Se encuentra usted aquí

Lo bueno y lo malo de 'Pantera Negra'

Llega oooooootroo capítulo más del Universo Cinematográfico Marvel. ¿Qué tal está “Pantera Negra”?
Cortesía Cine Color Films
Cortesía Cine Color Films
Por
Nick Martínez

No se trata de otra película más de superhéroes y villanos. Para calmar las preocupaciones de los fieles seguidores de todo el mundo, Pantera Negra no se casó con el sello humorístico de Guardianes de la galaxia como sí ocurrió con Thor: Ragnarok, sino que prefirió un tono más dramático y hasta militante. La presentación de personajes, elementos y todo el contexto histórico en el que está sumergido este justiciero africano se supo aprovechar en los diferentes puntos de quiebre. Pantera Negra es una película que se aleja de lo ocurrido en Civil War y presenta a este nuevo Vengador desde cero.

Por: Nick Martínez // @NickXtatic

(Vea también: El vestuario de Black Panther: un homenaje al poder afro)

¡Y tranquilos! Pueden seguir leyendo porque aquí no habrá detalles del minuto a minuto y párrafos eternos sobre lo que es y pudo ser. Solo diremos que es una película con fuertes principios tradicionales y políticos que desencadenan en una redención personal de T’Challa (Pantera Negra) a causa de los fantasmas del pasado.

¿Qué es lo bueno y lo no tan bueno de esta película? Aquí se los enumeramos.

LO BUENO

1. El lujo, cariño y elegancia que le metieron a la banda sonora que estuvo en manos de Kendrick Lamar y contó con la producción musical del productor y compositor Ludwig Göransson, más conocido como Ludovin (socio creativo de Childish Gambino o Chance The Rapper y autor también de los soundtrack de Creed o la serie Community). La música de la película es poesía para los oídos; la atención al detalle es impecable.

2. Los personajes son creíbles, bien armados y las cosas fluyen sin que se sientan forzadas. Si bien esto debería ser una regla de oro para todas las películas, casos se han visto y sobre todo en el “género” de superhéroes. En estos tiempos de suprema corrección política, de luchas feministas, de #MeToo, hay una atmósfera equilibrada y nada se siente forzado para probar un punto de justicia social.

A su manera, la película es un llamado de atención indirecto a lo que está pasando en nuestra sociedad. La forma en que se resuelven algunos de los problemas en Pantera Negra insinúa un camino inspirador de lo que podría ser en la vida real: uso de la diplomacia, políticas de cooperación internacional, inversión en ciencia, educación y tecnología. La exclusión racial, la amenaza de una tercera guerra mundial, usar el poder para beneficio propio, la codicia y la venganza son los detonantes en esta película, situaciones que no están para nada alejadas de lo que pasa actualmente.

3. Se logró marcar la diferencia entre la tecnología de Tony Stark de Iron Man y la de Wakanda. Este punto es clave pues se supone que la ficticia metrópoli africana Wakanda es décadas más avanzada, mientras que la genialidad del filántropo playboy aún no la puede igualar… aún.

4. Los efectos visuales son una locura. Recrear toda una nación ficticia que va desde su lenguaje hasta su arquitectura es increíble; incluso los gustos y tradiciones que los nativos demuestran en los diferentes espacios de la ciudad es impresionante.

(Vea también: 7 razones que harían de Pantera Negra el superhéroe más importante de Marvel)

¿Pero acaso todo es perfecto en esta película? No, no lo es.

LO MALO

1. Si bien dijimos que los efectos que se usaron para construir Wakanda son impecables y descrestantes, en el trascurso de varias escenas y más aún al ir finalizando la película, los detalles en los trajes de Pantera Negra y el de Eric Killmonger denotaban una falta de pulcritud. Se evidenciaba mucho la tecnología del CGI (imagen generada por computadora) y esto hacía que la naturalidad en esas secuencias perdiera su gracia. Esto no es algo común de ver en las películas de Marvel, no con la capacidad de producción que hay en esta época.

2. Las escenas post–créditos. Para que lo tengan claro y no salgan corriendo apenas se acaba la película, hay dos. Y como era de esperarse, una de ellas da la introducción más que oficial (aunque ya era obvio) de este Vengador felino a Infinity War. Pero no fue algo que marcara una gran explosión de emociones, no fue más allá de lo obvio. Ya se había resuelto en teasers y tráilers anteriores.

3. Este ya es un Spoiler Alert, puede saltarse este punto si quiere.

Tal vez fue muy apresurado develar el anonimato de Wakanda por parte de T’Challa. Está bien que se quiera resolver varios tomos de cómics en una película, pero pudo haberse resuelto de una forma no tan democrática, incluso se pudo haber esperado hasta introducir a los X-Men con este universo de Vengadores. Pero bueno, #ShitHappens.

4. Aunque la construcción de la trama es buena, la motivación del villano es creíble, el mismo villano no es una caricatura infame, la acción no termina de emocionar y poner los pelos de punta. Pantera Negra es un deleite visual, es fantasía pura, es una interesante aproximación a la política actual desde la ficción de superhéroes, pero le falta ese toque que enamora del todo.

Habiendo dicho esto y si aún no están convencidos de ir a verla, les reiteramos: vale toda la pena del mundo. Hasta vale el “repitis”. Si quieren entender todo el contexto del Universo Cinematográfico de Marvel, los invitamos a ver nuestra guía definitiva para ver las series y películas en orden cronológico. No hay pierde, hay para novatos y niveles intermedios. ¿Qué más quieren?

Temas relacionados: