Se encuentra usted aquí

¿Cumple Warcraft en su salto al cine?

Un nuevo capítulo de videojuegos llevados al cine se escribe con la adaptación de Warcraft. ¿Cumplió o fue un gasto innecesario?
Por
Kaito

En 1994 Blizzard  Entertainment creó todo un universo para nosotros, los vírgenes ñoños quienes, en ese año, no estábamos de moda. Warcraft: Orcos y Humanos o como más adelante se conoció, World of Warcraft, se convirtió en un videojuego en el que, tras varios intentos de conectarse a internet, podías escoger un personaje que te iba a permitir relacionarte con otros usuarios conectados y vivir aventuras en un mundo lleno de hechiceros, guerreros y orcos. Todo eso mientras superabas el acné juvenil. Este año este clásico gamer aterrizó al cine. ¿Qué tal es?

Por Kaito // @el_fotis

Seamos realistas: las adaptaciones de películas basadas en los videojuegos de entrada son para un público determinado y pocas han sacado la cara por el género. Primero, por presupuesto; segundo porque algunos guiones dan asco; y tercero, porque hay historias que llevadas a la gran pantalla no daban para más.

Ahora con la nueva adaptación de Warcraft vale la pena preguntarnos, ¿estamos ante la mejor adaptación de un videojuego? 

Warcraft: El Origen

Está claro que la idea principal de Warcraft, El Origen es contar cómo inicia toda la guerra entre orcos y humanos que habitan el mundo de Azeroth, y así poner en contexto a todos los que no conocen el juego. Esto quiere decir que habrá abundantes aventuras épicas al mejor estilo medieval, magia y bestias que harán de las delicias de los más fanáticos. Sin embargo la película se permite hacer ciertos cambios en la historia e incluir personajes no vistos en los juegos para darle un mejor desarrollo a la historia. Es obvio que no va ser algo trascendental y profundo porque a final de cuentas esto es puro cine de entretenimiento con sobredosis de magia y armaduras que se ven poco prácticas para la batalla.

Ventormenta

Es destacable el increíble detalle de los paisajes y escenarios que veremos en la película. Los fanáticos se deleitarán al ver Ventormenta por primera vez, los bosques de Elwynn o el desfiladero de Roca Negra. Puro deleite para revivir la nostalgia de recuerdos infantiles. Para un ñoño es como si de verdad hubiera estado ahí y eso es algo que debemos agradecer a una producción que tardó 10 años en llegar a las pantallas de cine.

Después de 22 años del lanzamiento de World of Warcraft como videojuego, el salto a la gran pantalla de la mano del director Duncan Jones, muestra un estupendo trabajo al llevar todo un universo conocido por miles de fanáticos del juego al cine. Estamos hablando entonces de una adaptación que tranquilamente pueden ver personas ajenas al universo de los videojuego.

A pesar de las críticas (raro, ¿no?) Warcraft ha sabido llegar con fuerza al primer lugar de taquilla en países como España y en China donde, en tan solo dos días, recaudó la bobadita de 90 millones de dólares. Aún sin haberse estrenado en todos los países, ya lleva más de 168 millones en taquilla. Por eso ya se ha convertido en la película basada en un videojuego más taquillera de la historia, por encima de las películas de clásicos juegos como Mortal Kombat, Street Fighter Mario Bros.

 

 

 

 

 

Temas relacionados: