Se encuentra usted aquí

¿Viagra femenino? ¡Bienvenida la arrechera!

Por
Carmenza Zá

Por: Carmenza Zá @zacarmenza // Foto: iStock Debo disculparme, en primera medida, por haber tardado tanto en pronunciarme al respecto de este tema. Pero es que, dándole sentido al nombre de esta columna, me cogió con los calzones abajo.

En medio de las noticias de la mañana del pasado martes, anunciaban la noticia de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) acababa de darle el visto bueno al llamado Viagra Femenino y saldría a la venta el próximo 17 de octubre en las farmacias estadounidenses. Los analistas del noticiero hablaban sobre lo rápido que  llegaría la pastillita al mercado colombiano, vía legal o vía contrabando daba igual,  porque la política estadounidense sigue marcando la pauta para el resto del mundo, aunque aquí sigamos estancados con la legalización del matrimonio homosexual. A propósito.

Tardé en entender que el Viagra Femenino no funciona como el masculino, con acción directa sobre el flujo sanguíneo que, en pocas palabras, les para y les pone dura la verga sino que, particularmente, la nueva pastilla actúa sobre el cerebro de las mujeres. ¿Nos para y pone duras las ideas, las fantasías? Si es así, iTremendo pajazo mental!

La noticia me cogió con los calzones abajo, porque nunca me había preguntado si acaso era yo una de esas mujeres que necesitaba tomar viagra; alguno de mis ex me dejó porque no se lo daba tan seguido, pero con otro casi pierdo el trabajo por la verraca arrechera. Entonces, ¿necesito el viagra a veces sí y a veces no?

La FDA es clara al decir que el medicamento está dirigido a mujeres cuya falta de excitación sea por motivos biológicos y por eso su acción inhibe la producción de alguna hormona y estimula la producción de otras dos. Parece ser que todas las demás mujeres, que no se arrechan por motivos psicológicos, culturales o hasta por pereza, no son de interés para la industria farmacéutica.

Algunas personas han puesto el Viagra femenino al nivel de la pastilla anticonceptiva, han hablado de cómo esto contribuye a la igualdad sexual aunque, ¡qué contradictorio resulta querer aumentar la libido femenina en una sociedad en la que el goce sexual, sigue atada a lo masculino!  Ya veremos los próximos titulares de periódico en los que el violador se justifica, ya no porque ella estaba borracha/tenía minifalda sino porque ella tomaba viagra femenino y él creyó que eso era señal de que ella quería. Ya veremos a algunas congéneres tratando de Puta a la que sólo quiere arrecharse más, con ayuda de la pastillita.

El Viagra se debe tomar a diario, porque su acción no es inmediata y todavía no han dicho si tiene alguna contraindicación con la pastilla anticonceptiva (sí, esa misma de la igualdad sexual); porque eso sí, queremos mujeres más arrechas, pero ojalá no tan embarazadas… Ah, porque el viagra femenino, además, sólo está dirigido a mujeres en edad reproductiva; la falta de libido que viene con la menopausia, tampoco es de interés para la industria: que vivan las mujeres jóvenes y arrechas.

Aplaudo la aprobación del Viagra femenino, en los casos en que la mujer considere que es necesario y le resulte útil,  aún cuando eso traiga a cuestas desmayos, náuseas, mareos, fatiga, insomnio, resequedad e la boca y hasta disminución de la presión arterial… algo así como lo que se siente después de un mal polvo, unas por otras, ¿no?.

Es así que, finalmente, sale al mercado el Viagra femenino y ya cumplieron con señalarnos sus efectos secundarios porque, aunque esos efectos fueron el causal para que en dos ocasiones no se aprobara la comercialización de la pastillita, ahora parece que no importa si nos duele, si nos incomoda, si no estamos plenamente consientes o si nos enferma, ¡bienvenida la arrechera!

Temas relacionados: