Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Youtubers virtuales: ¿las celebridades del futuro?

En oriente los vtubers ya son una realidad. Las limitaciones de los personajes de carne y hueso están supliéndose con animaciones en tiempo real.

youtubers virtuales v tubers.jpg
Kizuna Ai, youtuber virtual
// Captura de YouTube

Pueden ser desde personajes de anime hasta avatares de la muñeca Barbie. La nueva escena de YouTube no son jóvenes exagerando sus gestos, son los “virtual youtubers”, o mejor: los Vtubers.

Por Juan Camilo Ospina Deaza

Gree una de las desarrolladoras de aplicaciones más grande de Japón. Tiene planeado invertir 88 millones de dólares en el desarrollo de talento virtual, construir estudios de animación y vender recursos para agencias. Pero así como Gree hay una fila de compañías que empiezan a invertir en el mercado de los Vtubers.

El movimiento es una apuesta a futuro. Y puede cambiar desde las formas como las marcas promocionan sus productos hasta el modo en que interactuamos con la tecnología o comprendemos las identidades en la red.

Como diría el Youtuber "The anime man":

Según investigaciones de User Local Inc., se estima que a estas alturas ya hay más de 9,000 canales de Vtubers. Los más populares son producidos por un puñado de estudios profesionales como Activ8, cada uno manejando docenas de personajes.

Publicidad

.En menos de tres años, los streamers virtuales se han transformado de una subcultura oscura a una gran empresa.

El encanto delos vtubers es que todos sabemos que no son personas reales

Kizuna Ai, uno de ellos, ahora se puede encontrar en anuncios de fideos instantáneos y gotas para los ojos; también apareció en el evento de lanzamiento del operador local SoftBank Corp., y en campañas de promoción de la Organización Nacional de Turismo de Japón.

Pero devolvámonos a lo básico.

¿Qué es un Vtuber?

Es, a grandes rasgos, una personalidad virtual. Pueden ser youtubers o live streamers que usan modelos digitales generados por herramientas de software como Live2D​ o un modelo 3D.

Aunque no son exclusivamente mujeres, por lo general son personajes femeninos. La mayoría dibujadas con proporciones típicas en el mundo del anime. Principalmente de dos tipos: mujeres voluptuosas con anatomías imposibles o el tipo loli, chicas con apariencia de niñas o de chicas jóvenes.

Publicidad

La escena de Vtubers aprovecha la facilidad con la que se puede acceder a una forma de animación llamada “mocap” o captura de movimiento, usada principalmente en el cine y los videojuegos. Funciona grabando los movimientos de personas reales para usarlos en personajes.

Hoy en día, además de los movimientos pregrabados, el mocap también se puede emplear en tiempo real. De hecho, este procedimiento no sólo lo producen las grandes empresas, sino que los individuos podrían también hacerlo desde sus propias casas.

Así fue creada, por ejemplo, la Vtuber más popular hoy por hoy: Kizuna Ai. Dependiendo de la calidad de las producciones se pueden utilizar una cámara cualquiera, un Kinect o hasta equipos más sofisticados.

Por ejemplo, Activ8 utiliza equipos de captura de movimiento de calidad de Hollywood para producir videos musicales, parodias y transmisiones de juegos casi todos los días para más de cuatro millones de suscriptores, dejando de lado el laborioso y lento proceso de la animación tradicional.

Eiji Araki, vicepresidente senior de Gree Inc., quien dirige una división especializada en Vtubers, afirmó:

“La innovación aquí está en cómo combinan gráficos por computadora en 3D en tiempo real. Captura de movimiento y sitios de transmisión de video como YouTube para crear interacciones bidireccionales con las audiencias".

Publicidad

¿Por qué están creciendo los Vtubers?

El actual boom de los Vtubers tiene varios orígenes. Japón tiene una larga historia de contenido generado por usuarios centrado en el anime, y las actuaciones de ídolos virtuales como Hatsune Miku han atraído multitudes del mundo real durante más de una década.

Podríamos decir que los avatares creados por los Vtubers son la evolución de las fotos de perfil que los amantes del anime utilizaban para relacionarse en la red. Indudablemente, este medio se nutre de toda una subcultura en el mundo del anime en las que las personas eligen "Waifus" y "Husbandos"…

Para aquellos que se están preguntando qué es una waifu y un husbando, les contamos: en el mundo del anime podría explicarse que una Waifu es la romanización de la palabra inglesa wife, que significa esposa; lo mismo sucede con la palabra husband, que es esposo.

Estos términos se utilizan para determinar que un cierto personaje de anime (manga o videojuego) es tu “esposa” o “esposo”. En pocas palabras, una waifu es un personaje por el cual, el fanático tiene sentimientos más complejos que la mera atracción “física”.

