Se encuentra usted aquí

¿Buscando nueva serie? David Lynch nos complace con el regreso de Twin Peaks

Vuelve la mamá de las series modernas, la responsable de las producciones que hoy nos vuelven adictos.
Por
Tranceteca

Más retorcido y encriptado que antes, más extraño que lo que hizo cuando comenzó el programa en 1990, vuelve en gran David Lynch. Ya está al aire la tercera y esperada temporada de una de las primeras series que sacudió la televisión: bienvenida de nuevo Twin Peaks.

Por: Mr.Trance* // @mrtranceseries

Desde el pasado fin de semana los nuevos episodios de Twin Peaks han visto la luz. Un regreso muy esperado para una serie de culto que no está en antena desde hace 25 años y que dejó traumatizados a fans y seguidores con el trágico final de la segunda temporada, la última hasta ahora. La famosa serie de los primeros 90, dirigida por David Lynch, ha vuelto y como era de esperar no ha dejado indiferente a nadie.

Lynch, amante de la metáfora y la vanguardia nunca ha sido muy amigo de una narrativa coherente y lineal y con los años se ha vuelto más críptico y defensor del arte por el arte. La habitación roja, la mujer del leño y el fantasma de Laura Palmer deambulan de nuevo por Netflix. Mucho ha cambiado desde que se estrenó Twin Peaks en abril de 1990 y el panorama actual es completamente diferente. Para los recién llegados, o los que no habían nacido cuando se estrenó, recapitulemos un poco.

La serie se centraba en el asesinato de Laura Palmer, en el pueblo ficticio de Twin Peaks, en Washington DC. Como consecuencia, el agente especial del FBI Dale Cooper (interpretado por Kyle Maclachlan) es enviado a investigar el crimen. Este argumento, aparentemente común a cualquier thriller, no parece nada especial. Pero detrás del proyecto estaban dos personajes muy especiales, Mark Frost y sobretodo el cineasta David Lynch. Juntos crearon un producto extraño: el thriller, la novela negra, la comedia y el suspenso se mezclaban en un relato que profundizaba en una atmósfera subjetiva y en la psicología de los personajes; la lucha entre el bien y el mal. El resultado fue una revolución. Un éxito sin precedentes. En 1990 sólo existían las “soap operas” (telenovelas) convencionales y Twin Peaks se adelantó a su tiempo y sentó las bases de la época dorada de las series que vivimos ahora: tenía una cabecera mucho más larga de lo normal, una puesta en escena cinematográfica, las tramas no se resolvían en uno o dos episodios sino que se desarrollaban en muchos capítulos y los personajes dejan de ser planos: la maldad y las bondad se mezclan dando lugar a un héroe con bastantes sombras. ¿Les suena?

Pero Twin Peaks no sólo se adelantó a nivel de contenido también fue pionera en las estrategias que hoy se conocen como transmedia. En 1990 no había internet pero la campaña de promoción de la serie se apoyó en periódicos, publicaciones y afiches que sólo citaban “Quién mató a Laura Palmer?” con la que consiguieron crear una aureola de misterio y expectativa que dio lugar a una “TwinPeaksmanía”  con una legión de fans entregados en todo el mundo. Un acontecimiento social al que ahora estamos acostumbrados con muchas series pero que a principios de los 90 era algo insólito.

Otro de los apartados únicos fue la elección de la banda sonora. Su encargado, Angelo Badalamenti, le dio a Lynch el hipnótico e inquietante tema central que ilustra a la perfección el misterio de los bosques de Twin Peaks. Una música cinematográfica, evocadora que fue un éxito en su día y ya forma parte del imaginario colectivo.

Pero el éxito de Twin Peaks no duró mucho. En el estreno de la segunda temporada, en contra de la opinión de sus creadores, el canal ABC, productora de la serie, decidió desvelar quién era el asesino de Laura Palmer y los fans fueron perdiendo interés. Esto unido a la complicada agenda de Lynch (rodaba Corazón salvaje), que le apartó de la dirección de muchos episodios, fue fatal para la serie. Fue perdiendo paulatinamente audiencia hasta que  poco más de un año después de su estreno, en junio de 1991, el canal confirmó su cancelación. A partir de entonces, la serie ha ido adquiriendo nuevos fans y seguidores gracias a sus reediciones en DVD hasta considerarse de culto. La leyenda ha ido alimentándose hasta que finalmente, en octubre de 2014, Lynch confirmó en su cuenta de Twitter que la serie regresaba.

Es mucha la expectativa y difícil contentar a todos los públicos. Desde el pasado domingo Twin Peaks ha vuelto con 18 episodios nuevos y hasta ahora, en los dos primeros emitidos, es más extraña y críptica que nunca. Puro Lynch. Al que le guste la película Terciopelo azul que no dude en verla y el quiera entender lo que pasa mejor que vea otra serie. Como en un poema de Rimbaud o un cuadro de Dalí hay que dejarse llevar; pese a todo nadie dirá que Lynch no cumple su palabra. En el último episodio de la segunda temporada Laura Palmer le decía al agente Cooper: “volveré a verlo dentro de 25 años” y así ha sido. Larga vida a Twin Peaks.

 

*Además de ser colaborador en Shock, Mr.Trance es el protagonista de una serie de animación del mismo nombre que emite Cartoon Network Latinoamérica y Señal Colombia. www.mrtrance.com