Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

No importa cuánto lo repitan, 'Duro de Matar' no es una película de navidad

Es una excelente película de acción, pero no de navidad.

Duro de matar, Twentieth Century Fox (1988)
Foto por Archive Photos/Getty Images - 2012

Llegó la navidad, época de paz, amor y tiempo en familia. El ambiente comienza a verse inundado de villancicos, decoraciones y capitalismo desenfrenado.

Por: Julián Ramírez // @sir_laguna

También comienzan a popularizarse de nuevo las películas de esta época festiva. Filmes que tienen a Papá Noel como protagonista, comedias sobre reuniones familiares e historias fantásticas sobre el espíritu de la navidad. Pero algo curioso ocurre. Si preguntamos a la gente cuál es su película de navidad favorita van a responder que es una que nada tiene que ver con los temas e iconografía comunes de estas fechas. Van a decir que es Duro de Matar.

¿Qué tiene que ver esa popular e influyente película de acción protagonizada por Bruce Willis con la época navideña? Bueno, su trama ocurre en la noche de navidad y... básicamente eso es todo. ¿Es suficiente para declarar que es una película de navidad? Vamos a averiguarlo.

Duro de Matar es la historia de John McClane, un detective de policía de Nueva York que viaja a Los Ángeles el día de navidad para estar con su familia. Su matrimonio se encuentra en una etapa difícil, ya que su esposa se llevó a sus hijos al otro lado del país para aceptar un gran trabajo en contra de los deseos de su esposo. De repente, el edificio en el que se encuentra con su mujer es invadido por un grupo de supuestos terroristas que toman a todos los que se encontraban allí como rehenes, excepto a McClane, que es el único que puede enfrentarlos a pesar de encontrarse solo, cansado y descalzo.

Publicidad

Lo que sigue a continuación es una intensa serie de secuencias de acción en las que el protagonista se enfrenta uno a uno a los terroristas, busca la forma de alertar a la policía y trata de rescatar a su mujer. Mientras tanto, los villanos desarrollan poco a poco su plan maestro a pesar del inesperado visitante que podría arruinarlo todo.

No hay duda de que Duro de Matar es una gran película de acción y no nos extraña que siga encabezando las listas de las mejores películas de ese género. Lo que sí resulta curioso es verla en las listas de mejores películas navideñas de sitios como The Guardian y The Hollywood Reporter , sobre todo si miramos las obras que la acompañan.

Decir que Duro de Matar es “la mejor película de navidad” es algo que apenas se comenzó a escuchar a mediados de la década del 2000 con el auge de las redes sociales. No se supone que fuera una respuesta seria, sino irónica. Era un meme. Una forma de “hacerse el interesante” rechazando los elementos característicos de las películas de navidad porque son considerados cursis.

La pura verdad es que esta película con Bruce Willis, por más que duela aceptarlo, no es una película de navidad. ¿Cómo que no, si se desarrolla durante nochebuena? Es cierto, pero eso no significa que tenga que ser considerada ‘de navidad’. Por ejemplo, nadie dice que Iron-Man 3, Los Ángeles al Desnudo o Los Tres días del Cóndor sean películas de navidad a pesar de que se desarrollen durante la misma época. La razón es que estos filmes, igual que Duro de Matar, no le dan prioridad al tema navideño y se podrían desarrollar en cualquier otra temporada sin alterar de forma relevante sus tramas.

Duro de Matar está basada en una novela de Roderick Thorp llamada Nada dura para siempre. Es de allí que heredó la fecha en que se desarrolla. Lloyd Levin, uno de los productores, le pidió al escritor Jeb Stuart que por favor no eliminara el elemento navideño del guion, como se había planeado originalmente. La razón es que Levin quería mostrar nieve en Los Ángeles, algo que resulta bastante inusual. El resultado es la escena final de la película, en la que suena la canción Let it Snow, de Dean Martin . Da la casualidad de que esta canción suele ser considerada navideña por mucha gente a pesar de no mencionar la navidad en ningún momento. Su letra habla exclusivamente sobre un romance.

Publicidad

El problema con las verdaderas películas de navidad es que los temas considerados apropiados para estas hacen que sea muy difícil que se salgan del molde. Como ejemplo tenemos los clásicos Qué bello es vivir y Un Cuento de Navidad, basada en la novela de Charles Dickens. Estas son historias que resaltan la importancia de la época como un tiempo para estar con la familia, demostrar amor y caridad.

También hay una buena cantidad de filmes que se enfocan en la comedia y toman personajes como Papá Noel, los elfos o Jack Frost para contar aventuras familiares que tienen los mismos mensajes positivos. Incluso clásicos modernos como El Grinch, basada en el viejo cuento del Dr. Seuss, hace lo mismo. Lo más subversivo que hacen estos filmes es criticar el excesivo capitalismo asociado con la época.

Buscar “navidad” en Netflix nos da una mirada al verdadero mundo de esta clase de películas: una abrumadora mezcolanza de filmes para niños, comedias románticas y dramas con mensajes emotivos. Para bien o para mal, Duro de Matar no encaja aquí.

¿Notaron lo predominantes que son los colores verde y rojo en algunas de esas portadas? Eso es porque la iconografía navideña es otra de las prioridades de estas obras. La nieve, los árboles de navidad, trajes de Papá Noel, galletas de jengibre, villancicos y regalos tienen que ser omnipresentes o de otra forma no se van a sentir como películas de navidad.

Volvamos al film de John McTiernan. Allí vemos un árbol y algo de decoración en la fiesta del edificio Plaza Nakatomi, McClane hace una referencia a la risa de Papá Noel y comienza a nevar al final, pero eso es todo. El ambiente navideño está ausente durante prácticamente todo el filme. Esto es porque nunca pretendió pertenecer a ese género.

Publicidad

¿Quieren seguir dando una respuesta irónica a la pregunta de cuál es su película de navidad favorita? Hay muchas interesantes que resultan más apropiadas que Duro de Matar, Gremlins o El Extraño Mundo de Jack , las cuales se han convertido en respuestas comunes a esta pregunta. Por ejemplo, ¿Qué opinan de Batman Regresa? Su estética “timburtonesca” se mezcla a la perfección con los elementos decembrinos más icónicos.

También hay una buena cantidad de filmes de terror desarrollados en estas épocas que subvierten los temas y elementos visuales de la navidad para aterrar. Nosotros les presentamos algunos de ellos aquí . También hay filmes como El Regalo Prometido , protagonizado por Arnold Schwarzenegger, que a pesar de conservar el espíritu de la navidad, es muy diferente a todo lo demás y lo recordamos con mucho cariño.

Duro de Matar es una película excelente y esta es una época tan apropiada como cualquier otra para repetir la aventura de Bruce Willis en ‘la jungla de cristal’, como le dicen los amigos españoles. Pero no importa cuánto lo repitan, nunca va a ser una verdadera película de navidad y eso es, de hecho, algo bueno.

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO