Se encuentra usted aquí

.

Woodstock 1999: 20 años "del día en que murió la música"

Un evento clave para el rock, aunque por las razones equivocadas.
Por
Redacción Shock

Si Woodstock 69 es recordado por la paz, la unión y el amor por la música, Woodstock 99 nos evoca violencia, caos y destrucción. El evento tenía en su cartel a bandas como Metallica, The Offspring, Korn, Chemical Brothers, Red Hot Chilli Peppers, Rage Aganist the Machine, Jamiroquai, Limp Bizkit, Kid Rock, Bush, DMX, entre muchas otras. Se realizó entre el 23 y el 25 de julio en Rome (Nueva York). 

Si bien el cartel estaba buenísimo, eso no fue suficiente para un festival exitoso y las cosas se complicaron. Con temperaturas que superaban los 37 grados centígrados, y comida y agua a precios exorbitantes, el público no estaba muy satisfecho. Asistieron cerca de 400.000 personas, muchos con entradas falsas, por lo que el personal logístico y de seguridad no fue suficiente. A muchos miembros del staff les pagaron muy poco o no les pagaron, y muchos abandonaron el trabajo en pleno evento. 

A la mala logística y altas temperaturas, se sumaron algunos mensajes agresivos de los artistas: Kid Rock invitó a llenar de botellas el escenario y Rage Aganist the Machine quemó una bandera de Estados Unidos. Limp Bizkit cantó Break Stuff, y fue como una invitación a destruirlo todo. En el escenario, Fred Durst, vocalista de la banda, dijo "No dejen que nadie se haga daño. Pero no quiero que se calmen. Eso fue lo que les puso a hacer Alanis Morissette".  

Para la presentación de Red Hot Chilli Peppers, un grupo de activistas repartió velas para una vigilia contra la violencia en Under the Bridge. Pero fue precisamente en el show de los Peppers que se desató el caos. Cuando la banda hizo un cover de Fire Fire, de Jimi Hendrix, varios usaron esas velas para crear incendios y una torre de sonido resultó afectada.  Hubo robos, motines, e incluso varios reportes de ataque sexual. Testigos reportaron una violación grupal durante el show de Limp Bizkit. Más de 1.200 personas tuvieron que recibir atención médica. “Apocalipsis Woodstock” o “El día en que murió la música” fueron algunos de los titulares de prensa sobre el evento. 

A las violaciones que ocurrieron en el festival, se sumaron las decenas de fotos de mujeres en topless que fueron publicadas sin su autorización en la página web del evento con pies de foto como "Muéstranos tus tetas". Esto desató la ira de grupos feministas en su momento. 

Hay quienes afirman que el cubrimiento del festival fue exagerado y sesgado y la mayoría de asistentes pasaron un buen rato, pese a las cifras y testimonios alarmantes de los medios. "Creo que las violaciones son inexcusables", dijo en 2000 a Addicted to Noise Tom Morello, guitarrista de Rage Aganist the Machine. "Pero en general creo que el cubrimiento mediático fue injusto, pues trató de satanizar una generación completa solo por algunos idiotas".  Sin embargo, el propio Morello declaró años después: "Woodstock 99 fue un punto bajo en el nu metal. Las violaciones en el pogo, la destrucción del lugar...Destiló los peores elementos del metal y el mensaje no fue "esto es horrible", sino "Esta es la nueva generación Woodstock: un montón de idiotas". 

Aunque pensábamos que la lección estaba aprendida, en 2017, el Fyre Festival volvió a demostrarnos que sin organización, cualquier evento musical está condenado a fracasar.

El fraude de Fyre, el festival más exclusivo que nunca sucedió

Más contenido sobre: