Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

"La represión ha sido muy dura con los jóvenes": Gustavo Trejos, padre de Diego Felipe Becerra

A propósito del asesinato del artista caleño Nicolás Guerrero (Flex), hablamos con el padre de Diego Felipe Becerra (el joven grafitero asesinado por un Policía en 2011), quien dirige hoy la Fundación Tripido, contra el abuso de autoridad.

Nicolas-guerrero.jpg
Nicolás Guerrero

En la madrugada del 3 de mayo, en el marco del paro nacional , Nicolás Guerrero fue asesinado por un miembro del ESMAD , según reportes de varias personas que vieron el registro de los hechos en una transmisión en vivo a través de Instagram. El joven era conocido en el mundo del graffiti como Flex.

Varias organizaciones dedicadas al Street Art lamentaron el hecho. Una de ellas fue la Fundación Tripido, fundada por Gustavo Trejos, padre de Diego Felipe Becerra, joven grafitero asesinado por la policía en 2011. En esta fundación, Gustavo incentiva el arte como agente de cambio social y reconciliación.

Tripido también incluye la Red contra el abuso a la autoridad, que reúne el trabajo de 60 organizaciones que apoyan la protesta social: hacen control de los detenidos y heridos para evitar desapariciones, e incluyen abogados que asisten jurídicamente a las víctimas.

Trejos habló con Shock sobre cómo ha registrado lo últimos días de protesta social y la estigmatización que viven cientos de jóvenes en Colombia que se dedican al Street art.

Publicidad

¿Cómo han registrado estos días de paro en términos de abuso de autoridad?

Para todos los jóvenes ha sido muy dura la represión del gobierno, también es duro ver que entidades como la Procuraduría y la Defensoría del pueblo no están haciendo la tarea. Es algo muy triste lo que está sucediendo en Cali, y muy delicado porque el abuso de autoridad es indiscriminado. En la región del Valle toda una avalancha de terror y miedo. Como muestra está la muerte de Nicolás en hechos muy confusos, la fuerza pública fue dura con los manifestantes: varios jóvenes fueron acorralados. Estaban haciendo una velatón, fue una acción pacífica.

Hay algo muy delicado sucediendo en Cali: la policía y el ejército están sacando a los defensores derechos humanos, tuvimos información de un helicóptero artillado que estuvo disparando contra la comunidad en general. El tema es delicado. Para nosotros es frustrante ver cómo se pierden vidas como las de Nicolás.

También tenemos reportes de un integrante de Vértigo Graffiti a quien lo culpan de un delito. Es un accionar muy fuerte y es algo que desde la fundación rechazamos de forma contundente. Estamos mirando qué acciones podemos tomar, por supuesto utilizando el arte como una herramienta de transformación, para que no se sigan estigmatizando a los jóvenes, que se convirtieron en el principal enemigo de la fuerza pública.

Tradicionalmente, el graffiti ha sido vinculado al vandalismo, algo que precisamente se ha criticado en las marchas recientes…

Publicidad

Hay un tema delicado que es el vandalismo. Pero, en una manifestación tan grande, con tantos policías, ¿por qué si hay vandalismo en un solo punto no hay capturados? Si la acción de la fuerza pública es por vandalismo, ¿por qué nunca se capturan a los vándalos? Si hay un accionar contra la fuerza pública dicen que todos son vándalos. Sin embargo, cuando la Policía mata a alguien dicen “no generalicen”, ¿Por qué ellos sí generalizan a todos los asistentes de la protesta? Su accionar es demencial, agreden a ciudadanos sin razón. Tengo un caso de un joven de 19 años a quien golpean, roban y maltratan. ¿Ahí quién es el vándalo? ¿Quién está atentando contra la integridad de la fuerza pública?

¿Cree que el caso de Diego Felipe sentó un precedente?

Como padres de Diego Felipe lo hemos tomado todo para construir. Hemos tenido una batalla contra la fuerza pública, toda la cúpula está involucrada en el falso positivo contra Diego Felipe. Cuando él muere, estaba pendiente una ley para regular el abuso policial, la intención era proteger a los artistas urbanos, pero era una ley bastante restrictiva. Con la Mesa Distrital de Graffiti trabajamos en conjunto para revisar el tema de protección de derechos. Debido a todo esto, las alcaldías posteriores decidieron inclinarse por la opción de murales a gran formato.

Desde la muerte de Diego, el graffiti se ha impulsado en toda la nación. Ha habido un cambio de actitud gracias a Diego Felipe: a los artistas los golpeaban y les quitaban sus instrumentos de trabajo. Aunque en algunos casos se mantiene, siento que el cambio ha sido fuerte y el graffiti ha tenido un gran impulso. Bogotá se ha convertido en una Meca del graffiti en Latinoamérica y el mundo.

¿Cómo el graffiti puede ser elemento de paz y reconciliación?

Hemos realizado varios trabaos para resignificar líderes sociales asesinados y víctimas del conflicto, en un museo al aire libre que se llamó Todas las vidas valen. Es un avance grande y ya llevamos 2 salas del museo y vamos por más. El arte urbano ha tenido un impulso muy grande y ojalá se siga haciendo un buen trabajo.

Publicidad

¿Qué viene ahora para la fundación y los artistas?

Algunos artistas hablan de empezar a pintar. Por ahora vamos a revisar acciones para llamar la atención sobre esto que no puede seguir pasando. No podemos seguir asesinado a nuestros jóvenes.

Varios están trabajando en murales de gran formato para despertar a un país indolente, en diferentes ciudades. El actuar de los jóvenes artistas es un actuar de mensaje, llamamos a la opinión pública, están matando ciudadanos todos los días y nunca nos imaginamos algo así, orquestado por el Ministro de defensa y el gobierno nacional. Nuestras acciones son pintar, trabajar murales y generar conciencia, lo que hemos venido haciendo, lo vamos a reforzar.

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.