Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Concierto de Bad Bunny fue objeto de un tiroteo planeado en Atlanta, según el FBI

Un hombre de Arizona habría planeado un tiroteo en un concierto de Bad Bunny con la esperanza de provocar una "guerra racial" antes de las elecciones presidenciales de noviembre, según un reporte federal.

bad-bunny-2023.jpg
Bad Bunny en el show de apertura de los Grammy latinos 2023
// Foto por: Jason Koerner-Getty Images

Un hombre de Arizona fue sido acusado de planear e intentar organizar un tiroteo masivo en un concierto deBad Bunnyen Atlanta.

Mark Adams Prieto, de 58 años, fue acusado formalmente por un jurado federal de tráfico de armas de fuego, transferencia de un arma de fuego para su uso en un crimen de odio y posesión de un arma de fuego no registrada. Esto se produce después de una investigación de meses por parte del FBI que condujo a su arresto en mayo, según confirmó la policía a Entertainment Weekly.

¿Qué buscaba el hombre que habría planeado un tiroteo en un concierto de Bad Bunny?

Prieto supuestamente ideó un plan para atacar a "los afroamericanos y otras minorías" con la esperanza de incitar una "guerra racial" antes de las elecciones presidenciales de 2024.

Publicidad

Las autoridades no confirmaron a qué concierto apuntaba Prieto, pero según la denuncia penal compartida con EW, las fechas del ataque planeado coinciden con las dos noches que Bad Bunny tenía programado actuar en el State Farm Arena en Atlanta.

¿Cómo empezó la investigación contra Prieto?

Publicidad

Según la denuncia, la investigación sobre Prieto comenzó en octubre después de que una fuente confidencial informara a agentes del FBI que Prieto había expresado su deseo de "incitar a una guerra racial" antes de las elecciones.

A finales de 2023, Prieto habría indicado interés en reclutar a otras personas para que lo ayudaran en un tiroteo masivo y preguntó a la fuente si estaban "listos para matar a un grupo de personas". Posteriormente, el FBI comenzó a vigilar a Prieto, y la fuente finalmente presentó a un agente encubierto del FBI como asociado.

El 21 de enero, Prieto le dijo a la fuente y al agente encubierto que quería que lo ayudaran a llevar a cabo un tiroteo masivo en un concierto de rap indeterminado, afirma la denuncia. Prieto, quien intercambió armas de fuego de su colección personal utilizando acuerdos solo en efectivo para evitar ser señalado por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, también discutió los tipos de armas que usarían para el ataque e hizo planes de viaje.

El 23 de marzo, en otra exhibición de armas en Arizona, Prieto le confirmó al agente encubierto que todavía estaba planeando el tiroteo, citando un par de fechas de conciertos, el 14 y 15 de mayo, en el State Farm Arena de Atlanta. Al día siguiente, vendió un AR-15 al agente encubierto por 1.000 dólares, que le aconsejó que lo utilizara para el ataque.

Publicidad

  • Publicidad