Publicidad

En este mismo sentido, plataformas de streaming como YouTube han intensificado un fenómeno social que Donald Horton y R. Richard Wohl llaman relaciones parasociales. Es decir, una relación unilateral que los usuarios de los medios forman como resultado de la exposición a las personas que ven en sus pantallas.

Todos hemos vivido esa experiencia donde nos encontramos con un Youtuber o famoso al que le tenemos estima y conocemos en detalle, pero al querer acércanos a ellos nos percatamos de que ellos no nos conocen a nosotros. Los vemos, pero no hay interacción.

Se presenta una desigualdad en la relación donde el que observa participa de los espacios del otro (podcast, videos, blogs de vida, etc.), pero el youtuber no conoce a la gran audiencia que lo observa.

A pesar que conscientemente podemos saber que no hacemos parte de esas interacciones, hay muchos formatos en YouTube que logran engañar a nuestro cerebro. Por ejemplo, el formato del blog, grabado mirando fijamente a la cara, y los podcast, suelen ser conversaciones entre amigos que nosotros escuchamos.

También podemos ver dos anclas culturales desde las cuales los Vtubers tienen su asidero: las idols y vocaloid. Las Vtubers son el intermedio entre la imagen de mujeres perfectas que emanan las idols y las figuras creadas digitalmente como Hatzune Miku.

Publicidad

A todo esto hay que agregar la importancia que tiene en Japón mantenerse anónimo en Internet. Incluso, existe todo un subgénero de pop idols que cubren sus caras. En este lado del charco hemos podido conocer esto a través de la serie Aggretsuko.

Entre los seguidores de las vtubers se ha consolidado también un subgrupo llamado “simp”. Son personas que se considera harían lo que sea por obtener la atención de una chica. Lo anterior ha significado que muchos, con el objetivo de escuchar su nombre pronunciado por una vtuber, accedan a contenido exclusivo realizando grandes pagos.

¿Quién es Kizuna Ai?

Detengámonos un momento en Kizuna Ai, la streamer más popular en Japón.

Su imagen apareció en 2016 y fue quien acuñó el término vtuber. Ella es una niña perpetuamente adolescente, anatómicamente exagerada, con calcetines con volantes hasta los muslos y una cinta rosa en el pelo.

También es un personaje completamente virtual, al que le dan vida las acciones y la voz de una actriz invisible. Takeshi Osaka, fundador de Activ8 Inc., la compañía con sede en Tokio detrás de Kizuna Ai, afirmaba que "lo que separa a los vtubers de los personajes de anime es que puedes creer que realmente existen".

Publicidad

Por primera vez se puede tener una interacción con la waifu o husbando deseada. De esta forma, los personajes animados ya no están solo confinados a los limites de las series de anime.

Es inevitable encontrar un paralelismo entre los vtubers y cómo en los últimos años se ha revivido a actores a través del mocap u hologramas. Así como en la época de los griegos había un debate por la posibilidad de diferenciar al actor del personaje, hoy en día podemos ver como los personajes pueden vivir más tiempo que las personas que los representan.

En el caso concreto de los vtubers llegamos al punto en que se puede prescindir del individuo que lo personifica, o se puede intercambiar. Es interesante lo que hizo la compañía de Kizuna Ai: bajo el argumento de mostrar sus diferentes facetas de su personalidad, hoy podemos ver diferentes versiones de Kizuna Ai con distintas voces y variadas personalidades.

Ha sido dividida bajo el argumento de lograr producir más contenido !superando las limitaciones del individuo en la producción de contenido! Así como Aquiles cantaba en La Ilíada que sería inmortal si su historia se seguía contando, hoy podemos ver que Kizuna Ai podría contestarle que ella será inmortal mientras pueda sacar más videos.

El debate frente a este fenómeno sigue abierto. Si bien los vtubers tienden a expresarse con gestos de anime, hay personas reales con las que se pueden identificar detrás de las waifus. El medio ofrece una liberación de su apariencia física que, para mujeres y hombres, puede ser objeto de un gran escrutinio en línea.

“La gente se sentirá más libre para ser ellos mismos”, dice Bunny Gif, un vtuber con orejas de conejo. El envejecimiento o el cambio de apariencia física, tan estricto y para los idols, se puede solventar manteniendo solo un avatar.

Publicidad

Los avatares aseguran que los vtubers no tengan que preocuparse por paparazis, intrusiones a su vida privada o al escrutinio de sus acciones por fuera de la cámara. Después de todo ellos no son su personaje.

A pesar de lo anterior, también hay que verle la otra cara. Pues abren la puerta a nuevas formas de cosificación de la imagen femenina/masculina, adscritas, por lo general, a los estándares absurdos del anime. Además, claro, de las cantidades astronómicas de dinero que se pueden gastar los espectadores para llamar la atención de los vtubers.

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.