Se encuentra usted aquí

Adiós a Satoru Iwata, el gamer que cambió la industria de los videojuegos

Por
Insert Coin

Todos los que me conocen saben que soy un “Nintendero” de pura cepa; desde 1989 cuando mi padre puso el NES en el arbolito de Navidad me casé con la compañía de Kyoto, me enamoré de sus personajes y de sus universos. Es un amor que disfrutamos con mis hermanos y amigos del barrio, “La Gran N” nos abrió las puertas de la más bella industria del entretenimiento.

Por: Alejandro Cifuentes - @Shigeru_San

Mi corazón de gamer se arrugó ante la noticia de la muerte de un grande: Satoru Iwata. Al CEO de Nintendo se lo llevó una penosa enfermedad y su partida impactó los rincones del planeta porque simplemente durante los últimos 30 años todos hemos tenido que ver de alguna forma con “La Gran N” y sus contenidos o consolas.

Apenas con 42 años, Iwata pasó a dirigir la tradicional empresa de videojuegos Nintendo cuando el gran patriarca Hiroshi Yamauchi (fallecido hace dos años) decidió dejar el mando, por primera vez en la historia de la compañía, a alguien que no era de su familia. El agraciado Satoru aceptó el cargo y cambió la historia de la industria ¡Era el único CEO que trabajaba con el equipo de desarrollo en la creación de juegos y consolas!

Eso fue Iwata, un gamer de corazón, y todos esos anhelos que tenía como amante de los videojuegos lo llevaron a participar en la creación de consolas como el Nintendo DS, el Wii, el 3DS y el Wii U. Todas ellas cambiaron la forma de jugar, eso no lo duden; intentaron imitarlas y hasta hoy no han podido hacer algo parecido. Para él primaban la historia y sus personajes por encima de los factores de requerimientos. Siempre quiso diseñar consolas económicas y ricas en contenido, y lo logró. 

Este era un CEO atípico, se ponía el overol y salía a vender sus productos con todo su equipo. Los “Nintendo Direct” se convirtieron en uno de sus más importantes proyectos y los “Iwata Asks” eran esperados por millones de gamers en todo el mundo que querían acercarse a los que están detrás de los juegos que más aman.  

A Iwata lo sucederán en la presidencia de Nintendo el gran Shigeru Miyamoto y Genyo Takeda, quienes tendrán la tarea de sacar adelante la NX – o como sea que se vaya a llamar la nueva consola de la compañía nipona – y el reto de ingresar al negocio de los juegos para dispositivos móviles que se hará realidad este mismo año. (Lo mejor es que ambos son tan creativos y gamers como lo fue Satoru, así que el barco seguirá siendo bien comandado). 

Adiós Iwata-San, mi corazón de gamer se encuentra arrugado por tu partida y así lo está toda la industria, esa que gracias a personas como tú se ha convertido en la más lucrativa del mundo por encima del cine y la música. Gracias por tu creatividad, por tus creaciones, por llevar a Nintendo a la cima. 

Solo me queda recordar esa gran frase que pronunciaste en tu conferencia de la GDC de 2005:

“En mis credenciales soy presidente corporativo, en mi mente soy un desarrollador, pero en mi corazón soy un gamer”.

Temas relacionados: