Se encuentra usted aquí

El estilo y la actitud no se improvisan en días de orgullo gay

Por
Redacción Shock

Coolhunting | Orgullo Gay |

Por Mayra Hernández @Mayaelectrik //Fotos por El Gato Fotógrafo @elgatofotografo

Desde Christian Dior a Yves Saint Laurent pasando por Alexander McQueen y Marc Jacobs. La mayoría de los grandes diseñadores de los últimos dos siglos han sido parte de la comunidad gay y todos unos íconos de una industria de pasarelas, glamur, modelos imposibles y flashes. Sin necesidad de ponerse los lentes de intelectual de moda, pero si con unos lentes de lectura queer, es innegable reconocer la moda como un espacio de producción cultural y creativa de la comunicad LGBTI.

Es imposible reconocer la influencia histórica que los diseñadores homosexuales han jugado en esta industria de tendencias, telas, cortes y costura; y, al mismo tiempo, el importante rol que la moda y el estilo han desempeñado dentro de la cultura gay. No en vano, el libro de culto A Queer History of Fashion: From the Closet to the Catwalk , con exhibición propia, en el Fashion Institute of Technology  de New York, se toma la molestia de explorar a fondo, la significante contribución que ha hecho la comunidad LGBTI al mundo de la moda, llegando a la conclusión de cierre que la cultura gay ha sido el centro de creación de la moda de los últimos siglos.

Pero sin ser necesariamente un docto absoluto sobre teoría de moda, es evidente que la cultura gay y sus activos militantes de la igualdad, la diversidad y  el amor gay, tienden a exudar estilo, buen gusto y, sobre todo, pasión por la moda, por el vestir con autenticidad y por las últimas tendencias. Lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, han encontrado en la moda un puente para expresar su identidad y esa sensibilidad estética que les brota por los poros, a través de la ropa e incluso el maquillaje.

El fin de semana pasado la comunidad LGBTI alrededor del mundo celebró la aprobación por parte de la Corte constitucional estadounidense del matrimonio entre parejas del mismo sexo en 50 estados. El día histórico se celebró alrededor del mundo con marchas, fiestas, fotos con el hashtag #LoveWins, e incluso con filtros de la bandera gay sobre las fotos de perfil de Facebook. Y aunque en Colombia la lucha por la igualdad de derechos de género todavía le queda tela por cortar y luchas por ganarese día coincidió con el inicio del Milk Fest en Bogotá, el primer festival de música y artes del país que celebra la diversidad y la igualdad sexual y  que se convirtió, durante tres días, en el spot de esa celebración mundial en Colombia.

Los universos creativos (arte, música, video y educación) del primer festival de género del país confluyeron en un sola celebración del orgullo gay, pero sobre todo de creatividad. Y aunque la moda no fue uno de los universos creativos oficiales del festival, no había que anunciarlo; implícita y explícitamente, la exhibición estaba garantizada por cuenta de los asistentes que fueron protagonistas de una pasarela en movimiento, adentro y fuera de la pista, en los pasillos, balcones y escaleras, en los baños, sobre la barra, el escenario y detrás de los decks. Una pasarela cargada la actitud, el estilo original y el desenfado mismo que respira la cultura gay y los que la rodean y la celebran.

Claro, si de irse de coolhunter se trata, nada más suculento que un evento cargado de toda esta celebración de la identidad a través de la creatividad al vestir por más bizarra y recargada que pueda parecer. Y que lo diga el asiduo fotógrafo de las noches bogotanas, El Gato Fotógrafo quien nos donó este registró sacado directamente de su colección nocturna y de lo que su lente captó en tres noches épicas para la comunidad LGBTI en Bogotá.

#LoveWins #LoveForFashion

Temas relacionados: