Se encuentra usted aquí

Las películas ganadoras del Óscar en este siglo: ¿Cuáles pasan la prueba?

Repasar las ganadoras más recientes del Óscar es una pasión que también puede ser futbolera.
Películas Oscars
Películas Oscars
Por
Gustavo Delvasto

Quiero que asuman que el cine al igual que el fútbol son inciensos para el alma, analgésicos para muchos malestares personales y sociales. Son pasiones que elevan el espíritu y que muchos como los llevamos en el corazón casi en iguales proporciones. Sin embargo, ¿Cómo puede ser que muchos colombianos tengan más presente quiénes se enfrentaron en la final de la Champions del 2002 disputada en Escocia, que la ganadora a Mejor película en los Óscar de ese mismo año?

Por Gustavo A. Delvasto D. // @DelvastoGustavo

Para aquellos que profesan su amor por ambas pasiones y que estaban viendo fútbol mientras El pianista era derrotada por la horrible Chicago -es a ustedes millennials que les hablo- justo ahora que deben estar interesados en la temporada de premios cinematográficos; les hago un recuento de aquellas ganadoras de Óscar que ameritan un repaso con crítica incluida y escalafón futbolístico. Si no las han visto ¡qué esperan!, las que hay que repetir hacerlo de una vez o las que simplemente deben evitar, porque al igual que, digamos, un Maradona, envejecen de forma no muy placentera a los ojos…

El escalafón que acompaña a cada una de las películas ganadoras al Óscar a Mejor película es el siguiente:

5.- Messi 2011/2012 (Su mejor temporada en cifras): Clásico del cine, que necesita constate revisión por su calidad estética y temática. Cúspide de lo una película debería ser. 

4.- Cristiano Ronaldo 2015/2016 (Su mejor temporada en títulos): Película muy buena, superior a lo habitual, que se deja ver, pero no alcanza el nivel clásico.

3.- James 2015/2016 (temporada regular en goles y asistencias): Película aceptable para premios Óscar, se deja ver, pero había mejores en su época de premios.

2.- Falcao en Chelsea (1 gol en 12 partidos): Película realmente mediocre, olvidable, se debe ver por cultura general, pero si le gustó, no citar en círculos intelectuales ni futbolísticos.

1.- Edwin Congo en Real Madrid 2001/02 (no jugó un solo partido oficial): Película que muchos no creen que ganó Óscar, completamente ajena a la calidad que supuestamente deben tener las nominadas a dicho premio.

 

2000 – American Beauty (Belleza Americana). Calificación: Ronaldo 2015/2016.

Ganó como Mejor película cuando iniciaba el siglo XXI y sorpresivamente la Academia le entregaba el Óscar a esta historia basada en la infidelidad, un protagonist muerto, se drogaba y mostraba el lado oscuro del sueño americano.  Hay que verla a pesar de que aparezca el infame Kevin Spacey. The Insider (El informante) y The Sixth Sense eran las nominadas más completas y de mejor factura. Véala si le gusto la iconoclasta The Fight Club de la misma época.

2001- Gladiador. Calificación: James 2015/2016.

Película épica con excelente actuación de Russell Crowe. De aquellas que le gustaban a nuestros padres: Batallas, honor, venganza, gladiadores. Un hombre luchando literalmente contra un imperio. De calidades técnicas indiscutibles, el maestro Ridley Scott al mando, ideas ya vistas en el cine clásico. Se deja ver. Pero eran mejores Traffic o El tigre y el dragón.

2002 – A Beautiful Mind (Una mente brillante). Calificación: Falcao en Chelsea.

Una película basada en la vida de un científico esquizofrénico, John Nash. Con sorpresas argumentales, un cruce entre la extraña brillantez y la locura, sin embargo, no se salva de los lugares comunes, especialmente en la lacrimosa y sentimental parte final. Era mejor sus rivales In the Bedroom o el Señor de los Anillos: la comunidad del anillo. Se olvida pronto.

2003 – Chicago. Calificación: Edwin Congo en Real Madrid 2001/02.

¿13 nominaciones? Increíble que este musical, con una historia que nadie recuerda, con actores sobrevalorados (Katherine Zeta Jones, Rene Zelleweger, Richard Gere) y canciones que no le llegan a los tobillos a clásicos del género, le haya ganado a grandes películas como El Pianista de Polanski, Las Horas o la segunda parte del Señor de los Anillos. Para evitar.  

2004 – Lord of the Rings: The Return of the King (El Señor de los Anillos: El retorno del Rey). Calificación: Messi 2011/2012.

Culminación de una aventura épica que revivió las esperanzas en la fantasía como forma de contar fábulas y de heroísmo necesario. Quien no lloró cuando los hobbits recibieron la ovación final. La saga pasó a la historia en taquilla y crítica. Aunque se enfrentó a otras joyas del cine como Lost In Translation, Mystic River o Master and Commander: the Far side of the World.

2005 – Million Dollar Baby (Golpes del Destino). Calificación: Ronaldo 2015/2016.

Clint Eastwood se metió a la Academia en el bolsillo con una historia de boxeo, tragedia y redención. Dura, fría, inmisericorde pero con personajes perdedores que buscaban hacer lo correcto. Grandes actuaciones. Revisitar. No olvidar en aquella época su gran rival, pero pocas posibilidades Sideways. 

2006 – Crash. Calificación: Falcao en Chelsea.

Muchos todavía la recuerdan con desprecio y resentimiento por ganarle a mil veces mejores películas como Brokeback Mountain, Munich, Good Night Good Luck o Capote. Con el tiempo este filme de historias cruzadas, anti racismo y solidaridad, ha perdido valor y muchos cuestionan su falso tono sentimental y moralista. Olvidable. 

2007 –The Departed (Los infiltrados). Calificación: Ronaldo 2015/2016.

Por fin a Martin Scorsese recibe su Óscar a Mejor director, más como complacencia que por verdaderos méritos de la cinta que funciona como oscuro thriller con excelentes interpretaciones, pero no trasciende. Fue el primer remake en ganar el gran premio. Venció a la tediosa Babel, a la sobrevalorada Pequeña Miss Sunshine, o la buena Cartas desde Iwo Jima.

2008 – No Country for Old Men (Sin lugar para los débiles). Calificación: Messi 2011/2012

Los maestros hermanos Coen lograron 4 estatuillas principales. Un thriller violento en el que sobresalía un Javier Bardem como psicópata. Como un buen vino, envejece con calidad. Dura competencia al ganarle a dos joyas del cine, Michael Clayton y There Will be Blood (Petróleo Sangriento).

2009 – Slumdog Millionaire (¿Quieres ser millonario?). Calificación: James 2015/2016.

Sin duda la mejor de las 5 nominadas (El curioso caso de Benjamin Button, The Reader, Milk y Frost vs Nixon). Ante ellas, Slumdog era el Alemania del 7-1 contra Brasil en el Mundial 2014. Una historia de Bollywood que gusta, entretiene y llega. Sin embargo al revisarla se ve demasiado impostada, cercana a la pornomiseria y hasta cursi.

2010 – The Hurt Locker (Zona de miedo). Calificación: Ronaldo 2015/2016.

Por fin premio a la maestra Kathryn Bigelow. Una nueva época, una particular película sobre la adrenalina que se siente al convivir con la guerra. También nuevas reglas para las mejores películas. Se incluyeron 10 nominadas, unas que hacían competencia en calidad a la de Bigelow, como Sector 9, A Serious Man de los Cohen, Bastardos sin gloria de Tarantino, o la bella animada Up.

2011 – The King’s Speech (El discurso del Rey). Calificación: Falcao en Chelsea.

Cinta de esquema clásico sobre un monarca tartamudo, tratado con humor y compasión, quizá demasiado ‘suavitel’ para mi gusto. Claramente la más mala de las nominadas, entre las que se encontraban buenas películas como The Social Network, Black Swan e Inception.

2012 – The Artist. Calificación: Falcao en Chelsea.

Claramente la favorita desde el comienzo por acudir a la nostalgia y la melosería. Un actor de cine mudo en decadencia y debe reencontrarse para enfrentar los nuevos tiempos junto a una actriz rival. Sin conflictos reales, ni calidad en el guión. Claramente había dos clásicos que competían con ella: Midnight in Paris y The Three of Life.

2013—Argo. Calificación: Edwin Congo en Real 2001/02.

Ben Affleck es un buen director. Esta es claramente olvidable. Agunas buenas escenas de suspenso, pero sin temática, personajes algo planos y final sin emoción ni sorpresas. Había mejores: Amour, Beasts of Southern Wild, Life of Pi, y la que debió ganar Zero Dark Thirty.

2014--12 Years a slave (12 años de esclavitud). Calificación: James 2015/2016.

A pesar de ser un tema sensible y ser estéticamente preciosa, revisándola, no aguanta el paso del tiempo. La historia de un esclavo sobreviviendo el horror, la verdad es un poco tediosa, buenas actuaciones, pero faltó trascender. Difícil decisión de ese año con rivales como Capitán Phillips, Gravity, Her o El Lobo de Wall Street.

2015—Birdman. Calificación: Ronaldo 2015/2016.

Excelente ejercicio de técnica, sin embargo, parece que con el tiempo es más forma que contenido. Difícil comerse el cuento del conflicto emocional del protagonista, a pesar de excelentes actuaciones y desarrollo. Todavía dudo si eran mejores Boyhood, la hermosa El gran hotel Budapest, Whiplash o Selma.

2016—Spotlight. Calificación: Ronaldo 2015/2016.

Muy buena película, pero como a veces pasa, otras se volvieron clásicos: Mad Max: Fury Road. De todas formas el tema del equipo de periodismo investigativo descubriendo cientos de abusos a menores tocó las fibras emocionales de todos. Sus rivales, tal vez a excepción de Mad Max, no estaban a la altura, como Revenant, Room o Brooklyn.

 2017---Moonlight. Calificación: Messi 2011/2012.

Ceremonia del Óscar polémica, pero en el ambiente se respiró una especie de justicia poética, y los dioses después de todo son compasivos con una hermosa historia de amor homosexual triste y nostálgica, bellas imágenes que se quedan con nosotros. No es poco mérito ganarle a La La Land. Aunque había otras joyas como Hell or High Water, Arrival o Manchester by the Sea.

 

Temas relacionados: 
Publicidad