Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Entre hombres: la serie de HBO Max que nos lleva a Buenos Aires en los 90

La serie argentina está basada en una exitosa novela del mismo nombre.

Entre-hombres-HBO.jpg
La serie Entre hombres se estreno en septiembre pasado en HBO Max.
Foto: Cortesía HBO.

Año 1996. Suburbios de la zona sur de la provincia de Buenos Aires. Una época signada por los estragos de la policía que le abrió el juego al crimen y empujó a una porción de la sociedad a caerse del sistema. Ese es el escenario de Entre hombres, la nueva miniserie argentina original de HBO que estrenó completa este 26 de septiembre por la plataforma HBO Max y de forma semanal por HBO.

Basada en la novela del mismo nombre escrita por Germán Maggiori, Entre hombres sucede en un contexto social en el que la frivolidad de los poderosos aumentaba al mismo ritmo que los delitos, la marginalidad y el sentido de desprotección. En los noventa, mientras una parte de Buenos Aires comía pizza con champagne, en otros lados de la provincia, la marginalidad y la delincuencia estaban en aumento.

La trama gira en torno a una fiesta repleta de sexo y drogas en la que un crimen es cometido, lo que compromete a todos los invitados. En el camino por borrar todo rastro de evidencia, los protagonistas se verán atravesados por la venganza, la sangre y la ilegalidad.

¿Cómo se logró desde lo visual recrear esta atmósfera de hace casi 25 años en el pasado? Daniel Ortega, director de fotografía de la serie, ayuda a espiar el proceso.

Publicidad

“La fotografía de la serie tiene una búsqueda de cinematografía y de estética cruda, a veces realista otras veces estilizada o afectada, para poder transmitir los universos emocionales de los personajes, que en su mayoría están totalmente enturbiados por el uso de drogas y la violencia desmedida”, así describe Ortega el clima general que se podrá ver en los cuatro episodios de Entre hombres.

Para filmar las escenas, se utilizaron locaciones apartadas de la ciudad. El rodaje transcurrió en pleno invierno, con mucho frío y mayormente de noche. Un escenario que termina de darle forma a la mística que rodea a esta adaptación del libro de Germán Maggiori, que se convirtió en una novela de culto.

Atmósfera

  • Cada locación presentó un reto de ambientación para construir el pasado, de manera real y cinematográfica.
  • Se diseñó un patrón de color y texturas y toda la serie está bajo una luz de sodio: esa luz amarillenta y rojiza que solía iluminar las calles. También aparece un exceso de humo en las escenas para generar la atmósfera y lograr inmersión en esa historia.
  • Además – y luego de varias pruebas estéticas y técnicas antes de llegar a las conclusiones finales- se trabajó con lentes anamórficos en cámara y filtros especiales que generan una imagen más orgánica, producto de las aberraciones naturales de los lentes y su combinación con las luces y filtros.
  • Películas de Martin Scorsese, Wong Kar-Wai y David Fincher ayudaron estéticamente a encontrar el camino. También se utilizaron cuadros y pinturas de referencia, desde la pintura negra de Goya hasta los pintores flamencos del 1400.
  • Todo fue iluminado desde cero, ya que mayormente se rodó en lugares semi abandonados, a la vez que todo tenía que estar lo más libre de artificio ya que filmaban con dos stedicam con lentes angulares al mismo tiempo que no dan lugar a desprolijidades.

Vestuario

  • El vestuario desarrollado por Patricia Conta tuvo el desafío de recrear múltiples tribus urbanas de la época, como motoqueros, rollingas, gente del mundo de la cumbia, entre otros. Cada grupo de personajes es la puerta a un universo particular que se retrató desde el vestuario.

Vehículos

  • Las escenas de automóviles se hicieron combinando VFX y tomas reales. Hubo casi 100 vehículos de acción participando del rodaje, entre ellos, los más destacados: una traffic intervenida especialmente para los ladrones Mosca y Zurdo (interpretados por Nicolás Furtado y Diego Cremonesi) y un Torino, característico de los policías Garmendia y Almada (roles de Gabriel Goity y Diego Velázquez).

Armas

Publicidad

  • Las armas y disparos son protagonistas de la trama. Más de 250 armas y más de 1000 municiones participaron de la producción para construir las escenas de tiroteos. Además, se hicieron múltiples ensayos de las peleas, para aportarles violencia y verosimilitud.
🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.