Se encuentra usted aquí

Grooveshark se despide de la industria musical

Por
Redacción Shock

Tras varios meses de peleas legales con las grandes compañías discográficas, que acusaban al servicio de subir ilegalmente contenido protegido por derechos de autor, en la noche del pasado 30 de abril Grooveshark se despidió de todos sus seguidores que durante varios los habían escogido como el servicio preferido de música por streaming.

“Cómo parte de un acuerdo de conciliación con las grandes compañías discográficas, hemos acordado parar las operaciones inmediatamente, eliminar todos los trabajos de las compañías discográficas protegidos por derechos de autor y entregar la propiedad del sitio web, de nuestras aplicaciones móviles y nuestra propiedad intelectual, incluyendo patentes”, escribió la compañía en un mensaje publicado en su sitio web.

Luego de haberse conocido las violaciones a las regulaciones de derechos de autor, la compañía fue advertida de una multa por más de 700 millones de dólares. Sin embargo, la manera de evitar ese desembolso era llegar al acuerdo del cierre del servicio.

“Comenzamos hace casi 10 años con la meta de ayudar a que los usuarios descubrieran y compartieran música. Pero a pesar de nuestras buenas intenciones hemos cometido errores graves. Fallamos en conseguir licencias de quienes poseen los derechos para la mayor cantidad de música que hay en el servicio. Esto estuvo mal. Ofrecemos disculpas”, se lee también en el texto publicado en el portal.  

Así mismo, en la misma invitaron a respetar los derechos de autor y recomendaron otras páginas que ofrecen el mismo servicio como Spotify, Deezer, Google Play, Beats Music, Rhapsody y Rdio.

Temas relacionados: