tremenda, poderosa.

¿Cuántas canciones compuso para elegir 10?

Compuse alrededor de 60 ideas para llegar a estas diez canciones, fue un proceso de eliminación, básicamente, de elegir las mejores 10. Lo mismo hice con mi disco anterior, Sofá, tenía 80 ideas: yo les digo ideas porque no son canciones totalmente terminadas, pero son bocetos y con ese proceso he encontrado ser más eficiente conmigo para poder completar el proceso compositivo, mucha prueba y error hasta llegar a lo que realmente quiero decir, llegar a cantar algo que me mueva a mí. Siento que si mueve mis emociones, puedo trasmitirlo al público.

¿Qué cree que el aportó el proceso de grabación de este álbum?

A partir de esa estadía en ese campo en enero de 2018, bajé un poco la ansiedad y la velocidad mental, aprendí a ser un poco más amable en mi discurso mental, yo creo que ese fue el gran cambio y tanto en el 2018 como el 2019 han sido años super productivos en los que trabajé muchísimo pero que hice un gran esfuerzo consciente para no dejar que la ansiedad me juegue malas pasadas y no querer todo tan atolondradamente como cuando eres muy joven, sino entender que todo llega a su tiempo y disfrutar de cada día como el día se presenta. Entender que tengo un sueño muy grande y no volverme esclava de mis propios sueños y no volverme prisionera de mis propias ambiciones, sino disfrutar de lo que hago, sentirme plenamente agradecida por poder hacer esto y dedicarme a la música y obrar desde ahí. Creo que ha sido lindo empezar así el año, fue una especie de retiro no religioso sino más espiritual que me ayudó a bajar los decibeles y creo que a partir de ahí me agarra este disco en un momento más sereno.

¿Qué productores lograron plasmar todos esos sentimientos?

El disco tiene diferentes productores, con Juan Pablo Vega produje en México en el estudio del desierto, después Nicolas Kalwill, Nicolás Cotton y Jota Yubro, esos son los productores del disco. Juan Pablo Vega hizo cuatro canciones, Nicolas Cotton hizo dos, Nicolas Kalwill tres y Jota Yubro una canción. Fue una combinación de talentos de diferentes producciones por eso no suena homogéneo en lo sonoro. Hay una mezcla de conceptos en la producción, a mí me gustó, al final sigue sonando a mí. Se me hizo un proceso largo, pero aun así creo que encontré a los colaboradores correctos.

¿Cómo ve el lugar de la mujer en la música latinoamericana?

Siento que hay un espacio que se está logrando, hay mucho talento femenino, hay muchas mujeres más visibles y eso me encanta. Es importante además que se le reconozca a una mujer no por ser mujer, sino que se le reconozca por su talento más allá de su género. Al final eso no debería importar, lo que importa la música, el talento, el arte, la conexión. Como mujer siento que por suerte se está cambiando esa mentalidad y se le está dando espacio a la igualdad, no importa el género.

‘Herminia’, Track by track

Algo bueno

Describe al amor que uno tanto añora por años, en el momento que llega y la sensación de gratitud que yo sentí cuando conocí una persona que me sacudió la tierra.

Herminia

Mi abuela, una mujer enorme, luminosa, mi musa inspiradora, cariñosa y siempre presente.

Esperanza

Es una canción de un amor que no fue, pero a la vez habla de esa esperanza que nunca muere y habla del amor que permanece, uno siempre va a querer a las personas que pasaron por la vida de uno y que fueron importantes.

En el 87

Describe a Silvina desde donde vengo, mi familia, los valores de mi familia y mis sueños.

Tiempo

Es un carnavalito, una especie de mantra para mí que pide tiempo para sanar una herida. A mí me gusta dedicarla en vivo a quienes necesiten tiempo para sanar.

Luminosidad

Habla del amor humano, el amor imperfecto, ese que por momentos te llena de plenitud y por momentos te dan ganas de matar a alguien, muy humano. Parte de la belleza de la imperfección del amor y la co escribí con Cecy Leos, disfruté muchísimo compartirla con ella.

Si desafino

Es una canción “ochentosa”, divertida, que habla de soltar al amor que no fue y soltar la necesidad de ser perfecto.

Ya llegó el calor

Es una canción de verano que habla de la añoranza de encontrar un amor, en las épocas de verano que es más a flor de piel siento el romanticismo.

Entre la multitud

Es un sueño, es soñar despierta con un amor que aparece y que en un instante uno reconoce a la otra persona y se da cuenta que encontró a alguien muy especial, en eso es un mensaje muy similar a algo bueno.

Péndulo

Es una de mis favoritas del disco, es una canción muy risueña, muy esotérica, que habla de la sensibilidad y de cómo el amor es un péndulo que va y viene. Yo conecto mucho con esa sensación, es como un mantra para bajar a tierra.