Se encuentra usted aquí

'Rápido y Furioso 7': Una emocionante y cursi despedida para Paul Walker

Por
Luis Fernando Mayolo

'Rápido y Furioso 7' se estrenó esta Semana Santa en Colombia, con la promesa de despedir solemnemente a Paul Walker y superar el camino recorrido durante tantos años. Fuimos a verla y este es nuestro veredicto.

Por: Luis Fernando Mayolo @Mayolito

Llevamos cerca de 14 años pendientes de las aventuras de Toretto, Letty, O’Conner, Mía y todos los que se han ido sumando en las seis películas anteriores. Tal vez la mejores producciones fueron la primera, la quinta y la sexta, dejando con la boca cerrada a todos aquellos que reniegan de las continuaciones en el cine.

Durante todo este tiempo crecimos con la idea de una familia que del crimen pasó a convertirse en una especie de paladines de la justicia, en un universo en donde los carros, las chicas, las balas y la música reinan a su antojo. 

Esas fueron y siguen siendo las claves del éxito de una de las sagas más longevas del cine, que película tras película busca superar sus coreografías de acción, sin olvidar que todo gira alrededor del núcleo más sagrado de la humanidad: La familia. Para lograrlo utilizan cerca de medio filme para estrechar esos lazos, declararse amor eterno y convencernos de que a pesar del paso del tiempo y las situaciones de la vida, nada podrá separarlos, en un exceso de cursilería (en el buen sentido de la expresión) que con el tiempo hemos aprendido a disfrutar.

Rápido y Furioso 7 se mantiene fiel a estos principios, por eso sus fanáticos en las salas saldrán satisfechos con un gran combo de explosiones, persecuciones, peleas cuerpo a cuerpo, pequeñas dosis de humor y una banda sonora en la que tiene cabida hasta J. Balvin con ‘Ay vamos’: “Peleamos, nos arreglamos, nos mantenemos en esas pero nos amamos” (Escuchar la banda sonora).

Publicidad